Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Javier Marías asegura en 'El País Semanal' que se marcha de Soria culpando a Carlos Martínez entre otros

Actualizado 14/04/2012

Bajo el título 'Cuando una ciudad se pierde' Javier Marias asegura que se "larga de Soria con mucha pena" empujado por el "ruido de la ciudad" y por el "chaconista Carlos Martínez" que ha convertido a Soria en una "valencianización" de la ciudad.

"Por si no bastara todo esto acaba de comenzar una disparatada y descomunal obra obra justo al lado del parque (que sin duda se verá muy dañado), para construir un superfluo aparcamiento subterráneo. Existe ya uno a unos centenares de metros que está siempre medio vacio. La obra del nuevo e inutil (util sólo para destruir) se prevé que dura dos años, así que échenle tres, por lo menos, de zanjas, vallas, perforadoras, tuneladoras, lodo, polvo y árboles muertos". De esta forma narra el escritor Javier Marías lo que puede signifiar la obra de Mariano Granados para la ciudad, y es que el conocido y reconocido escrito, después de mucho años refugiado en Soria, con buena parte de su vida vinculada a la ciudad la abandona "si antes Soria era un lugar singular, docoroso y digno y con enorme encanto, ahora -cómo decirlo-, con su 'valencianización' permanente, se ha convertido en un sitio vulgar como cualquier otro".

Marías tiene palabras tanto para las fiestas de San Saturio así como para San Juan "la ciudad ha celebrado siempre unas fiestas largas, de una semana, los sanjuanes, consistentes sobre todo en la murga que las llamadas peñas endilgan a los habitantes con unas monótonas charangas. Bien, uno evitaba aparecer por allí en las fechas correspondientes. Pero en los últimos cinco años parece que los sanjuanes duren las cuatro estaciones. El pasado otoño la cosa fue notable. Vinieron las fiestas de San Saturio (patrón local), que solían ocupar dos o tres días y ahora se alargan casi siete".

Pero no sólo para actos festivos y demás tiene palabras Javier Marías, también para temas actuales como el reciente 'Museo de los Poetas' "de la de Machado y Bécquer no queda nada y maldito lo que estos poetas importan a las autoridades..."

Marías decidió hace doce años regresar a Soria tras pasar los mejores veranos de su vida en la capital. Para ello alquiló el que había sido el piso de un buen amigo de la familia y que incluso enseñó a leer a María, Heliodoro Carpintero. Según ha podido saber SoriaNoticias.com además de todos los problemas que menciona Marías en su artículo, uno de los motivos se debe al estruendo y ruido que provoca un conocido bar estilo irlandés del centro de Soria en el paseo del Espolón "sin que la policía municipal nunca se inmute..."reza Marías.

Concluye con "si una pequeña, castellana, austera, tranquila y fría ciudad se ha convertido en un espacio ruidoso, impersonal y festero...los sorianos son libres de cargarse su ciudad, yo lo soy de largarme, aunque con mucha pena".

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información