Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Rey asegura que lo dicho por el PP sobre Valcorba ahuyenta a los inversores y Cabezón culpa al alcalde por lograr un polígono “sin servicios”

Vista parcial del polígono de Valcorba
Vista parcial del polígono de Valcorba
Actualizado 05/02/2013

El teniente de alcalde y concejal titular del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Soria ha visitado este martes 5 de febrero el polígono industrial de Valcorba, certificando con ello ante los medios de comunicación la existencia de suministro de agua, en contra de las afirmaciones vertidas un día antes por los concejales del Partido Popular, Adolfo Saínz y Tomás Cabezón en las cuales aseguraban que esta zona empresarial no disponía de suministro hidráulico.

Rey indicó a tal fin que no se puede faltar a la verdad con declaraciones de este tipo, si bien admitió que no hay suministro eléctrico. Algo que también explicó en defensa del alcalde, al que los populares habían acusado como responsable de esta carencia energética. No tenemos ninguna capacidad de decisión como Ayuntamiento en la Junta de Compensación para determinar la instalación de la futura subestación eléctrica.

Así, señaló que el Consistorio dispone de una décima parte de los terrenos de este polígono, si bien carece de poder tomar partido en dicho órgano gestor de los terrenos. El Ayuntamiento tiene un 10% de cesión de las parcelas por ley pero este porcentaje no le concede derecho de voto en las juntas de compensación, señalando que el Consistorio asiste a dichas reuniones con voz pero sin voto.

En cuanto a las afirmaciones de los concejales populares Saínz y Cabezón de este mismo lunes, Rey dijo no entender por qué el Partido Popular se empeña en seguir tirando piedras contra el desarrollo de Valcorba, ya que adujo que cualquier emprendedor o empresario que quiera venir a Valcorba va encontrar titulares en la prensa materializadas por ambos ediles, sumando también la necesidad urgente de ocupar las naves nido que estaba visitando y que por el momento continúan vacías a la espera de ser utilizadas por iniciativas empresariales.

Sin embargo, desde el lado de la oposición, estas afirmaciones no lograron satisfacer la convicción de sus concejales, ya que Tomás Cabezón insisitió que le guste o no al alcalde Valcorba no dispone ni de agua, ni de luz, ni de gas, ni de fibra óptica, aludiendo que estas apreciaciones son la realidad.

Igualmente se refirió a que las declaraciones hechas por su grupo sobre el polígono en las que podrían espantar a los inversores, apuntó hacia la gestión del alcalde, Carlos Martínez Mínguez, por ofrecer un suelo que no tiene ningún servicio general para poder comenzar una actividad económica, recordando la promesa del primer edil por formalizar un área industrial con tecnología y con empresas punteras.

Así mismo recordó que desde su inicio de la mano privada en 2004, el polígono ha necesitado dinero público y en este momento, tras diez años, se encuentra sin los servicios esenciales para el inicio de actividad. Valcorba es un polígono inacabado, que no es comercializable a día de hoy, y sólo hay un responsable, Carlos Martínez, acusó Cabezón, quien ha subrayó que se trata del proyecto de Carlos Martínez y ha resultado ser un fracaso al no poderse comercializar sus parcelas.

En cuanto a la subestación eléctrica, el concejal en la oposición pidió explicaciones en primera persona al alcalde, volviendo a la fecha del 25 de abril del año pasado en una sesión de la Junta de Compensación, en la cual se propuso que fuera la empresa Urán la adjudicataria de la subestación eléctrica del polígono y todavía no se ha solicitado al servicio de

Industria de la Junta de Castilla y León que se inicie la tramitación para poder construir esa subestación eléctrica, a pesar de que en el proyecto, desde el minuto uno, se recogía una instalación para el suministro de toda el área indusrtrial.

Por último, pidió al alcalde que trabaje para que se agilice la auditoría de las cuentas que exigió la empresa pública SEPES, mayoritaria en la propiedad de los terrenos con el fin de que todos sepamos cuánto nos ha costado el polígono, en qué se ha gastado todo el dinero, transparencia en las cuentas, y esperemos que todos veamos que ese dinero público ha sido bien empleado.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información