Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Las obras de aguas en el castillo sacan a la superficie una calzada medieval y distintos utensilios de la época

Vía medieval del castillo
Vía medieval del castillo
Actualizado 18/01/2012

Se acerca la recta final de las obras en la tubería del Castillo, una intervención con un presupuesto de 600.000 euros y que permite sustituir la vieja canalización de borna desde la que se reparte agua a toda la ciudad. Tras ejecutarse el 50% de la obra, la intervención encara ahora el último tramo de 200 metros que unirá el depósito con la canalización general saltando el último desnivel. Las catas arqueológicas realizadas han desvelado la aparición de restos que deberán ser analizados y documentados antes de proseguir con la ejecución y, a su vez, determinar cuál será la mejor alternativa. Además, ya han aparecido restos como vasijas y demás utensilios de época medieval que han sido trasladados para su análisis.

Desde el Ayuntamiento se ha remitido un informe de los técnicos que llevan a cabo el seguimiento arqueológico a Patrimonio para ver si la propuesta trasladada es la más conveniente para proseguir con la obra. Javier Antón explicó que inicialmente se propone ajustar la tubería al contorno y cimientos del depósito para aprovechar el movimiento de tierra ya realizado y después tomar la decisión de cuál es el lugar de la muralla idóneo para pasar equilibrando el interés arqueológico con la solución técnica más adecuada. La diferencia de cota tan alta también complica la intervención.

Antón indicó que la obra está ejecutada al 50% y ahora se encuentra en su última fase que pasa por conectar los depósitos del Castillo, {que a su vez se abastecen del situado en el Bellosillo}, con la tubería general a partir de la cual se suministra agua a toda la ciudad. Al encarar esta actuación final por parte de la empresa Aljama y con el consiguiente seguimiento arqueológico, se han encontrado restos, entre ellos una calzada medieval en perfecto estado, que deben ser documentados para poder elegir la alternativa, que técnica y patrimonialmente, sea mejor. En estas catas es en las que se han hallado restos arqueológicos que deben ser analizados para, según explica Javier Antón, tomar la decisión de actuar donde menos se dañe. Actualmente los cinco puntos de trabajo de la ciudad están ya realizados cortando los suministros de esta tubería, se ha reducido la presión en Santa Bárbara y sólo resta acometer este último tramo de 200 metros y tapar las zanjas y asfalto.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información