Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La Sanidad soriana inicia su desescalada
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

La Sanidad soriana inicia su desescalada

PROVINCIA
Actualizado 22/05/2020 18:46
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Se realizarán las obras necesarias en los dos hospitales y centros de salud. Poco a poco se va retomando el pulso habitual de la asistencia sanitaria, pero siempre con la prudencia que exige la pandemia del coronavirus

Los planes de desescalada diseñados por la Consejería de Sanidad, a través de la Dirección General de Planificación y Asistencia Sanitaria, pretenden que los centros vayan recuperando su actividad habitual, al mismo tiempo que se sigue atendiendo a los enfermos por la COVID-19 y se mantienen unas estructuras preparadas para afrontar un nuevo rebrote de la enfermedad, si es que volviera a producirse.

La Gerencia de Asistencia Sanitaria de Soria ha iniciado su Plan de Desescalada, tanto en los hospitales, Santa Bárbara y Virgen del Mirón, como en Atención Primaria, tal y como ha informado esta mañana, en el seno del CECOPI (Centro de Coordinación Operativa Integrado), el gerente Enrique Delgado.

El mantenimiento de las unidades y servicios Covid, en funcionamiento o hibernados por si fuera necesario, condicionan la vuelta a la normalidad de los centros, como también lo hacen las necesarias medidas de seguridad y protección de pacientes y profesionales, que impiden que se preste la asistencia sanitaria en las mismas condiciones que antes de la pandemia. Hay que asegurar circuitos y áreas diferenciadas (Covid y no Covid) y evitar acumulaciones de pacientes o acompañantes en cualquiera de las áreas asistenciales o administrativas.

Todo esto, y la consideración de que el virus sigue en la comunidad e infectando, hace que este Plan de Desescalada haya que aplicarlo paso a paso y con mucha prudencia, considerando que el objetivo fundamental sigue siendo la lucha contra la pandemia.

Hospitalización

El número de pacientes Covid ingresados ha disminuido de manera considerable (hoy hay 22 ingresados por esta patología). En este momento sólo existen tres plantas dedicadas a pacientes COVID: una en el Hospital Virgen del Mirón y dos en el Hospital Santa Bárbara. Está previsto que antes de que finalice el mes de mayo estos espacios se reduzcan a una planta en el Santa Bárbara, integrada en Medicina Interna, y otra en el Virgen del Mirón.

Antes de finalizar mayo se recuperarán también las plantas quirúrgicas, las de ginecología y obstetricia y pediatría y, si fuese posible, la Unidad de Paliativos volvería a su ubicación en el Hospital Santa Bárbara. El Hospital Virgen del Mirón quedará con una planta Covid y otra no Covid, manteniéndose el resto de servicios como antes de la pandemia.

Quedarán dos plantas hibernadas en el Hospital Santa Bárbara y una en el Virgen del Mirón, por si fueran necesarias ante un rebrote.

Cirugía y pruebas diagnósticas

Una vez recuperada parte de la Unidad de Reanimación que se utilizó para extender la UCI, se recuperará la cirugía con ingreso. A partir de esta semana se incrementará la actividad, manejando siempre criterios de prioridad clínica, situación de los pacientes y tiempo de demora.

En cuanto a las pruebas diagnósticas, estas ya se están realizando. Se han ajustado agendas para evitar esperas en las salas y se han puesto las medidas de protección adecuadas. Siguen estudiándose puntos críticos que no pueden abrirse hasta que no esté garantizada la seguridad.

Especialmente problemáticas son las extracciones, servicio en el que habrá que implementar importantes cambios organizativos.

Consultas

Está previsto empezar la actividad ordinaria en junio, aunque no se han dejado de atender las consultas que a juicio de los clínicos no eran demorables.

El inicio de la actividad habitual exige cambios importantes, estructurales y organizativos, teniendo en cuenta las dimensiones de los espacios, para evitar la acumulación de pacientes. Hay que espaciar las citas y potenciar, en la medida que sea posible, las consultas no presenciales, por ejemplo por telemedicina.

Se limitarán los acompañamientos y se pondrá control de acceso y de temperatura en las entradas.

Todos estos cambios, y las necesarias medidas de protección, hacen que la apertura vaya siendo paulatina a lo largo del mes.

Visitas y acompañamiento

Tal y como informó en la jornada de ayer la Delegación Territorial de la Junta, se reanudarán el próximo lunes, día 25, las visitas y acompañamientos a pacientes ingresados, suprimidas desde la declaración del estado de alarma.

Ante la situación actual y los riesgos que siguen existiendo, estas visitas serán concertadas telefónicamente y con medidas estrictas de seguridad que se explicarán a los usuarios cuando soliciten la visita.

Adecuación de estructuras

Los planes de desescalada exigen tener dispositivos diferenciados para atender a pacientes sospechosos de Covid de quienes no lo son. Esto exigirá alguna obra de adaptación en centros que inicialmente la Gerencia considera como prioritarias.

Se abrirá otra entrada en Urgencias en el Hospital Santa Bárbara, estableciendo circuitos diferenciados en su interior.

Se ampliarán los puestos estructurales de UCI con otros 4, para alcanzar los 14, con independencia de que ante un nuevo rebrote pueda extenderse, como se ha hecho hasta ahora.

Se realizarán adaptaciones en los ascensores y la climatización del Hospital Virgen del Mirón, que va a jugar un papel importante en esta fase de transición, como lo ha hecho durante el brote epidémico. No se descarta la posibilidad de que haya que trasladar alguna consulta desde el Hospital Santa Bárbara a este centro, como ya se hizo durante las obras de la Fase I de Ampliación y Reforma del Santa Bárbara.

Se realizarán obras de adaptación en centros de salud para garantizar doble entrada y circulaciones diferenciadas: Soria Norte, Almazán, Ágreda, Ólvega, Soria Rural y algún otro centro o consultorio local grande.

Atención Primaria

Atención Primaria asume en estos momentos el protagonismo en la lucha contra el coronavirus, una vez que la presión en los hospitales ha bajado, para conseguir la detección precoz de nuevos casos, su aislamiento y el estudio de contactos que evite una nueva transmisión comunitaria del virus. Para ello, tal y como informó ayer la Delegación Territorial, se han contratado 18 profesionales, nombrado responsables de Salud Pública y Comunitaria en todos los Equipos de Atención Primaria y se ha dotado de material necesario para realizar las PCRs de nuevos casos.

Además, continúan realizando el estudio de seroprevalencia y, poco a poco, van recuperando su actividad normal, según su propio Plan de Desescalada. Habrá que evitar las aglomeraciones de pacientes y asegurar la seguridad de todos, por lo que las consultas, tanto presenciales como no presenciales, se organizarán con cita previa por parte de los propios profesionales de los centros.

Responsabilidad Individual

La Gerencia de Asistencia Sanitaria de Soria vuelve a hacer un llamamiento a la responsabilidad individual, que hasta este momento ha sido ejemplar.

Todas estas medidas de desescalada comportan riesgos, pero son necesarios para recuperar nuestra vida normal. Hay que aprender a vivir con el virus y para ello hay que insistir en las medidas de protección: distancia social de 2 metros entre personas, el uso de mascarillas (obligatorio cuando no se puede guardar esa distancia), las medidas de higiene, y muy especialmente el lavado de manos con jabón o solución hidroalcohólica, y la limpieza y desinfección de locales y

Comentarios...