Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

La Junta incoa 40 expedientes de consumo y realiza 363 inspecciones de consumo durante 2011 en Soria

Manuel López y Carmen López
Manuel López y Carmen López
Actualizado 16/05/2012

La Junta de Castilla y León, en el año 2011, incoó 40 expedientes por parte de la Sección de Consumo, de los cuales 7 estuvieron relacionados con la vivienda, por fraude en la garantía o reparación; 3 con el sector de la telefonía; 2 con publicidad falsa; 1 en relación a productos dietéticos; y 27 tuvieron otro tipo de causa como falta de publicidad y precios P.V.P., carencia de hojas de reclamaciones o errores en la identificación de datos de etiquetado.

Asimismo, los inspectores de Consumo de la Junta de Castilla y León en Soria realizaron 362 actuaciones de inspección durante el 2011. De ellas, 108 fueron por denuncias, 112 por alguna campaña de inspección, 75 por redes de alerta y 67 por control sistemático de mercado. En cuanto al tipo de actuación, 317 fueron una inspección; 33 una toma de muestras; en 10 casos se produjo una retirada del mercado; y en 2 una inmovilización cautelar.

En cuanto a las campañas realizadas, están las de etiquetado de patatas de consumo, etiquetado y composición de productos light, campaña de rebajas verano, rebajas de invierno, de inspección de chalecos de alta visibilidad, de inspección de animales de compañía y sus productos, de productos de marroquinería y artículos de viajes, etiquetado de productos informáticos, información en páginas web, etiquetado y garantía de muebles, y la campaña de Navidad.

Respecto a las reclamaciones y denuncias recibidas, fueron un total de 203 durante el 2011, 127 en servicios, 70 por productos industriales y 6 por productos alimenticios. Por otro lado, desde la Sección de Consumo se han tramitado 350 redes de alerta, tanto europeas como nacionales, de productos que tras su análisis se ha comprobado que presentan defectos que pudieron causar riesgos físicos en los consumidores. Entre los productos más alertados se encuentran los artículos para niños (juguetes, artículos de puericultura, etc.), aparatos eléctricos y de iluminación, pequeños electrodomésticos y artículos de broma.

El delegado territorial, Manuel López, inauguró la tarde del martes 15 de mayo las XXV Jornadas Provinciales de Formación e Información al Consumidor, organizadas por la Asociación Provincial de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios Numancia de Soria, con el patrocinio de la Junta de Castilla y León. Las jornadas se celebran los martes del mes de mayo, los días 15, 22 y 29, en el salón de actos del Servicio Territorial de Cultura.

Manuel López destacó la labor fundamental en relación con la protección de los legítimos intereses de los consumidores que llevan a cabo entidades como la asociación Numancia. Por ello, desde la Junta de Castilla y León se fomenta el asociacionismo de consumidores y usuarios como cauce adecuado de representación, consulta, participación y ejercicio efectivo de sus derechos. Estas entidades son instrumentos fundamentales para que los consumidores tengan audiencia y participación en aquellas cuestiones que pudiesen afectarles. De este modo, ha resumido el delegado territorial, estas asociaciones adquieren una importante dimensión institucional dentro del sistema económico actual.

El papel que desarrollan asociaciones como la provincial Numancia en Soria no se limita a la defensa del consumidor simplemente como comprador o usuario, sino que su actuación es mucho más completa y se extiende a la defensa de intereses más generales, ha recordado Manuel López. Es de destacar la implicación de estas agrupaciones en problemas sociales como la protección ambiental, el desarrollo sostenible, la responsabilidad de las empresas y el ejercicio del comercio dentro de los límites de la legalidad vigente. En consonancia con todo ello, la defensa del consumidor o usuario constituye uno de los pilares básicos en los que la Junta de Castilla y León regula el desarrollo de las competencias en materia de consumo, las cuales se llevan a cabo por parte de la Delegación Territorial, a través del Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo.

El delegado territorial recordó, en su presentación, que la Junta de Castilla y León reforzará durante esta legislatura sus actuaciones en materia de defensa del consumidor. De forma primordial, se pretende mejorar la formación como un proceso permanente, cuya finalidad es aportar elementos informativos que posibiliten la construcción de una sociedad de consumo cada vez más justa, solidaria y responsable, capaz de contribuir a mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. Se realizarán también actuaciones relativas a la protección de los consumidores y usuarios en el ámbito del comercio electrónico y las telecomunicaciones, así como la potenciación del Arbitraje de Consumo. La Junta busca la ampliación del número de empresas adheridas, como medio rápido, gratuito y eficaz de resolución de controversias, y el desarrollo de un sistema integral de reclamaciones por internet en materia de consumo, que permita una resolución más rápida y eficiente de las mismas.

El contenido de estas jornadas contribuirá, sin ninguna duda, a la mejora de la formación e información necesarias para llevar a cabo un consumo responsable y poder exigir las garantías necesarias en el desarrollo del mismo, ha afirmado Manuel López. Tras la inauguración, dos técnicos de consumo en la OMIC de Valladolid realizaron una presentación sobre los productos milagro. Como recordó el delegado territorial durante su presentación, se trata de la denominación aplicable a productos alimenticios con pretendida finalidad sanitaria y que, en ciertos casos, pueden suponer un riesgo para la salud de los consumidores y usuarios. Algunos productos suponen un posible fraude para los consumidores, al utilizar mensajes o referencias con apariencia sanitaria, médica, farmacéutica o preventiva que no se corresponde con la realidad, dando lugar a una información defectuosa y a una publicidad falsa.

El Real Decreto 1907/1996 ordena el control de la publicidad, prohíbe los remedios secretos, limita la publicidad que sugiere propiedades adelgazantes que pretenda aportar testimonios de sanitarios o personas famosas, que utilicen términos como natural, que sugieran que su uso mejora el rendimiento físico, psíquico, deportivo o sexual, que pretenda sustituir la utilidad de medicamentos y en general que atribuyan efectos preventivos o terapéuticos específicos, sin estar respaldados por pruebas técnicas. Se pretende poner fin a la publicidad engañosa que se realiza de estos productos que tan en auge parecen estar en la sociedad del siglo XXI, velando por la veracidad de la información y prohibiendo a los medios de comunicación la admisión de la publicidad con estas pretensiones, ha explicado Manuel López.

El próximo miércoles, día 22, se abordarán los aspectos psicológicos en relación con el consumo, que resultan interesantes a fin de poder dar respuesta a preguntas sobre qué provoca la decisión de compra. El día 29, último día de esta edición, las jornadas analizarán el etiquetado y la publicidad de los complementos alimenticios. La clausura correrá a cargo de la jefa del Servicio Territorial de Industria, Comercio y Consumo, Araceli Conde.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información