Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

USO pide al Ayuntamiento que presente el texto comprometido para el acuerdo laboral

Actualizado 29/09/2013 17:27:50

Está prevista este lunes 30 la celebración de una comisión negociadora entre el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Soria y los sindicatos. USO acusa al Ayuntamiento de "mala fe" en el retraso de la negociación del convenio.

El pasado viernes 27 de septiembre, los órganos de representación del personal del Ayuntamiento de Soria, Junta de Personal y Comité de Empresa, se reunieron al objeto de analizar la situación general de las políticas de personal y, muy especialmente, la situación de la negociación colectiva, amenazada por la cercanía de la fecha prevista para finalizar este dilatado proceso, fijada desde hace meses para el próximo 15 de diciembre de 2013, ha explicado el sindicato USO.

Los sindicatos presentes en la mesa de negociación, USO, CC.OO, UGT, CSIF y SPPME registraron un documento exigiendo, para el próximo lunes 30 de septiembre, la presentación del texto al que se comprometió el Ayuntamiento de Soria, en fecha 5 de abril, que debía recoger tanto los acuerdos parciales alcanzados desde 2009, como los cambios legislativos que afectan al conjunto de las Administraciones Públicas.

Los sindicatos solicitaron, igualmente, que se recojan en todos los aspectos del convenio "los máximos en derecho permitido, sin limitaciones que impidan mejoras que se recojan en disposiciones legales posteriores".

De igual forma, se reiteró el compromiso sindical de posibilitar la finalización del proceso negociador, y la correspondiente firma de un nuevo acuerdo-onvenio en fecha anterior al 15 de diciembre, proponiendo fijar un calendario de reuniones del grupo de trabajo, que posibilite la consecución de los objetivos expuestos en el escrito presentado.

Para el sindicato USO, la estrategia municipal rezuma una evidente "mala fe" que pretende poner a sus empleados en la tesitura de tener que elegir, el próximo mes de diciembre, entre "matamala y matapeor. Entre la asunción de recortes generalizados en nuestras condiciones de trabajo, o la lotería de una incierta mediación”.

La "mala fe del Ayuntamiento de Soria, capitaneada por el PSOE y secundada implícitamente por el Partido Popular, se pone en evidencia”, según USO, en que “seis meses después, la patronal municipal no ha aportado el texto al que se comprometió el 5 de abril de 2013. Algo increíble, donde no cabe la excusa de haber estado presuntamente en otras cosas, porque la deriva y la falta de propuestas de la política de personal es generalizada, atendiendo exclusivamente a criterios de rentabilidad política y de imposición unilateral de las posiciones y exigencias del equipo de gobierno, que está demostrando un talante cuartelero y antidemocrático, incompatible con los supuestos ideales progresistas de los socialistas de Soria”, argumenta USO.

Para este sindicato, “el Ayuntamiento de Soria sólo responde a estímulos relacionados con el ejercicio de la presión sindical. Hace algo cuando la USO eleva quejas al procurador, cuando el sindicato arrecia sus críticas contra la concejal de personal, cuando el Procurador solicita informes sobre las denuncias del sindicato, o cuando la Junta de Personal anuncia en agosto su estrategia sindical para septiembre”.

Para USO, llama la atención que “cuando los sindicatos estrechan el cerco sobre la concejal delegada, la táctica de dilación del equipo de gobierno pasa por cambiar de responsable de la negociación colectiva, pese a mantener en su puesto a la concejal Rosa Romero. Una estrategia general definida por el cambiar alguna cosa para que todo siga igual.

La "mala fe" del equipo de gobierno se evidencia también en “desdecirse de los acuerdos alcanzados en la mesa de negociación, donde la concejal responsable Rosa Romero se comprometió a mantener los acuerdos alcanzados con el anterior concejal Silvio Orofino, donde Rosa Romero reniega de su propio compromiso, y donde la llegada de Ángel Hernández va a pretender un borrón y cuenta nueva inasumible, a estas alturas de una negociación que se remonta al año 2009”, insiste USO.

Para el sindicato, la deslizada intención municipal de desmantelar la mesa técnica de negociación, que posibilitaba, de manera más informal, agilizar el proceso y sustituirlo por "comisiones" formalmente convocadas como la "mesa general", persigue que los principales beneficiarios del proceso de negociación no sean los empleados municipales, sino los concejales que, presuntamente, cobrarán su asistencia a la correspondiente comisión, considera USO.

USO advierte que si la convocatoria de la comisión negociadora prevista para este lunes 30 no incluye la presentación del texto comprometido el pasado 5 de abril, único asunto de interés para el proceso de negociación, la patronal municipal debería abstenerse de convocar una comisión que no sirva para otra cosa que, primero, para justificar la percepción de una asistencia a los concejales del PSOE y del PP y, segundo, para escenificar el driblaje de los concejales Hernández y Romero, en un nuevo movimiento que deje patente la falta de respeto que, en el fondo y en la forma, le merecen al Ayuntamiento sus propios empleados públicos, ha señalado el sindicato.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información