Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Los alcaldes remiten una carta a AcuaNorte con las objeciones al convenio de la depuradora

Reunión de los tres ayuntamientos
Reunión de los tres ayuntamientos
Actualizado 14/12/2012

Los ayuntamientos de Soria, Golmayo y Los Rábanos manifiestan su interés y su voluntad de cooperar con la administración del Estado, en la carta que remitirán conjuntamente los tres ayuntamientos implicados, para que los vertidos urbanos al río Duero de las aguas residuales sean correctamente tratados en una depuradora, que se construirá en el término de Los Rábanos, conforme a la Directiva 2000/60/CE, a la vigente legislación en materia de Aguas y al Plan Nacional de Calidad de las Aguas, Saneamiento y Depuración 2007-2015.

Explican que este propósito ha de entenderse limitado y condicionado, lógicamente, a las posibilidades económicas de los tres ayuntamientos que, en el contexto económico actual, sufren limitaciones normativas y presupuestarias insuperables tan rigurosas o más que las de la A.G.E.

El 26 de noviembre de 2012, la Sociedad acuaNorte hizo entrega a los Ayuntamientos de Soria, Golmayo y Los Rábanos de un borrador de Convenio para la ejecución y explotación de las obras de Saneamiento de Soria: EDAR y emisarios, con un presupuesto estimado de 50.000.000 euros, IVA excluido.

Por eso, en relación con ese borrador del convenio entregado por la sociedad AcuaNorte, el 26 de noviembre de 2012, los ayuntamientos matizan que se ven en la necesidad de plantear algunas objeciones.

En primer lugar, el borrador establece que los ayuntamientos de Soria, Golmayo y Los Rábanos han de financiar el 50% del coste no elegible de la obra, sea por naturaleza o por fecha de pago. En este sentido, los ayuntamientos implicados desconocen, a fecha de hoy, cuál es ese coste no elegible, pues no se ha remitido el anteproyecto de la obra en cuestión, aunque sí se ha cuantificado ya la inversión, estimado en 50 millones sin IVA. La definición del proyecto habrá avanzado lo suficiente para conocer ya la naturaleza de los factores que ya se han considerado y, por consiguiente, su carácter de gasto elegible o no elegible, desde el punto de vista de su financiación con cargo a fondos europeos, indica la carta.

En cuanto al coste no elegible por fecha de pago, lo que señala el borrador de convenio es que no se financiará por los Fondos de Cohesión toda aquella obra que no esté terminada y pagada a 31 de diciembre de 2015. Según el borrador del convenio, del importe que se pague más allá de esa fecha AcuaNorte asumiría el 50%, y los Ayuntamientos el otro 50%, con el límite, para la aportación de AcuaNorte, de 10.000.000 euros.

Este esquema de financiación no puede ser asumido por los ayuntamientos, porque no es razonable que se les haga financieramente responsables de una obra declarada de interés general respecto de la cual, ni les compete aprobar el proyecto, ni contratar su ejecución, ni controlar ésta, en un importe que, conforme a la propia programación de las obras del convenio, podría llegar a ser inasumible, máxime al establecerse un límite para la aportación de AcuaNorte, y no para los Ayuntamientos afectados, .

En consecuencia, continúa la carta, no se podrá firmar el borrador de convenio si no es en estos términos: AcuaNorte debería asumir íntegramente con sus fondos propios el 100% del coste no elegible, sin repercutir el mismo en modo alguno a los Ayuntamientos de Soria, Golmayo o Los Rábanos.

En segundo lugar, los responsables municipales creen que resulta poco congruente con la declaración legal de interés general de estas obras, el que se establezca en el borrador del convenio unos mecanismos de participación municipal, y de recuperación de la inversión que, potencialmente, podrían ser más gravosos económicamente para los ayuntamientos cooperadores, que si las obras no contaran con aquella declaración de interés, y que en definitiva le permitirán a la Administración General del Estado eludir completamente la efectiva aportación económica estatal.

El borrador establece un mecanismo de recuperación de los fondos propios de AcuaNorte más gravoso del que se ha propuesto a otros ayuntamientos en similar situación, según los firmantes del escrito. Por ejemplo, apuntan la fórmula empleada en el convenio planteado al Concejo de Oviedo para la EDAR de San Claudio, en la que la devolución del capital a AcuaNorte no se somete a actualización alguna, es más razonable.

El borrador indica que los ayuntamientos de Soria, Golmayo y Los Rábanos han de poner a disposición de AcuaNorte los terrenos, cuya ocupación sea necesaria para la ejecución de la obra, en su caso expropiando, y siendo beneficiaria AcuaNorte de la expropiación. Los ayuntamientos creen que debería rectificarse también en este punto, porque en toda obra declarada de interés general, como es el caso, la potestad expropiatoria la ejercita la Administración del Estado, siendo beneficiaria AcuaNorte, no el resto de las administraciones públicas que cooperan.

El borrador atribuye a AcuaNorte la titularidad y gestión de la instalación, por plazo de 40 años, si bien admite que los ayuntamientos de Soria, Golmayo y Los Rábanos soliciten la cesión de la explotación, o bien conjuntamente, de la titularidad y su explotación. El Ayuntamiento de Soria estima que el convenio debería establecer directamente que AcuaNorte, finalizada la ejecución de las obras, otorgará la encomienda de gestión de la instalación al Ayuntamiento de Soria por plazo de 40 años, articulando posteriormente los tres ayuntamientos la forma de que los tres municipios accedan a la instalación para solucionar sus problemas de depuración.

El Ayuntamiento de Golmayo considera necesario e imprescindible la inclusión en la depuración de la Entidad Local Menor de Fuentetoba y del Polígono Industrial de Carbonera de Frentes. Asimismo, el Ayuntamiento de Los Rábanos considera que la gestión y explotación de las instalaciones deberían realizarlas los ayuntamientos afectados en común, mediante algún tipo de gestión directa o indirecta de los servicios públicos; todo ello con objeto de recuperar la inversión realizada. No obstante, este ayuntamiento aceptaría la gestión por el Ayuntamiento de Soria, siempre y cuando que Los Rábanos, que cuenta con unos 300 habitantes, no participara en ningún tipo de financiación de las obras de construcción de la EDAR y el Emisario (coste elegibles, no elegibles, intereses, amortización, impuestos, etc.) derivadas de dicha ejecución, participando como simples usuarios del servicio de depuración de aguas residuales, con los mismos derechos que cualquier vecino del núcleo de Soria, y descontando en dicho coste los gastos de mantenimiento de la parte proporcional no utilizada por Los Rábanos (parte del emisario hasta la localidad de Los Rábanos).

Los tres ayuntamientos están de acuerdo en que cualquiera de los municipios afectados pueda amortizar, anticipadamente, su parte proporcional en las obras de ejecución, sin penalización y sin que exista vínculo de responsabilidad subsidiaria o solidaria con respecto al resto de los municipios, que puedan incurrir en cualquier retraso o incumplimiento en el pago.

A la vista de cuanto ha quedado expuesto, los alcaldes de los ayuntamientos de Soria, Golmayo y Los Rábanos, rechazan el borrador de convenio para la construcción de la nueva EDAR y los correspondientes colectores, por considerarlo completamente inasumible. Los tres alcaldes mantendrán una reunión el lunes 17 en Madrid, con la directora general de Medio Ambiente.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información