Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

USO denuncia el ‘hartazgo’ de las políticas laborales del Ayuntamiento

Actualizado 23/05/2013

Este jueves 23 de mayo, la Unión Sindical Obrera ha urgido una vez más al Consistorio a cerrar cuanto antes y en las mejores condiciones posibles la negociación del acuerdo convenio de personal. A tal fin han consideran necesario superar la excusa de esperar el final de la continuada regulación de las condiciones de trabajo de los empleados públicos puesta en marcha por el Gobierno de Rajoy y apostar a las claras por la mejora razonable del marco laboral de todos los empleados municipales.

Para el sindicato, esta excusa recurrente de la Concejalía de

Personal, que calificaron como hartazgo no busca sino justificar y redirigir hacia el Gobierno de la nación las responsabilidades propias del Gobierno del Ayuntamiento Por ello, apuntaron hacia la responsable de Personal, Rosa Romero al querer defender la autonomía municipal, para lo que deben abandonar de inmediato su actitud hipócrita y sentarse de una vez para cerrar un proceso negociador que lleva dilatado casi cinco años.

Para el sindicato, el anuncio de posibles nuevos recortes económicos a los empleados de la administración local podría poner en evidencia que en el Consistorio muchos trabajadores deberían cobrar más, circunstancia que desconoce si estará contemplada en las medidas anunciadas ayer por el gobierno de Rajoy.

En este sentido, valoraron negativamente la incertidumbre que generan estos anuncios, que en este caso tienen como origen el exhaustivo estudio encargado a todos los municipios españoles por el ministro Montoro, pidiendo informe sobre sus plantillas, categorías profesionales y emolumentos de todos sus empleados públicos. Así, desde para el sindicato es imprescindible conocer cuanto antes los resultados de ese estudio, que en algún caso podrá hacer justicia, pero que mayoritariamente van a afectar de manera negativa a la inmensa mayoría de los empleados de la administración local, a la vista de montante de cientos de millones de euros que el gobierno dice que va a ahorrar.

Aquí abogaron por la creación de un nuevo cuerpo de Administración Local gestionado por la Administración General del Estado, que podría redirigirlo a las correspondientes regiones, al objeto de unificar condiciones y retribuciones de trabajo, así como de permitir un mayor grado de movilidad entre los empleados de la administración local, actualmente sujetos a su ámbito municipal y a regulaciones preconstitucionales en materia de permutas.

En con que calificaron como manida autonomía municipal", es un concepto que se utiliza más para repartir discrecionalmente determinadas prebendas a determinados funcionarios y empleados afectos e imprescindibles para el poder, que para llegar a acuerdos que beneficien a la mayoría de empleados de esta Administración pública. Algo que es evidente en la particular política de personal que desarrolla el equipo de Gobierno municipal.

NEGOCIACIÓN DEL CONVENIO

En la misma línea que lleva manifestando el sindicato desde hace dos años, en USO lamentaron también el paripé que supuso convocar a la mesa de negociación hace más de mes y medio para dar la impresión de que retomaba un proceso del que el único responsable es el equipo de Gobierno municipal con su concejal delegada al frente.

Una convocatoria que no tuvo otro objetivo que responder a la denuncia del sindicato ante el procurador del común de Castilla y León, al que se le va a pretender engañar desde el Ayuntamiento de Soria, pretendiendo hacerle creer que el proceso se retomó con ánimo de hacerlo llegar a buen puerto, vaticinaron.

USO ya manifestó su sorpresa porque este encuentro no sirviera ni para garantizar legalmente lo que la concejal delegada Rosa Romero ha garantizado en los medios de comunicación cuál es su presunta intención de no permitir que a partir de julio, los empleados laborales municipales terminen regulados por la legislación básica del Estatuto de los Trabajadores, recordaron en este punto.

Para el sindicato esta estrategia pretende que los sindicatos firmen lo que les pongan delante ante la inminencia del próximo ocho de julio día fecha en el que de no mediar pacto en contrario se apuñalará a parte importante de los empleados municipales, algunos de los cuales han perdido en pocos meses el 30% de sus retribuciones anuales, a cuenta de las políticas de creación de empleo que el grupo municipal socialista pacta o negocia con los sindicatos de la cuerda.

Seguidamente, indicaron que este viernes, para bochorno del Ayuntamiento y de las secciones municipales del resto de sindicatos, se procederá a firmar un acuerdo nacional que prorrogará, más allá del ocho de julio, la vigencia de los convenios laborales cuya renovación se encuentre bloqueada.

Es significativo que frente a esta propuesta, reiterada por la USO el pasado 5 de abril, PSOE y PP coincidieran en mantener esa amenaza, todavía legalmente vigente, sobre el colectivo de personal laboral del Ayuntamiento de Soria. Por este motivo, el sindicato promoverá la reprobación en los órganos de representación del personal del Ayuntamiento la solicitud de reprobación de la referida concejal, que ha dilapidado hace mucho el escaso crédito de este equipo de gobierno en materia de gestión de personal.

POLÍTICAS DE PERSONAL

En las políticas de personal, desde USO denunciaron que los requisitos de igualdad, mérito y capacidad han quedado en un segundo o tercer plano, en una dinámica clientelar que busca la conformación de una administración a la medida del poder y donde chirría la evidencia de que pese al incremento de contrataciones, al albur de las limitaciones del PP, se siguen acumulando decenas de vacantes que deberían ser cubiertas por oposición, fórmula que parece gustar poco al gobierno municipal socialista, que ha dispuesto de muchos años de gobierno para haber minorado, de haber querido hacerlo, la larga lista de vacantes que acumula la RPT del Ayuntamiento

En este sentido sumaron que al bloqueo de oferta de empleo público se suma el de la negociación colectiva, agravada por la pretensión de Rosa Romero de faltar a sus promesas, la gran discrecionalidad con que se trata y mide el rasero de los empleados municipales, la ruptura de acuerdos en vigor sustituidos por la imposición de nuevas condiciones, el desprecio manifestado contra muchos funcionarios en el proceso de integración de los empleados provenientes de MUNPAL o el atentado contra los servicios públicos que ha supuesto el cambio de modelo de gestión de la inane Escuela Infantil Municipal, que propició el despido de ocho mujeres trabajadoras, a las que se ha impedido la defensa efectiva de su propio futuro laboral.

Así mismo, iniciaron en la política del miedo que se prodiga con frecuencia en el Consistorio con el fin de domesticar las pretensiones de sus trabajadores, sujetos a la amenaza velada del despido y al castigo, por haber defendido en algunos casos con convicción sus derechos laborales, que ha propiciado por ejemplo que, en el caso de parques y jardines, sus empleados hayan sufrido el brutal recorte del 30% de sus retribuciones anuales, por mor de un plan de empleo amparado presuntamente por los sindicatos institucionalizados, que salvarán en parte eso sí, los intereses de sus propios representantes.

El sindicato mantiene que en el ámbito de Soria, el "jefe" del Ayuntamiento de la capital es un mal ejemplo para el resto de patronales provinciales. Una actitud incomprensible para una ideología que dice pretender estar cerca de los trabajadores y que está encastillada en los vicios de las mayorías absolutas, y que debe cambiar con urgencia.

Por último, indicaron estar a la espera de ser informados sobre pacto social para el empleo, dotado al parecer de un millón de euros que, de momento, sirve sobre todo para el autobombo municipal de un ayuntamiento donde todo, todos y todas debemos ser puestos a disposición de una maquinaria que contribuya a perpetuar el actual statu quo municipal, que en justa reciprocidad con la situación política general de España, precisa de una urgente y profunda renovación de sus actores y valores, concluyeron.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información