Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Jurados y peñas piden a la Subdelegación la convocatoria de una “urgente” Junta Local de Seguridad

Asistentes a la reunión en la Subdelegación.
Asistentes a la reunión en la Subdelegación.
Actualizado 11/06/2013

Jurados y peñistas han mantenido dos reuniones en la tarde de este martes 11 de junio, para poner sobre la mesa los problemas que se están generando en las jornadas previas a las fiestas de San Juan. Los encuentros han tenido lugar en el Ayuntamiento a partir de las siete de la tarde, y sesenta minutos después, en la sede del Gobierno en la ciudad.

Ante la gran controversia surgida por los controles ejercidos por la Guardia Civil en las carreteras, en lo tocante a alcoholemias y también por el Seprona en los caminos del monte Valonsadero, peñas y jurados han conseguido una nueva reunión de la Junta Local de Seguridad, para abordar la problemática surgida en las jornadas del Desencajonamiento y del Lavalenguas, donde se viene denunciando la excesiva vigilancia por parte de la Guardia Civil.

Según manifestaron desde las peñas, lo que pretenden es tranquilizar a la sociedad sobre este tema, con el fin de que los sorianos puedan disfrutar de las fiestas como lo han hecho siempre, si bien puntualizaron que transmitieron al subdelegado en funciones, Efrén Martínez, la necesidad de formalizar una reunión urgente, entre el Ayuntamiento y la Subdelegación, para apaciguar los ánimos. Estas mismas fuentes reseñaron que en la reunión previa con el alcalde, Carlos Martínez Mínguez, este les comunicó su percepción de que la vigilancia de este año no es "como en otros años; y también reseñaron que el regidor soriano había solicitado una reunión con la subdelegada del Gobierno, María José Heredia, y que esta había rehusado tal propuesta.

También indicaron que presentaron al responsable estatal la alternativa de instalar los controles de alcoholemia justo a la salida del monte, con el fin de evitar accidentes ya en las carreteras nacionales, si bien no hemos obtenido respuesta.

Ya en lo concreto a las convocatorias para concentraciones frente a la Subdelegación del Gobierno, apuntaron que no podemos decir a nadie que no se manifieste, aunque también puntualizaron que no seremos nosotros quienes pidamos los permisos, para llevar a cabo estas manifestaciones públicas, y mostraron insistentemene su voluntad de no llegar a ese punto.

Por ello, dijeron que su postura es la de dar un margen de confianza de dos días a la Subdelegación, porque no podemos esperar más ya que las fiestas están aquí ya.

VERSIÓN DE LA SUBDELEGACIÓN

Al término del encuentro, desde la Subdelegación anunciaron la celebración de una nueva Junta Local de Seguridad para la próxima semana, a la espera de cómo se desarrollará el próximo evento de La Compra este domingo, aunque también reconocieron que los nuevos métodos que el actual capitán está aplicando, han podido dar la percepción del aumento de denuncias en los controles de alcoholemia, y en la vigilancia de los caminos que atraviesan el monte, pero insistiendo en que las denuncias han sido similares que las de otros años.

Con todo, pusieron de manifiesto la existencia de una psicosis en esta polémica, y detallaron que en la fiesta del Desencajonamiento las trece denuncias impuestas en los caminos se debieron a que, desde el Ayuntamiento, no se habían retirado las señales de paso restringido a vehículos autorizados, con lo que los agentes del Seprona de la Guardia Civil procedieron a aplicar las sanciones.

Unas sanciones que ahora el alcalde de la ciudad podrá o no cursar, por ser quien tiene esta última potestad. Aquí puntualizaron que durante el Lavalenguas no se produjo ninguna denuncia en este sentido, porque sí que se había ocultado la señalización.

En cuanto a las hogueras, resaltaron que la única denuncia producida fue tras varios avisos por parte de los agentes, en un tema en el que no se debe transigir por cumplimiento de la Ley de Montes, y por la experiencia del pasado año en la Compra, con un conato de incendio que no llegó a más. En este punto, acentuaron la existencia de un bando municipal por el que se prohíbe también esta actividad, con el consiguiente riesgo para decenas de miles de personas, y habida cuenta de la necesidad de disponer de vías de evacuación para el personal antiincendios y demás servicios asistenciales.

Por último, sí que adelantaron que el camino de Pedrajas estará abierto para el tránsito de vehículos particulares así como otros que también llevan a Valonsadero.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información