Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Concedida la jubilación a un funcionario de prisiones por los trastornos de una agresión

Concedida la jubilación a un funcionario de prisiones por los trastornos de una agresión

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 21/10/2014 14:03

CSI-F lamenta que la Administración no ponga las medidas preventivas para estos empleados tras el fallo por el que el TSJ da la razón al afectado, un trabajador de la cárcel en Segovia que recibió varios pinchazos con un punzón y golpes con una bandeja del comedor.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León de Valladolid ha concedido la jubilación por incapacidad permanente total a un funcionario de la prisión de Segovia, como consecuencia de una grave agresión causada por un interno el 17 de octubre de 2008. Ante este fallo, el sindicato CSI-F ha lamentado que la Administración penitenciaria siga sin poner las medidas preventivas necesarias, para abordar el problema de las agresiones, "que no deja de crecer", y exige la implantación de un plan integral de actuación y prevención. En los últimos siete años, se han producido 36 agresiones en cárcel de Segovia, 344 en las de Castilla y León y 1.994 en las de toda España.

El texto judicial, defendido por la Asesoría Jurídica de CSI-F Segovia, contempla que la agresión recibida provocó en el funcionario un trastorno de estrés postraumático crónico, que le impide ejercer su trabajo. Los hechos ocurrieron el 17 de octubre de 2008, cuando el afectado se encontraba vigilando en el comedor, durante la hora de la comida de los internos. Uno de ellos asestó al funcionario varios pinchazos con un punzón de fabricación casera, recibiendo además múltiples golpes con la bandeja de la comida, así como patadas y cabezazos.

La agresión ha generado en el funcionario "secuelas psicológicas irreversibles", con "trastorno de estrés postraumático", así como importantes síntomas ansioso-depresivos y fobias asociadas al ámbito penitenciario, lo que le imposibilita el desempeño de cualquier trabajo relacionado con su anterior empleo, y le impide su incorporación a su puesto de trabajo de manera permanente.

En el sindicato han mostrado su satisfacción por que haya concluido "el calvario por el que ha pasado nuestro compañero, y deseamos que a partir de ahora pueda comenzar a pasar página y recuperar su vida, que quedó truncada tras la brutal agresión". Así mismo, han reclamado a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias que "aborde el problema de la lacra de las agresiones en los centros penitenciarios, que en la mayoría de los casos pasan en silencio, sólo con el desgarrador relato y sufrimiento de los compañeros agredidos y de sus familias, y con el silencio como única contestación de la administración penitenciaria, demostrando una gran falta de sensibilidad".

En CSI-F han recordado que en los últimos siete años se han producido 36 agresiones en la prisión de Segovia, 344 en las de Castilla y León. "Unas cifras que siguen aumentando de manera preocupante, sin que la administración penitenciaria sigue sin poner las medidas preventivas necesarias", han insistido.

Por ello, el sindicato independiente ha exigido la implantación de un plan integral de actuación y prevención sobre las agresiones, y todo tipo de violencia en el medio penitenciario. El objetivo es que las agresiones tengan un tratamiento singularizado y pormenorizado, y así poder identificar las principales causas, con el fin de minimizarlas o incluso favorecer su desaparición.

Protoclo de actuación

Aunque el Estado está desarrollando un protocolo de actuación frente a la violencia en el trabajo, a instancia de CSI-F, "la administración penitenciaria sigue en su afán de oscurantismo y falta de transparencia, intentando quedar fuera de este procedimiento, aunque las agresiones año tras año sigan aumentando, y sin proponer ninguna medida que solucione esta situación".

En este punto, consideran que ese plan debe incluir medidas para que tanto los funcionarios agredidos, como sus familias "puedan reducir su sufrimiento". Entre esas medidas, cabe la posibilidad de incorporación a otros departamentos, "e incluso la integración en otros cuerpos de la Administración General del Estado".

Aunque el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León es de abril, CSI-F ha querido dar a conocer esta sentencia, coincidiendo con la fecha en la que se cumplen los seis años de la agresión.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información