Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Lamentan la “satisfacción” municipal por el funcionamiento de la Escuela Infantil

Actualizado 13/05/2013

La Unión Sindical Obrera, USO, ha manifestado públicamente este lunes 13 de mayo, que la guardería municipal fue un servicio público que fue paradigma de la educación infantil en Soria para niños de cero a tres años y que, una vez entregado a la gestión integral privada, ha pasado de educar a 41 niños y niñas (con lista de espera) a una horquilla que, a lo largo de este ejercicio ha oscilado entre uno y cinco, algo que va radicalmente en contra del necesario proceso de socialización que debe encuadrar el despertar educativo de nuestros niños y sobre el que ya debieran haber actuado de oficio las Administraciones competentes. Han evidenciado así la satisfacción municipal en lo que han considerado como un despropósito municipal sin que tampoco se den opciones de futuro para las empleadas despedidas.

Por tal motivo, han recordado al Ayuntamiento que pese a su propaganda como presunto motor económico y promotor de todo tipo de empleo, tiene todavía en su debe la destrucción de ocho puestos de trabajo, ocupados íntegramente por mujeres que, en la actual situación, ven imposibilitado su derecho a defender su futuro laboral.

Un futuro que aseguraron depende de la propia viabilidad de la Escuela Infantil Municipal, en la cual nadie parece interesado en fomentar, ignoramos con qué intereses, a tenor de las informaciones que en materia de obligaciones sociales han trascendido y que podrían tener su recorrido a nivel de presuntos incumplimientos de determinados requisitos, exigidos en el propio pliego de concesión.

Así, indicaron que ocho mujeres, merced a la sensibilidad municipal han perdido sus puestos de trabajo. Un evidente debe que el sindicato propone tengan encaje en ese previsto Plan de Empleo, dotado presuntamente con un millón de euros y que el Ayuntamiento dice estar negociando con distintos agentes sociales.

Aquí, denunciaron que el Consistorio capitalino se ha abstenido de informar a la USO, pese a su solicitud expresa y a representar a trabajadores municipales que están siendo, no beneficiarios, sino víctimas de ese plan, que en algún caso puede suponer recortes salariales en cómputo anual que pueden alcanzar un 30% de sus retribuciones brutas.

A juicio de USO y pese a las excusas del recurrente Plan de Ajuste es indefendible que el Ayuntamiento ni haga ni exija hacer a la empresa adjudicataria una campaña de promoción de la propia escuela infantil municipal, que para llegar a buen fin debiera haber puesto ya en marcha, al objeto de garantizar la viabilidad de la misma para el próximo curso 2013-2014.

Para el sindicato, el Ayuntamiento ha hecho un ejercicio de auténtica dilapidación de caudales públicos, merced a una gestión desastrosa y atropellada en el tiempo, respecto al cambio de modelo de gestión, que ha multiplicado exponencialmente el gasto público por usuario de esta instalación, durante tiempo abierta para atender a un único niño.

Un modelo de gestión que, frente a la presunta defensa de lo público, ha apostado decididamente por poner en manos privadas un patrimonio de todos, cuya defensa sumó más de 1.300 firmas de sorianos, tras unas fundamentadas alegaciones que terminaron en el cubo de la basura. También reseñaron que la forma de llevar este asunto por parte de los responsables municipales, concretamente por la responsable del área de Servicios Sociales, Ana Alegre, está atentando incluso contra la libre competencia, al poner este servicio en manos de una empresa, de conocida trayectoria y cuestionada solvencia, más preocupada del éxito de su negocio original y que, con la aparente aquiescencia municipal, parece decidida a condenar al fracaso a su propia Escuela Infantil, algo que de concretarse para el próximo curso deberá saldarse con ceses o dimisiones de concejales del Grupo Municipal de Gobierno.

Por último, exigieron al Ayuntamiento que sea parte activa en la viabilidad de la Escuela Infantil, incidiendo en que se debe de llevar a cabo un seguimiento exhaustivo sobre el cumplimiento de las obligaciones del pliego de concesión, que no puede ser ajeno al objetivo de proponer una oferta municipal educativa de calidad, algo que a la vista de la confianza que ha generado, la actual concesionaria no está logrando, en evidente perjuicio de la propia institución municipal y de los potenciales usuarios de este servicio.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información