Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

La construcción del nuevo mercado podría comenzar en quince días

Mínguez con las arquitectos municipales.
Mínguez con las arquitectos municipales. / SN
Actualizado 31/10/2013 23:12:14

La Junta de Gobierno Local da luz verde al proyecto del nuevo edificio en la plaza de Bernardo Robles si bien se deben subsanar algunas modificaciones a instancias de los técnicos municipales.

El nuevo mercado de la plaza de Bernardo Robles comenzará a ser construido en un plazo de quince días ó un mes, una vez que el Ayuntamiento ha dado el visto bueno en la Junta de Gobierno Local al proyecto de edificación. Ahora se está a falta de notificar el acuerdo a la empresa adjudicataria, Ogmios, la firma del acta de replanteo y la subsanación de algunas modificaciones que han reseñado los técnicos del Ayuntamiento.

La inversión prevista para esta obra es de 5,9 millones de euros y el plazo de ejecución es de 17 meses, un tiempo suficiente según el alcalde de Soria, Carlos Martínez Mínguez para poder llevarla a cabo habida cuenta de que está financiada con fondos europeos.

En lo que el regidor ha calificado como la “actuación más importante de revitalización del centro” que la ciudad ha vivido en muchos lustros, las labores de construcción darán comienzo una vez concluyan las labores de desescombro del antiguo edificio que databa de 1914, algo que podría darse este mismo fin de semana, según Mínguez. El proyecto supondrá la dinamización del comercio en la zona “en un pilar socioeconómico fundamental para la ciudad” lo que supondrá “un empujón definitivo” para el sector.

En esta primera fase, se recuperará una superficie construida del propio mercado de 4.544 metros cuadrados además de otros 4.383 de aparcamiento, con dos pisos de sótanos, además de planta baja, primera y cubierta en el inmueble propiamente. El alcalde también ha explicado que la zona comercial se entiende “como un todo para buscar sinergias como reclamo y zona de influencia y por ello se actuará en todo el entorno del inmueble.

“Aprovechamos para recuperar todo este espacio colindante y por eso la actuación en superficie afecta a toda la zona anexa con 10.347 metros cuadrados como superficie de intervención, 9.217 de nuevos metros peatonales llegando a calle Doctrina, Bernado Robles, Condes de Lérida, San Miguel de Montenegro, entorno de Santo Domingo y Arco de los Condes de Gómara”, ha explicado Mínguez, en una zona peatonal compartida para facilitar el acceso a garajes, carga y descarga y situaciones especiales con banda de rodadura.

La arquitecto municipal Beatriz Carro ha explicado que es un “proyecto de ejecución que da continuidad al proyecto básico manteniendo la imagen rotunda del prisma emergente que parte de Bernardo Robles con las dos plantas propuestas y respetando el volumen existente del mercado ya demolido”. También se mantienen las lamas exteriores de la fachada que se realizarán de granito. Estos elementos verticales ayudan a entender el edificio de manera unitaria y dar continuidad al pavimento. Bajo rasante se realizan las conexiones pertinentes con la calle Doctrina con 124 plazas de aparcamiento (48 y 50 respecto a la calle Doctrina). También se mantienen los 25 puestos de los que 17 se ubicarán en la planta baja para el mercado de frescos. En la planta primera se ubicarán otros ocho puestos con distintos servicios que unen mercado y ocio. El proyecto mantiene la idea original con una estructura colgada del forjado de cubierta sin pilares en la plata baja lo que hace que quede diáfano siendo cada puesto el propio mobiliario. Cada puesto comercial tendrá 13 metros cuadrados. Se mantiene además la comunicación con el solar anexo tanto la visual con el edificio colindante como la física a través de la pasarela. Igualmente se contempla un supermercado de 1.250 metros cuadrados que se convierta en un complemento de reclamo de clientes y movimiento.

Por su parte, su homóloga María Heras, ha detallado el cuidado interior del nuevo edificio en consonancia con el diseño exterior. “Las prestaciones de los puestos no tienen nada que ver con lo anterior y es uno de los aspectos que se supervisó de forma exhaustiva en las plicas. Se presentan mostradores específicos para contenidos, con acabados impecables y acordes a la geometría del edificio. La propia cartelería está diseñada con chapa microperforada, así como una cuidada iluminación y la instalación de todos los recursos que se puedan necesitar y que están acordes al diseño contemporáneo”.

Mínguez ha indicado también que no se trata “de un nuevo mercado y punto” sino de la creación de una nueva zona, pasando “del mercado clásico y tradicional a un motor comercial que se complemente”. Además, ha reseñado que a medida que se vaya avanzando en la construcción del edificio, el Ayuntamiento licitará un pliego para la gestión comercial del edificio, en el que también se ha previsto la instalación de un supermercado.

Galería

Otra visión del proyecto del mercado.
Otra visión del proyecto del mercado. / Ayto
Plano de un alzado del edificio.
Plano de un alzado del edificio. / SN
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información