Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La concordia fue posible, salvo para la Policía Nacional

La concordia fue posible, salvo para la Policía Nacional

OPINIóN
Actualizado 31/03/2014 10:52

Adolfo Suárez pasará ya a la historia como unos de esos grandes hombres que conquistaron el alma de los españoles y que han escrito parte de las mejores páginas de nuestra reciente historia

"La concordia fue posible". Bajo esta frase descansa ya en la catedral de Ávila el expresidente del Gobierno Adolfo Suárez. Un epitafio que resume en cuatro palabras su paso por el Gobierno de la nación en un momento convulso para España pero en donde con tesón y determinación, fue capaz de aunar distintas sensibilidades y cerrar viejas heridas que hasta entonces permanecían abiertas. Un hombre que permitió la transición ordenada del franquismo a la democracia y en donde su carácter conciliador permitió un modelo de libertades que a día de hoy continuamos disfrutando.

Adolfo Suárez pasará ya a la historia como unos de esos grandes hombres que conquistaron el alma de los españoles y que han escrito parte de las mejores páginas de nuestra reciente historia. Como agradecimiento a su labor, quedará también como recuerdo en nuestra retina, cómo el pueblo español quiso tras su muerte agradecerle su legado; y testigos de ese agradecimiento fueron los leones que custodian el Congreso de los Diputados, por donde miles de ciudadanos desfilaron con honores personales produciendo en silencio un sentimiento universal que dejó patente que España no olvida a uno sus mejores hijos.

Y frente al recuerdo del hombre del CONSENSO y la CONCORDIA, aparecieron también durante estos días pasados en Madrid, una serie de alimañas que con forma humana no alcanzan a comprender lo que ambas palabras significan. Y frente a la España que desea seguir avanzando hacia su futuro, se colaron por el televisor esas imágenes de ataques vergonzosos y deplorables hacia la Policía Nacional ocurridos en Madrid y que verdaderamente demuestran que algunos encapuchados y que nos recuerdan a otros del norte de España, mejor si nunca hubiesen visto la luz de esta sociedad, que gente como Adolfo Suárez nos dejó como su mejor legado. Un legado que algunos quieren fragmentar a golpe de terrorismo callejero y en donde el Estado de Derecho más que nunca, debería de responder con contundencia y firmeza para aplacar a estos enemigos de España, del consenso y de la concordia.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información