Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Soria, Golmayo y Los Rábanos consensuarán un documento para lograr mejores condiciones de interés, plazos y gestión de la depuradora

Martínez, Serrano, Mínguez y Antón
Martínez, Serrano, Mínguez y Antón
Actualizado 04/12/2012

Los alcaldes de los tres municipios incluidos en el convenio de la depuradora de Soria, presentado la pasada semana por Acuanorte, se reunieron este martes 4 de diciembre en el Ayuntamiento de la capital, para valorar el mismo después de los que los servicios técnicos de las tres instituciones hayan establecido ya un primer marco de interpretación. El alcalde de Soria, Carlos Martínez Mínguez, el representante de Golmayo, Benito Serrato, y el edil de Los Rábanos, Gustavo Martínez, coincidieron en dos líneas rojas que serán premisas básicas para la firma del documento.

Mínguez, tras la mesa de trabajo que tendrá continuidad la próxima semana, ha indicado que los tres estamos de acuerdo en que hay dos aspectos claves que se deben modificar. Por un lado, no estamos dispuestos a pagar los platos rotos de una hipotética mala gestión de un tercero asumiendo la cláusula, que no tienen otros convenios, que exige a los Consistorios pagar todo aquello que no se justifique antes del 31 de diciembre de 2015, fecha de plazo que da Europa para estas certificaciones.

Este punto, preocupante por ser incierto en sus cantidades, lo es aún más teniendo en cuenta que el propio borrador ya contempla en sus plazos que en el mejor de los casos la depuradora se acabará en abril de 2016. El riesgo, convinieron en subrayar, es aún mayor al tener en cuenta que es la última anualidad la que tienen una mayor cuantía presupuestada con 33 millones con lo que cualquier retraso hipotecaría aún más a todos los sorianos y sorianas. Para el edil capitalino este punto es imposible de asumir y esta situación es compartida con el resto de los alcaldes implicados. No podemos quedarnos en manos de un tercero, cuando ninguno de nosotros vamos a tener ninguna intervención en la programación, licitación y ejecución de la obra.

Por otro lado, los tres representantes municipales también coincidieron también en solicitar a Acuanorte una mejora de las condiciones del préstamo del 20% del coste de esta infraestructura, ya que el resto llegaría con fondos europeos. Hemos visto muchos convenios y ninguno con semejantes condiciones de devolución del préstamo. Tenemos claro que se deben renegociar las condiciones.

Por último, el tercer punto puesto sobre la mesa, en este caso, por el Ayuntamiento de la capital, es el referido a la gestión de la depuradora. Mínguez ha insistido en que debe ser su Consistorio, con el 95% de los usuarios, quien se encargue de la misma y será una condición clave. La encomienda de la gestión debe ser para el Ayuntamiento, no podemos permitir que una empresa, que no sería ni Acuanorte, ya que licitaría este servicio, gestione sin participación de los vecinos de Soria nuestra agua. Mínguez también apuntó hacia la oposición municipal, desde donde se apremió al equipo de Gobierno consistorial a trabajar en este asunto, diciendo que nos piden acelerar, correr, pero no dicen hacia dónde, ya que desde las atribuciones municipales en este asunto no existe capacidad de licitar, ni de llevar a cabo la declaración de impacto ambiental ni tampoco comenzar las obras, entre otros pasos a tomar.

La mesa de trabajo tendrá continuidad la próxima semana y la intención es elaborar un documento con estos puntos para remitir a Acuanorte y trabajar en una mejora de las condiciones del borrador del convenio presentado por primera vez la pasada semana ofreciendo un nuevo marco. El alcalde Carlos Martínez ha insistido en que en ningún caso vamos a renunciar a la depuradora, una inversión importante y necesaria, por la que hemos trabajado mucho tiempo, pero no podemos firmar un convenio de estas características. No podemos rubricar algo que ni siquiera sabemos qué supone y con tantos riesgos. Los tres Ayuntamientos queremos la infraestructura, pero no en estas condiciones.

Además, significó que dichas condiciones no se han dado en ciudades con depuradoras previstas, tales como Segovia, Burgos, Vigo, Orense u Oviedo, por lo que exigió tener el mismo trato que el dado a estos Ayuntamientos desde el Gobierno central.

El plazo de ejecución de la obra concluiría en abril, según la aportación hecha desde Acuanorte con un periodo de ejecución de 24 meses, aunque el término de aceptación del proyecto sería en febrero próximo.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información