Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El esplendor del Románico soriano
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

El esplendor del Románico soriano

RUTAS
Actualizado 08/12/2019 10:24
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Clases de Historia del Arte en la capital de Soria, donde predomina el Románico tardío. En este paseo a pie, el caminante dará con varias obras resplandecientes, propias de esta corriente en la Europa Occidental (siglos XI, XII y parte del XIII): Santo Domingo, desde donde sobresale ‘la Biblia en piedra’, San Juan de Rabanera, en la que hay que prestar especial atención sobre el ábside o san pedro, cuyo claustro ejemplifica la belleza del estilo.

Clases de Historia del Arte. Soria se deja dar una lección, impartida por una de las corrientes predominantes en la capital, el Románico. Dicho estilo apareció con fuerza y se quedó circulando por la Europa Occidental en los siglos XI, XII y parte del XIII. Este, que encuentra su punto fuerte en la arquitectura, levantada a partir de piedras y con la utilización del rosetón (elemento diferencial y luminoso del Románico) también caló hondo en Soria, donde es conocido como el Románico tardío.

La actual capital de Soria empezó a nacer como ciudad, repoblándose con gentes provenientes tanto de Castilla como de Navarra y Aragón. Unos y otros levantaron numerosos templos y monasterios en el estilo arquitectónico de la época, el Románico.

Comienza el paseo, dotado y cargado de una decoración en su máximo esplendor, con la visita a la iglesia de Santo Domingo. Sus constructores, plasmaron influencias provenientes de Francia. Destacan su monumental fachada y la puerta de acceso, cuya portada abocinada es denominada por muchos como la ‘Biblia en piedra’.

No muy lejos encontramos la iglesia de San Juan de Rabanera, otra de las iglesias medievales, cuyo Románico de líneas puras se muestra con especial belleza en su esbelto ábside.

La 'impureza' del Románico soriano se encuentra cerca del Duero, en la concatedral de San Pedro, de estilo gótico, levantada sobre la que fue una monumental colegiata románica de la que queda un bello claustro del románico al más puro estilo silense.

Fusión de estilos. Cruzando el Puente de piedra, el viajero se topará con lo que fue el monasterio de San Juan de Duero. Los monjes hospitalarios que lo fundaron realizaron un alarde sincrético de estilos artísticos de la época, desplegando arcos de medio punto, apuntados, secantes, entrelazados, califales… Algunos autores asimilan esta arquitectura a la música.

Puntos claves

Santo Domingo. En su monumental fachada destacan sus dos vanos, el rosetón superior que despliega un fabuloso bestiario a su alrededor y la puerta de acceso, cuya portada abocinada es denominada acertadamente por muchos como la ‘Biblia en piedra’. Los capiteles de sus jambas, su tímpano y las cuatro arquivoltas desarrollan con una gran maestría gran parte del Antiguo y del Nuevo Testamento.

San Juan de Rabanera. Otra de las iglesias medievales que se levantan en la capital, cuyo románico de líneas puras se muestra con especial belleza en su esbelto ábside. Se trata de un templo más ortodoxo en su concepción, con una excelente fábrica exterior y un interior muy bien conservado que alberga dos interesantes Cristos.

Monasterio de San Juan de Duero. Los monjes hospitalarios que lo fundaron realizaron un alarde sincrético de estilos artísticos de la época, desplegando arcos de medio punto, apuntados, secantes, entrelazados, califales… Algunos autores asimilan esta arquitectura a la música, como si de un pentagrama pétreo se tratara.

Comentarios...