Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

UPyD celebra el descenso del paro, pero no ven clara “la senda de la recuperación”

Actualizado 02/08/2013

Unión Progreso y Democracia en Castilla y León ha mostrado su satisfacción este viernes 2 de agosto por los 5.565 parados menos registrados en la Comunidad durante el último mes, aunque esta satisfacción no puede ser completa ya que la cifra total de desempleados en la región es de 228.347 personas y supone un 1,2% más que la media nacional, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Además han incidido en que las cifras están condicionadas por la estacionalidad, y desgraciadamente muchos de estos 5.565 nuevos empleados lo son con contratos precarios.

Igualmente recordaron que el paro interanual se incrementó un 5,47%, tres puntos por encima de la media nacional, lo que supone que casi 12.000 castellanoleoneses hayan perdido su puesto de trabajo. Aquí observaron que factores como el incremento de los costes industriales; la emigración hacia otras regiones u otros países; la desaparición de empresas con alto valor añadido o la temporalidad de los contratos (94,6% del total), arrojan unas previsiones muy negativas para la vuelta de las vacaciones, y son datos que desgraciadamente alejan a esta Comunidad de la salida de la crisis que padece.

El coordinador territorial en funciones, Rafael Delgado, celebró el menor número de parados y felicitó a las 5.565 personas que han encontrado un empleo en el último mes. Sin embargo, acusó la estacionalidad y la temporalidad de los contratos y advirtió que el otoño puede ser un jarro de agua fría para todos. Pese a las buenas cifras, no se ve clara una senda de la recuperación económica, aseguró.

También explicó que en los últimos meses existen otros muchos indicadores que nos obligan a no bajar la guardia, siendo el peor de todos la demostrada incapacidad de este Gobierno por abordar los problemas que están en la raíz de esta situación, como la destrucción del tejido industrial, la despoblación, la incapacidad para atraer empresas generadoras de alto valor añadido y la continua subida de los costes de productos industriales, lo que lastra nuestra competitividad.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información