Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

La siniestralidad laboral se reduce en Soria un 16%

Actualizado 06/02/2012

Los datos oficiales comunicados por la Oficina Territorial de Trabajo de Castilla y León en Soria sobre la siniestralidad laboral del año 2011 arrojan un descenso respecto a 2010 del 16,27% en el número de accidentes en nuestra provincia; 1,31 puntos más que en la Comunidad donde la siniestralidad descendió un 14,96 %. Así en Soria en 2011 se produjeron 1168 accidentes frente a los 1395 de 2010, afectando este descenso a todos los sectores. En el sector agrario disminuyeron un 25,4% (de 122 a 91), en industria un 20,90% (de 531 a 420), en construcción un 20,38% (de 265 a 211) y en el sector servicios un 6,5% (de 477 a 446). Incluso los accidentes in itinere que estaban en un continuo ascenso también disminuyeron pasando de 117 en 2010 a 86 en 2011, por tanto registrándose en datos porcentuales un 26,5% menos.

Por otro lado, de las estadísticas en estudio hay datos nada positivos, como es el incremento de accidentes mortales que se eleva de 0 en 2010 a 5 en 2011, pero es importante reflexionar y analizar las causas de dichos accidentes y es que de los 5 accidentes mortales registrados en Soria en 2011, 3 fueron derivados de infartos y 2 fueron accidentes de tráfico al ir o volver del trabajo. En estos casos no puede responsabilizarse al empresario de la incorrecta gestión preventiva, del incumplimiento de normativa o de las malas condiciones laborales. Por ello desde FOES se insiste en que no se puede hablar de cifras sin profundizar en las causas, porque pueden provocar importantes confusiones en este sentido. Asimismo tampoco puede responsabilizarse al empresario del ascenso de enfermedades profesionales porque también existen más causas, ajenas al propio trabajo, como la existencia de una mayor sensibilización de las personas a productos, al igual que puede ocurrir con las alergias ajenas al trabajo y un mayor control del registro de las mismas al usar el sistema de comunicación informático (CEPROSS).

Todos estos datos se basan en las comparativas acumuladas a diciembre de los dos últimos años. Si nos remitimos al pasado mes de diciembre, de nuevo se puede observar como el total de accidentes ha disminuido en un 17,27%, incluyendo todas las ramas, a excepción del agrario que casualmente es donde más autónomos existen (autónomos, sin trabajadores contratados), por lo que de ninguna forma se puede pensar que el empresario autónomo no cumple con la Ley de Prevención deRiesgos.

Los accidentes in itinere continúan disminuyendo en un 45,45% y también, en este caso, se ha reducido el número de accidentes sin baja en algo más de un 3%, lo que ayuda a evitar comentarios como miedo a coger bajas, modo de esconder accidentes con bajas o similares. Así se ha pasado de 356 accidentes en 2010 a 324 en 2011, casi un 9% menos, destacando además que las enfermedades profesionales prácticamente se mantienen. A pesar, de estos datos, desde FOES siempre se ha defendido que lo más importante en cuanto estadísticas en materia preventiva es el tratamiento del índice de incidencia, puesto que es el verdadero indicador de la evolución de la siniestralidad porque no entiende de crisis, de paro, etc.y únicamente tiene en cuenta trabajadores y accidentes de los mismos; es decir, se trata de un índice totalmente objetivo. Una vez más volvemos a defender esto y al observar los diagramas comparativos entre los últimos 12 meses, se observa reflejado por sectores que el índice de incidencia en este caso ha descendido en todos, agrario (23%), industria(19,7%), construcción (18,39%) y servicios (6,9%), por lo que se mantiene ese optimismo arrastrado últimamente, y se constata con datos, que cada vez más las empresas cumplen con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que la prevención se está integrando en la gestión diaria de cada empresa y que, a pesar de los momentos difíciles que atraviesa cada sector, en cada uno de ellos se cuidan las condiciones laborales.

Estos datos animan a seguir trabajando en esta línea, así en este sentido, desde FOES a través de su Departamento de Prevención, se asesora de modo permanente a las pymes y autónomos a través de consultas y visitas in situ con el objetivo claro de que siga disminuyendo la siniestralidad laboral en las empresas de nuestra provincia. Además esta mejora continua del cumplimiento de la Ley de Prevención y de las condiciones laborales de las que disponen los trabajadores viene avalado por las 0 infracciones detectadas en las 124 inspecciones en materia preventiva que la Inspección de Trabajo realizó durante este mes de diciembre en estudio, centradas sobre todo en condiciones de seguridad en lugares de trabajo, medios de protección personal, formación e información a los trabajadores y vigilancia de la salud, destacando que 100 de ellas estuvieron centradas en el sector construcción.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información