Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Rey asegura que están haciendo bien los deberes del ajuste económico en el Ayuntamiento

Actualizado 14/11/2013 15:32:00

“El equipo de gobierno del Ayuntamiento está haciendo los deberes correctamente, y por eso el pago a los proveedores mejora y el endeudamiento se reduce, al tiempo que no reducimos los servicios, el empleo y las inversiones. Creo que estamos moderadamente bien económicamente, para la que está cayendo”, resumió el portavoz socialista, Luis Rey, en el pleno municipal de Soria, que ha dado cuenta del informe de seguimiento del plan de ajuste, en el tercer trimestre de 2013.

El portavoz socialista fue contundente en su intervención, durante el pleno celebrado este jueves 14, tras las críticas del PP, que Luis Rey tilda de repetitivas, en los sucesivos debates sobre el seguimiento del plan de ajuste, al que se acogió el equipo de gobierno socialista en marzo de 2012.

Rey señaló que, al menos, en esta ocasión, el PP le ha felicitado por la reducción del tiempo de pago a los proveedores, que en este momento está en 77,5 días, y que en el primer trimestre de 2013 era de 198 días.

En cuanto a la deuda municipal, Rey insistió en que quedará reducida cuando termine el año 2013, a pesar de los esfuerzo del equipo de gobierno para no recortar servicios y mantener las inversiones, que otras administraciones –en alusión a la Junta de Castilla y León y al Gobierno central- han dejado de hacer.

Luis Rey, que llegó al pleno con algunos datos comparativos, recordó al grupo popular que la deuda del Gobierno regional de Herrera supone casi un 14% del presupuesto de la Comunidad; mientras que la deuda del Ayuntamiento de Soria representa poco más del 7%.

Asimismo, Rey apuntó que en el año 2005, “cuando no había crisis y eran tiempos de bonanza”, el pago de intereses y amortizaciones en el Ayuntamiento de Soria, con gestión del PP en aquel momento, era sólo un par de puntos menos que en la actualidad. Rey pidió al PP que terminara con su actitud “catastrofista”, porque la situación del Ayuntamiento de Soria no era diferente a la de la mayoría de los municipios españoles.

Por su parte, el portavoz popular, Adolfo Sainz, quiso volver al origen de la solicitud del plan de ajuste, afirmando que fue consecuencia del despilfarro y endeudamiento económico del equipo de gobierno de Martínez Mínguez.

Una situación de endeudamiento que continúa y se agrava, según el PP, que está llevando al PSOE a seguir pidiendo créditos, como el más reciente de 2,3 millones de euros, cuando no podría hacerlo por superar el 75% del porcentaje de endeudamiento.

Adolfo remarcó que el plan de ajuste ha supuesto un gran sacrificio para todos los ciudadanos, que no se corresponde con la actitud derrochadora del equipo de gobierno socialista. El portavoz popular repasó todos los incumplimientos del equipo de gobierno, respecto al plan económico de ajuste, porque no se ha creado una oficina de gestión catastral, una oficina de captación de inversiones, o un cambio fiscal de la catalogación de las calles, entre otros compromisos que recoge el plan, y que no se han cumplido.

Curso de liderazgo público del alcalde

El PP preguntó al alcalde Carlos Martínez, por los 900 euros que el Consistorio ha pagado para un curso de liderazgo público, que los populares han denunciado, por tratarse de un curso de formación personal, que se paga con el dinero público de todos los sorianos. El grupo popular preguntó sí Mínguez consideraba lícito ese pago, para su propia formación personal; o si pensaba devolver un dinero que, en todo caso, debería haber abonado él propio alcalde o su partido.

Carlos Martínez respondió que el curso fue promovido y ofrecido por la federación española de municipios (FEMP) que preside el PP; que cuenta con una beca que costea la mayor parte del curso; que los asistentes son responsables municipales y provinciales de diversas provincias de España; y que el fin es, precisamente, mejorar la formación de los gestores de lo público.

Martínez Mínguez insistió en que el PP sólo pretendía buscar el desprestigio del alcalde desde una actitud demagógica; y que, como un trabajador más del Ayuntamiento, tenía derecho a formarse, para hacer una mejor gestión de lo público. Añadió que el Ayuntamiento puede permitirse gastarse 900 euros en el curso; y acabó aludiendo a que el dinero del curso igual es un dinero mejor invertido que las dietas que se cobran por ir a misa o a calderetas; o a que, igual, resultaba más caro tener en el Senado a algún representante, que la asistencia al curso de la polémica.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información