Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

UPyD no apoya la huelga general por no ser la respuesta adecuada al malestar creado por la Reforma Laboral

Actualizado 28/03/2012

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) de Castilla y León reclama el derecho a trabajar, y cree que la huelga de UGT y CC OO se ha convocado no sólo contra la Reforma aprobada por el Gobierno de Rajoy, que UPyD también rechaza, sino contra cualquier reforma que cambie la actual normativa que regula el mercado laboral, algo que es necesario abordar.

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) de Castilla y León anuncia que no apoyará la huelga general convocada por Comisiones Obreras, UGT y otros sindicatos y partidos para el jueves 28 de marzo, ya que en su opinión no es la respuesta al malestar suscitado por la reforma laboral anunciada por el Gobierno del Partido Popular. Asimismo, reclaman el mismo respeto al derecho a ejercer la huelga como al derecho a trabajar.

El partido magenta señala que esta huelga general es perfectamente legal y legítima si se consideran los recortes de derechos laborales que conlleva la reforma laboral aprobada, mediante Decreto-Ley, por el Gobierno del PP, aunque se tramitará como Ley en el Parlamento, lo que permitirá seguir el debate político y proponer enmiendas, como hará UPyD. Sin embargo, esta formación insiste en que la huelga no es una respuesta al malestar generado por esta reforma.

En su opinión, esta huelga general se ha convocado no solo contra la reforma laboral del Gobierno de Rajoy, una reforma que UPyD no comparte, sino contra cualquier reforma laboral que modifique el actual mercado de trabajo.

UPyD considera imprescindible hacer una reforma laboral que acabe con la injusta y económicamente desastrosa dualidad del mercado laboral, divido entre contratos históricos con derechos sindicales y contratos precarios mucho peores.

Este partido propone acabar con la variedad de contratos actuales y aprobar un contrato único indefinido, con indemnización por despido creciente con el tiempo, y muy pocas y claras excepciones, como contratos rigurosamente temporales para sustituciones, agricultura y turismo.

Los convocantes de la huelga general también están en contra de una reforma laboral como la que propone UPyD, razón más que suficiente para que este partido no pueda apoyar la huelga general.

Es por ello también que desde la formación magenta se critica el conservadurismo inmovilista de los sindicatos tradicionales y los partidos que les apoyan. Por eso mismo, reconociendo la legalidad de la convocatoria de huelga y la existencia de razones que la apoyan, UPyD "no va a apoyar ni votar, ni suscribir de ninguna manera, iniciativas de ningún tipo a favor de esa huelga".

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información