Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La Junta concluye la concentración parcelaria del Canal de Almazán
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

La Junta concluye la concentración parcelaria del Canal de Almazán

ALMAZáN
Actualizado 21/10/2015 16:54
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Los 930 agricultores propietarios de las 4.398 hectáreas objeto de esta internvención verán mejoradas las condiciones de trabajo en el año agrícola que ahora se inicia.

La Junta de Castilla y León ha finalizado los trabajos de amojonamiento de toda la zona de concentración parcelaria del Canal de Almazán. Este nuevo paso posibilita a los 930 propietarios de la zona regable disponer de las nuevas tierras para su cultivo en el año agrícola que ahora se inicia, lo que les permitirá iniciar los trabajos de amueblamiento de sus fincas con los sistemas de riego a presión que cada uno estime conveniente para una correcta aplicación del agua a los cultivos.

La superficie total reconcentrada (tal y como se detalla en el anexo) es de 4.398 hectáreas, afectando a un total de 930 propietarios. Las parcelas aportadas sumaban un total de 2.764, que tras el proceso se han convertido en 1.493. Se ha pasado de una media de 2,97 parcelas por propietario antes de la concentración a 1,61 fincas tras la misma. La finca de reemplazo ha pasado de 1,59 hectáreas de media antes de concentrar a 2,95 hectáreas tras el proceso. De este procedimiento ha resultado una superficie dedicada a la restauración del medio natural de algo más de 40,83 hectáreas.

La concentración, iniciada en el año 2009, supone una reorganización completa de la propiedad rústica de la zona de riego y ha precisado de una coordinación con los ritmos de inversión de las administraciones nacional y autonómica y de los propios regantes en las obras de modernización del regadío, sustituyendo las conducciones de agua mediante acequias a cielo abierto por una red de tuberías enterradas con agua a presión y las correspondientes tomas de agua en cada unidad de riego.

Siete demarcaciones

La reorganización de la propiedad de esta zona se ha dividido en siete demarcaciones: Demarcación 1, Viana de Duero, Baniel y La Milana; Demarcación 2, Almazán; Demarcación 3, Coscurita, Villalba, Bordejé y La Miñosa; Demarcación 4, Almántiga y Covarrubias; Demarcación 5, Barca, Ciadueña y Matute de Almazán; Demarcación 6, Velamazán; y Demarcación 7, Rebollo de Duero y Fuentetovar.

La Consejería de Agricultura y Ganadería, a través del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACyL), concluyó a finales de junio la publicación de los acuerdos de concentración parcelaria de la zona. Desde entonces, el trabajo ha consistido en resolver los recursos presentados y replantear los lotes resultantes de estos procesos. Esta labor supone la materialización sobre el terreno de los trabajos administrativos de reestructuración de las propiedades agrarias sometidas a la modernización del sistema de regadío.

Las siete demarcaciones en que se ha dividido la zona regable, desde Viana de Duero hasta Rebollo de Duero, ya fueron objeto de sus respectivos procesos de concentración parcelaria en los años cincuenta y sesenta del siglo pasado. El proceso que ahora finaliza supone, por tanto, la reconcentración parcelaria de estas zonas. La agrupación de las propiedades aportadas por explotaciones es el principal logro conseguido, de manera que los puntos de agua necesarios para el riego son muchos menos de los necesarios en la situación inicial, con el ahorro consiguiente para todos.

Del mismo modo, se ha conseguido una mejora en la forma y dimensión de las fincas resultantes, adaptándose a los nuevos sistemas de aplicación del agua a los cultivos: aspersión, pívot o goteo, lo que influirá muy positivamente en los resultados económicos de la agricultura de zona.

Inversiones paralelas

Paralelamente a esta toma de posesión, la Junta está finalizando los trabajos correspondientes a los proyectos de infraestructura rural de caminos, desagües y retirada de acequias, con una inversión de 1,6 millones de euros.

También se están finalizando las obras de modernización del regadío, ejecutadas por la Comunidad de Regantes y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en las cinco primeras demarcaciones, y por la Junta de Castilla y León, a fondo perdido para los regantes, con una inversión de 2,2 millones de euros, en las dos demarcaciones finales, para culminar con estas obras la inversión ya realizada, por más de 6,6 millones de euros, en la Fase I de la mejora del regadío, por la Consejería de Agricultura y Ganadería.

Este conjunto de actuaciones permitirá a los propietarios afrontar la próxima campaña agrícola de riego con plena disposición de las nuevas fincas y unas infraestructuras viarias, de riego presurizado y de drenaje completamente finalizadas.

Apuesta por la modernización de los regadíos

La modernización del regadío del Canal de Almazán, del mismo modo que antes se hizo en la zona de Olmillos (San Esteban de Gormaz) y de Langa de Duero, significa una decidida apuesta de la Junta de Castilla y León por la actividad sostenible en el sector agrario, garantizando el futuro y la competitividad de las explotaciones de la Comunidad.

La herramienta técnico-jurídica que supone la concentración parcelaria es imprescindible para el buen resultado, tanto económico como tecnológico, de estos procesos. Tanto es así, que en la Ley Agraria de Castilla y León y en los convenios de financiación que se firman para la modernización de regadíos con las comunidades de regantes y con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, se ha establecido la obligatoriedad de la concentración parcelaria en las zonas donde se creen o modernicen regadíos.

Las actuaciones que están finalizando en el Canal de Almazán permiten aumentar la versatilidad y producción de los cultivos y reducir sus costes de producción. El ahorro energético que conlleva una modernización de regadío para las explotaciones en las que se realiza es más de un 50 % y, además, permiten una reducción de entre el 30 y el 40 por ciento del consumo de agua. La racionalización en el uso del agua posibilita también una disminución en el uso de fertilizantes y fitosanitarios.

Las cifras sobre el proceso de concentración de la parcelaria de Almazán, aquí o en el archivo adjunto.

Comentarios...