Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

La Benemérita afronta el reto de mantener a la provincia como una de las más seguras del país en su 169 aniversario

Acto de aniversario de la Benemérita
Acto de aniversario de la Benemérita
Actualizado 13/05/2013

La subdelegada del Gobierno en Soria, María José Heredia, ha destacado este lunes 13 de mayo, día en el que se conmemora el 169 aniversario de la fundación de la Guardia Civil, tanto la efeméride como los resultados del esfuerzo que día a día realizan los guardias civiles en Soria.

En un acto celebrado en la Comandancia de la Guardia Civil en la ciudad, la representante del Gobierno de España en la provincia señaló que, nos preciamos de vivir en una de las provincias más seguras de España. Pudiera parecer que es fácil mantener la tranquilidad en la apacible Soria, en la despoblada Soria. Pero precisamente ahí radica la dificultad. No me cansaré de decir que es imposible vigilar permanentemente todos los rincones de una provincia de 11.000 kilómetros cuadrados y 513 núcleos de población con esta plantilla ni con diez veces más efectivos. La situación de nuestros pueblos, muchos de ellos completamente deshabitados, hace que los delincuentes puedan actuar en muchos lugares casi con total impunidad.

Así, Heredia repasó las últimas cifras de delincuencia para asegurar que pese a estas dificultades, nuestras Fuerzas y Cuerpos para la Seguridad del Estado, y aquí incluyo también al Cuerpo Nacional de Policía, mantienen a Soria entre las provincias con menos tasa de delincuencia del país. Pero no sólo eso. Están consiguiendo incluso mejorar las estadísticas. En el primer trimestre del año, hemos sufrido 580 infracciones penales, un 15,5% menos que en 2012. Es más, los delitos que han registrado una mayor disminución son aquellos que generan más inseguridad ciudadana. La delincuencia violenta ha bajado un 24% y los robos con fuerza, un 22% ciento.

En el ámbito rural en el primer trimestre de 2013, el descenso de delitos de este tipo también se cifró en el 22%. Un dato que merece nuestro reconocimiento y agradecimiento hacia el medio millar de guardias civiles que prestan su abnegado servicio a todos los sorianos.

Igualmente destacó otros aspectos de la labor de la Benemérita porque no seríamos justos si, al valorar el trabajo de la Guardia Civil, analizásemos únicamente las cifras de delincuencia, puesto que su capa protectora abarca otros muchos ámbitos de nuestra seguridad. No en vano, por sus servicios de auxilio y ayuda a la población en el día y a día y, por supuesto, ante catástrofes o desgracias, adquirió el título de Benemérita en 1929.

De esta manera, mencionó las labores realizadas en accidentes de tráfico, o de trabajo, en incendios, cuando se extravía algún excursionista y cuando alguien debe ser rescatado. Situaciones que entrañan riesgo para las personas y en las cuales la primera en llegar es la Guardia Civil. Los sorianos lo sabemos y lo valoramos. Por eso es una institución tan querida y tan respetada en esta provincia.

Heredia ha pidió también la colaboración ciudadana porque es básica, dadas las particularidades de esta provincia, para prevenir los delitos o para esclarecerlos si llegan a producirse. Una llamada rápida ante cualquier sospecha es más eficaz que muchas horas de patrulla. Además, si así lo hacemos, aumentará esa sana y respetuosa relación de confianza y hasta complicidad que debe existir entre los ciudadanos y la Guardia Civil.

Por último agradeció la labor del teniente coronel José Manuel Santiago, que acaba de pasar, por imperativo de la edad, a la situación de reserva. De él ha dicho que es un reflejo de las principales características que definen no ya a un Guardia Civil sino a una gran persona: Vocación de servicio a los demás, prudencia, constancia, lealtad, humildad... Pero, por encima de todo, el Teniente Coronel Santiago es, como decía Machado, en el buen sentido de la palabra, bueno, dijo.

EL HONOR, LA PRINCIPAL DIVISA

Por su parte, el comandante jefe Interino de la Comandancia, José García Boluda, destacó en su intervención la importancia de la Cartilla del Guardia Civil que estableció la doctrina del Cuerpo. Es un código deontológico que pretende dotar a sus componentes de un profundo concepto moral, sentido de la honradez y seriedad en el servicio, presidida por su artículo más famoso donde se lee: el honor es la principal divisa del guardia civil; debe, por consiguiente, conservarlo sin mancha. Una vez perdido, no se recobra jamás.

Así mismo enfatizó que lo que realmente da sentido a la Guardia Civil es el cumplimiento de las misiones para las que fue fundada, y que esta misión siempre estará por encima de cualquier interés particular, el servicio a España y a los españoles siempre será una exigencia no negociable.

Igualmente indicó que ya desde el principio, y como en la actualidad, este cuerpo debía cumplir este compromiso, independientemente de la forma política que el país quisiera adoptar, y desde entonces, ha mantenido siempre un estilo de actuación que no ha variado a lo largo de los años, trabaja siempre, desde la obediencia y el respeto al Gobierno legítimamente constituido.

El acto, que concluyó con el canto del himno de la Guardia Civil, sirvió también para condecorar con la Cruz del Mérito con distintivo Blanco al teniente Santiago Rodríguez, al sargento primero Jesús Alejandro Rey, al agente David Derecho y con un diploma a Manuel Cavillo, que pasa a situación de retirado.

Galería

El agente Cavillo tras recibir su diploma
El agente Cavillo tras recibir su diploma
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información