Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El Parque Natural del Cañón del río Lobos rinde homenaje al botánico Antonio Segura

El Parque Natural del Cañón del río Lobos rinde homenaje al botánico Antonio Segura

PROVINCIA
Actualizado 28/05/2013

El Parque Natural del Cañón del río Lobos ha rendido homenaje, este martes 28, al botánico Antonio Segura Zubizarreta (Bilbao, 1921- Soria, 2004), principal impulsor del conocimiento de la flora soriana y autor del estudio de la flora de este espacio protegido. Su relación con el Parque Natural del Cañón del río Lobos fue estrecha y fecunda, participando en su junta rectora, incluso ya jubilado, como persona de reconocido prestigio, y colaborando en la redacción de la primera monografía sobre la riqueza natural de este espacio protegido.

En el acto celebrado esta mañana, en la Casa del Parque del Cañón del Río Lobos, al que ha asistido el delegado territorial de la Junta, Manuel López, se ha mostrado a la familia de Antonio Segura (han estado, entre otros, sus hijos Antonio Segura y Marisa Segura) todas las instalaciones y, en particular, las zonas expositivas que bajo su nombre se dedican a mostrar su trabajo. También han asistido los directores y algunos profesores de las escuelas de Capacitación Forestal de Almazán y Coca.

Antonio Segura Zubizarreta (ingeniero técnico forestal), el mejor estudioso de la flora soriana y su gran descubridor, desarrolló su trayectoria profesional en Badajoz, Pamplona y, desde 1955, en Soria, donde echaría raíces trabajando como técnico en el Distrito Forestal hasta su jubilación, en 1986.

Desde niño manifestó su afición por la botánica, iniciándolo su padre, boticario en Arnedillo (La Rioja). Allí conoció al botánico T.M. Losa, que acudía al balneario local y mantenía relación con su padre. Su dedicación a la botánica llena toda la segunda mitad del siglo XX.

Su pasión por la botánica comenzó en los años 60, con un estudio de los pastos, lo que le llevó a conocer y tratar a otro renombrado botánico, el profesor Pedro Montserrat, quien le apadrinó para ingresar en la Sociedad de Intercambio de Lieja. También formó parte de la Sociedad Española para el Estudio de los Pastos y fue asesor de Flora Ibérica, el mayor proyecto de recopilación de los conocimientos sobre las plantas vasculares de la Península Ibérica y Baleares.

A lo largo de su vida profesional, Antonio Segura realizó una importante labor de herborización, conservación e intercambio de muestras vegetales: más de 40.000 números (plantas) y numerosos duplicados, principalmente de la provincia de Soria, pero también han sido importantes sus recolecciones y aportaciones a las floras de provincias tan dispares como las de Zaragoza, Almería, Toledo, La Rioja, etc.

En 1969 publicó un primer catálogo florístico soriano, que iría actualizando con diversas notas posteriores. Fruto de su minucioso trabajo es el ?Catálogo Florístico de la Provincia de Soria?, en colaboración con Gonzalo Mateo y José Luis Benito, publicado en 1998 en una primera modesta edición como monografía de la Flora Montibérica y, posteriormente, en una segunda magnífica edición (2000), publicada por la Diputación Provincial de Soria.

El herbario actual, depositado en la sala que lleva su nombre en la Casa del Parque del Cañón del río Lobos, consta de dos colecciones con más de 17.000 pliegos: una realizada por Antonio Segura para el propio Parque Natural, a principios de los años 90, con 900 especies herborizadas de las que se cuenta con 3 ejemplares, y un herbario general con plantas de muchas procedencias, incluidos los intercambios científicos que realizaba con botánicos de otros países, y que se encontraban depositados principalmente en la casa forestal de El Quintanarejo y en otras dependencias de la Administración forestal de Soria -en las que desempeño su carrera profesional- y que ahora se han reunido superando los 14.000 pliegos.

Estos herbarios están acompañados de tres más pequeños, de un centenar de pliegos cada uno, procedentes del Servicio Territorial de Medio Ambiente y que se han reunido en la misma sala. Son herbarios de la provincia de otros botánicos como Ceballos, del antiguo Instituto Forestal de Investigaciones y Experiencias, y de Velasco Hernández.

El Real Jardín Botánico de Madrid, a primeros de los años ochenta, adquirió 16.000 pliegos de plantas del herbario particular de Antonio Segura para su conservación y para estudio de muchas generaciones.

SALA ANTONIO SEGURA

El Parque Natural del Cañón del río Lobos ha querido realizar un homenaje a este botánico, en reconocimiento y memoria de su gran trabajo y su enorme talla humana, dedicándole una sala que acoge una pequeña parte del herbario que recolectó a lo largo de su carrera profesional y que ofrece una excelente representación de la flora de este espacio protegido.

En estas mismas dependencias se dispone de la micoteca que hasta hace poco tiempo se encontraba en el Departamento de Investigación Forestal de Valonsadero, que gozará de un buen espacio para su análisis y estudio.

Además, en el módulo de los cortados del cañón de la propia exposición de la casa del parque, se presenta al botánico afincado en Soria explicando el minucioso trabajo que realizó y le llevó a proponer varias nuevas especies de la flora ibérica. Dos ejemplos destacados son la Androsela riojana (Androsace rioxana), una de las plantas más raras e interesantes de cuantas dio a conocer, endémica de las partes altas de la Sierra de la Demanda y la Biscutella alcarriae, una crucífera exclusiva del suroeste de la Cordillera Ibérica.

El prestigio de Antonio Segura llevó también a otros destacados botánicos españoles a dedicarle nuevas especies por ellos identificadas, añadiendo al nombre del género el específico de ?segurae?, como es el caso de Antirrhinum segurae, Biscutella segurae, Hieracium segurae o Saxifraga segurae.

Sus pliegos, fruto del minucioso trabajo desarrollado durante décadas, son citados en centenares de trabajos de investigación internacionales. Para la ordenación y el próximo uso del herbario se cuenta con la colaboración del botánico e ingeniero de montes, Carlos Molina, así como con profesores y alumnos de la Escuela de Capacitación Forestal de Coca.

Comentarios...