Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Las familias exigen al Ayuntamiento que no eche ‘balones fuera’ en el tema de la gestión de la guardería municipal

Actualizado 29/04/2012

Las familias afectadas por los nuevos cambios de gestión en la residencia municipal de Soria, que plantea el Ayuntamiento, exigen que el equipo de gobierno socialista asuma su responsabilidad, y no eche balones fuera hacia la administración regional, como ha hecho la concejala Ana Alegre.

Recientemente, recuerda el colectivo de padres usuarios de los servicios de la Escuela Infantil Municipal, se presentó ante el Ayuntamiento de Soria un documento que, avalado por 1309 firmas, reclamaba la gestión pública de este servicio, así como la continuidad de sus trabajadoras, en entredicho a la vista del pliego de condiciones aprobado para la licitación de la futura gestión privada de esta Escuela para niños y niñas de cero a tres años.

Desde la portavocía de este colectivo, han sido acogidas con desencanto las declaraciones de la concejal delegada, Ana Alegre, sugiriendo que las firmas presentadas ante el Ayuntamiento se debían haber dirigido a la ventanilla de la Junta, como Administración "competente" de la que hasta ahora conocían como Escuela Infantil Municipal.

Repasada la profusa hemeroteca sobre el tema, donde el Ayuntamiento hacía gala de su propia Escuela Infantil, para los padres y madres afectados y con independencia de las correspondientes competencias, la actitud de la concejal, echando balones fuera cuando el nuevo pliego acaba de ser tramitado por el propio Ayuntamiento, es un recurso contrario al propio sentido común que pretende eludir una posible solución a sus demandas en defensa de lo público que, sorprendentemente, son desestimadas por un gobierno municipal presuntamente proclive a este modelo de gestión, señalan los afectados.

Para las familias, causa sorpresa que, en palabras de Ana Alegre, la imposición del denominado Plan de Ajuste tenga un componente "positivo", en cuanto a que pese al importante recorte económico que conlleva ,"permite mejorar todos los servicios de la Concejalía", algo poco creíble y que tienen claro que no va a ocurrir en lo que afecta a los servicios de la Escuela Infantil, que se pretende entregar a la explotación privada pura y dura y que pugnará por esta concesión sobre la base principal de rebajar el cobro del servicio, lo que puede transformar un verdadero centro educativo en un sitio que vaya poco más allá de poder dejar a los niños.

Los afectados confían en poder discutir con los responsables municipales sus propuestas, avaladas por la "participación ciudadana, la misma que el Ayuntamiento parece interesado en promover. Los padres temen que el Ayuntamiento tenga ya decidido dar la espalda a una iniciativa que, pese a sus modestos fines, ha conseguido el aval de más de 1300 ciudadanos, circunstancia inédita en la ciudad de Soria y de la que los gestores municipales deberían tomar nota.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información