Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El alcalde de Berlanga se inclina por tener la "máxima prudencia" en la Fase 1
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

El alcalde de Berlanga se inclina por tener la "máxima prudencia" en la Fase 1

BERLANGA DE DUERO
Actualizado 17/05/2020 20:51
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Jesús Barcones no oculta su temor ante el verano, cuando la población se multiplica por tres, y los servicios sanitarios considera que son escasos.

"No creo que vayamos a notar grandes cambios". Con estas palabras, Jesús Barcones, alcalde de Berlanga de Duero, ha resumido la llegada de una etapa en el confinamiento a la que accederá su municipio, dentro de la Zona Básica de Salud a la que da nombre y que integra a más de 40 localidades.

El regidor ha mostrado su cautela y se ha inclinado por tener la "máxima prudencia" tanto a partir de este lunes como en un futuro cercano, como es el estival. La localidad multiplica por tres su población y los medios con los que cuenta el centro de salud no son suficientes, según ha afirmado. "Como no nos reforcemos ahora podremos volver a pasarlo mal", ha aventurado, mencionando que se han producido "recortes en sanidad" a la vez que ha asumido que el verano "tiene que llegar" y que con el transcurrir del tiempo "no se puede prohibir la movilidad".

Insistiendo, ha reclamado una ambulancia de soporte vital básico, a la vez que también mejorar la presencia del número de médicos. "Alguna plaza se ha amortizado", ha lamentado. Aquí se ha referido a otros municipios como San Leonardo de Yagüe y San Pedro Manrique que también requieren más medios tanto materiales como humanos para cuidar de la salud de sus respectivos habitantes.

En cuanto a la economía local, Barcones ha significado que ha sido la hostelería la que más ha acusado el golpe de la crisis sanitaria, ya que los restaurantes seguirán cerrados, al igual que los hoteles, mientras que sí que abrirán, al menos, las terrazas dos bares. Algo que supone un premio al vecindario "por su buen comportamiento". Por ello, se ha mostrado satisfecho por esta conducta de sus paisanos de los que se ha mostrado que seguirán manteniendo "prudencia y sentido común" como han hecho hasta ahora.

En otros sectores, que tenían limitación como pueden ser ferreterías y droguerías también supondrá un alivio esta nueva fase en la desescalada, mientras que las tiendas de alimentación han desarrollado su actividad de un modo menos corriente: teniendo las puertas abiertas han repartido sus productos a domicilio, según demanda.

Y ya, en lo que respecta a los talleres mecánicos, estos no han cesado, ya que su actividad se centraba en la maquinaria agrícola, un sector "que no ha parado" y que ha precisado este servicio a diario, habida cuenta que la agricultura es uno de los pilares básicos del municipio y de su radio de influencia.

Por lo demás, y al hilo de esto último, Barcones ha lamentado que la festividad de San Isidro y la consiguiente bendición de campos este viernes no pudo ser celebrada, al igual que también ha sido suspendida la prueba deportiva Valeránica Running. Aún así, el primer edil no ha ocultado su esperanza en conseguir la normalidad, aunque ante la incertidumbre será cuestión de buscar nuevas fórmulas para eventos futuros, como las fiestas de agosto donde la plaza Mayor tiene una gran concurrencia. "Habrá que reinventarse", ha concluido.

Comentarios...