Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Las emisiones de CO2 se han reducido 400 kilos por habitante en la capital, según el concejal de Medio Ambiente Javier Antón

Actualizado 24/10/2012

Las emisiones de CO2 en la ciudad de Soria se han reducido en 400 kilos por habitante en este año 2012 según ha asegurado este miércoles el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento, Javier Antón. Un descenso que ha achacado al desarrollo del proyecto Life CO20 que lleva desarrollándose desde hace cuatro años y que tendrá su continuidad con otro de similares características, el People CO20.

El concejal ha señalado que en la bajada se han dado diversos factores, entre los que ha admitido la crisis económica, si bien ha señalado que en el Consistorio ha aplicado un plan de modernización de las infraestructuras municipales, siendo que se han reducido las emisiones en Parques y Jardines en un 47% respecto a 2010 al sustituirse la caldera de gasóleo. Otros ámbitos del estudio recogen que desde 2010 hasta este año, el uso de la bicicleta se ha duplicado, y se ha bajado en tres puntos porcentuales el uso de vehículos a motor en el casco urbano de la ciudad. Otro dato significativo es el del aumento del número de peatones, que también ha subido tres puntos.

En cuanto al proyecto People, Antón ha avanzado que los vecinos podrán evaluar los consumos domésticos a través de Internet una ecoauditoría por la que se podrán lograr ahorros de energía interesantes, ha explicado, reseñando la dirección de Internet http://co2cero.soria.es/ para este fin. Sin embargo, también ha presentado la opción para que los usuarios puedan solicitar los servicios de personal especializado en la materia y poder realizar un estudio sobre sus viviendas, comercios o empresas, según el caso. A tal fin deberán solicitar en el departamento Medio Ambiente del Ayuntamiento una cita por este motivo.

Por otro lado, Antón ha señalado que el gasto energético de los colegios públicos de la capital tienen unas diferencias notables de unos a otros, cifrando que el gasto medio por alumno de un centro a otro puede variar en torno a los 50 euros al año. Una situación que el Ayuntamiento trata de paliar, con lo que solicitará a la Junta de Castilla y León, titular de dichas infraestructuras educativas la realización de inversiones para reducir el gasto energético de las calefacciones de los colegios. En este sentido también ha apuntado a la necesidad de concienciación no sólo de la comunidad educativa sino también en el ámbito familiar para reducir estos consumos que costea el municipio.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información