Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Los estudiantes de la UVa exigen "reducción del temario, evaluación continua y dar por superadas las prácticas ya iniciadas"
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Los estudiantes de la UVa exigen "reducción del temario, evaluación continua y dar por superadas las prácticas ya iniciadas"

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 22/04/2020 11:47
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

A través de un comunicado los representantes de los estudiantes de la universidad lamentan los problemas derivados de la formación no presencial y proponen una serie de medidas para que el Covid-19 no afecte a su progresión académica.

Ante los hechos acaecidos en los últimos días, desde las Asociaciones Estudiantiles de la Uva, han remitido a los medios un comunicado porque, consideran que "debemos posicionarnos y manifestar la perspectiva del estudiantado en un momento en el que, más que nunca necesitan de respuestas claras y concisas acerca de su futuro".

Las asociaciones de estudiantes sin el enlace entre el estudiantado, los decanatos y rectorado. Su principal labor es dar voz a los y las estudiantes en los órganos de gobierno de la Uva, y defender sus derechos ante los conflictos académicos que puedan surgir, así como trabajar por el progreso y buen funcionamiento de nuestra institución.

La crisis sanitaria derivada de la propagación del COVID-19 provocó la aprobación por parte del Consejo de Ministros del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. La medida más importante del mismo, para el colectivo estudiantil, fue el llamado confinamiento, que acabó de facto con la docencia presencial.

Respecto a esta supresión de la docencia personal, los representantes de los estudiantes se muestran "conscientes de la gravedad de la situación, y de que nadie se esperaba que una pandemia mundial pudiese irrumpir en nuestras vidas" pero afirman con rotundidad que "pero no queremos que esto sea un obstáculo en nuestra vida académica".

Por ello consideran que "es momento de reflexionar sobre si la UVa se encontraba preparada en el campo de la docencia online, pues en pleno siglo XXI deberíamos tener garantizada esta opción de enseñanza ante cualquier potencial problemática que pudiese acaecer". Del mismo modo, señalan que "la instrucción para la docencia online llega tarde, y que si esta se hubiese realizado previa a la situación excepcional que estamos viviendo se podría haber evitado gran parte de los problemas que han surgido desde el fin de la docencia presencial".

Uno de los principales problemas para los estudiantes y que "mayor incertidumbre ha generado", según este escrito, ha sido "el flujo informativo, el cual podemos definir como cambiante, en ocasiones escaso e incluso tardío".

La docencia y la evaluación presencial son, a día de hoy, algo imposible de contemplar y como tal exigen "conocer los criterios de calificación y los contenidos evaluables, así como de tener garantías de la eficacia en el funcionamiento de los soportes informáticos que se utilizarán para la evaluación". En base a esto, rectorado asegura que el día 29 de abril el estudiantado conocerá sus nuevos criterios de evaluación en las guías docentes modificadas que ha de hacerles llegar el profesorado.

En este sentido, solicitan que se respeten y sigan las directrices establecidas por rectorado y que se apliquen las siguientes medidas:

"Reducción del temario. Consideramos inasumible la evaluación normalizada de las asignaturas. Nos encontramos ante una situación excepcional en la cual surgen infinidad de casuísticas y problemáticas tanto a la hora de contactar con el profesorado como para establecer la retroalimentación que los procesos de enseñanza-aprendizaje convencionales confieren. La evaluación de aquello que el alumnado no ha podido recibir a través de la docencia online nos resulta un despropósito y una incongruencia, se requiere de una explicación exhaustiva de los contenidos para que estos puedan resultar aprendizajes significativos para el alumnado, y en base a esto, puedan ser evaluados. Supondría una situación desfavorable a la par que injusta para el estudiantado que estas evaluaciones se llevasen a cabo.

Evaluación continua. El propio preámbulo del Reglamento de Ordenación Académica recoge este precepto como la base del Plan Bolonia. Si con anterioridad resultaba incongruente verse en la obligación de aprobar un examen final para superar una asignatura, en este caso lo resulta en mayor medida, de hecho resulta inasumible. Reclamamos por tanto, la eliminación del examen final y por tanto, su adaptación metodológica a través de trabajos y/o proyectos, y de no ser esto posible, la disminución de su peso en la nota de las asignaturas, así como la eliminación de notas mínimas. Así mismo, hacer constar en este documento que tras la aprobación de la resolución de la COAP en el Consejo de Gobierno no se contempla la evaluación presencial. Por último la Universidad de Valladolid requiere al profesorado la realización de adaptaciones curriculares para diversos colectivos del estudiantado, que previa justificación no puedan ser evaluados ni evaluadas a través de los medios generales planteados en las respectivas adendas de cada asignatura. Esta sería la verdadera adaptación a la actual situación de emergencia y también al espíritu del propio Plan Bolonia.

Solución prácticas curriculares estudiantes de último curso. A 21 de abril de 2020 se ha aprobado en Consejo de Gobierno la posibilidad de defender el TFG y TFM pese a que no se hayan realizado la totalidad de prácticas curriculares. La idea inicial era desplazar el cierre de actas de TFGs al 30 de septiembre, y conservar la nota del mismo hasta el fin de la realización de las prácticas curriculares (antes del 30 de diciembre) y posterior a esto poder obtener el título de grado. De facto, esto supondría que el estudiante no obtendría su título hasta que no realizase sus prácticas, con su correspondiente retraso en el acceso al mercado laboral, a otros estudios o a la solicitud de determinadas becas. Bien es cierto que, según la resolución de la COAP aprobada en Consejo de Gobierno, se permitirá a los comités de título dar por finalizadas (y superadas) las prácticas del estudiantado que no tuviesen más asignaturas pendientes, y que hayan realizado ya un porcentaje de las mismas, pero no se concreta dicho porcentaje. En este sentido, reclamamos se den por superadas todas aquellas prácticas curriculares iniciadas (salvo oposición expresa por parte del estudiantado) y que estas no sean el único impedimento para la obtención del título, con independencia del porcentaje de realización de las mismas".

Comentarios...