Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Jesús Alonso, ex alcalde de El Burgo: "El aguante tiene un límite"

Jesús Alonso, ex alcalde de El Burgo: "El aguante tiene un límite"

PROVINCIA
Actualizado 04/03/2020 17:22

El regidor de la anterior legislatura sale al paso de las afirmaciones vertidas en el último pleno en el que cuestionan la gestión del anterior gobierno municipal.

Tras el último pleno del Ayuntamiento de El Burgo de Osma, que era transmitido en directo anteayer viernes por Soria Noticias, el ex alcalde Jesús Alonso ha querido salir al paso de las declaraciones que fueron vertidas en la sesión, donde se cuestionaba la gestión del equipo de gobierno municipal que encabezaba durante la pasada legislatura.

En un comunicado, el ex regidor ha defendido su mandato, argumentando la gestión, mostrando también su hartazgo por las declaraciones que vienen efectuando los actuales responsables de la Villa Episcopal. "El aguante tiene un límite", señala en la carta remitida a este medio.

El comunicado es como sigue:

"En la campaña de las elecciones municipales de 2019, el candidato a la Alcaldía de El Burgo de Osma por el Partido Popular -mi partido-, realizó reiteradas manifestaciones públicas absolutamente contrarias a mi gestión como alcalde, descalificaciones alejadas de la verdad y, por ello, injustas. En esos días, fueron muchas las personas, especialmente, como es natural, votantes tradicionales del Partido Popular, que se pusieron en contacto conmigo para hacerme llegar su extrañeza y profundo rechazo por dichas declaraciones y a aconsejarme que las replicara de forma inmediata. No lo hice, y ello me valió algunas incomprensiones. No lo hice, no por falta de argumentos, sino por otras consideraciones que tienen que ver con unos principios de responsabilidad política y de lealtad, principios que antepuse a la defensa del honor personal y de la propia imagen.

Constituida la nueva Corporación, se han seguido produciendo declaraciones de miembros del equipo de gobierno que han intentando poner en valor su gestión en contraposición con la realizada por los equipos anteriores, recurriendo de manera reiterada a apreciaciones alejadas de la realidad y faltando a la debida consideración y respeto a equipos de gobierno y a alcaldes precedentes, que contaron con un respaldo popular incontestable como demuestra el único indicador fiable: el de las urnas.

Después de soportar durante meses en silencio todo tipo de descalificaciones hacia la labor realizada por anteriores corporaciones municipales, incluida la presidida por mí, ha llegado el momento de dejar de guardar silencio para que la lealtad no se confunda con la conformidad, ha llegado el momento en el que la responsabilidad ha de prevalecer frente a la comodidad del silencio, ha llegado el momento de dejar claras algunas cuestiones, no tanto por prurito personal, sino, fundamentalmente, para que las personas que directamente me instan a hacerlo (cada vez más según va pasando el tiempo) y la opinión pública en general, no tengan la sensación de que el silencio se interprete como aceptación, ha llegado el momento de reivindicar el buen nombre de quienes han apoyado y colaborado, más o menos directamente, con mayor o menor compromiso e intensidad, con los anteriores equipos de gobierno, especialmente de los concejales, que se han dejado la piel en su tarea.

Con tal cúmulo de reiteradas afirmaciones de diversos miembros del actual equipo de gobierno, la última con motivo del pleno de la noche del 2 de marzo pasado, asegurando, una vez más, que, hasta su llegada, en el Ayuntamiento no había una buena gestión, no se trabajaba, no había transparencia ni legalidad, hasta el punto de elevar esto a la categoría de tinte de distinción -poniendo incluso de parapeto (y a la vez en un compromiso) al propio personal municipal- es fácil entender que el aguante tiene un límite.

Ante las reiteradas declaraciones al respecto me veo en la obligación de dejar claro que durante mi estancia en la Alcaldía no ha expirado ningún plazo estando inclusa la defensa de los intereses municipales, que todos los acuerdos tomados por la Corporación bajo mi presidencia han estado avalados por los correspondientes informes técnicos que garantizaban la legalidad de los mismos y que hasta el momento de mi cese como alcalde (a mediados del pasado mes de junio), todos los convenios signados por el Ayuntamiento estaban siendo cumplidos. Todos. Las circunstancias que puedan concurrir en la actualidad para rescindir un contrato en vigor las desconozco.

Y por último: A entrega, trabajo, dedicación, esfuerzo y determinación, siempre dentro del respeto debido a la ley, algunos nos podrán igualar. Ganarnos, nadie.

Jesús Alonso Romero"

El vídeo del pleno:

Comentarios...