Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Soria es la cuarta provincia de Castilla y León en hectáreas repobladas de árboles

Soria es la cuarta provincia de Castilla y León en hectáreas repobladas de árboles

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 09/03/2015 11:26

En el territorio provincial se han reforestado 39.157 hectáreas, pese a ser una de las más forestales de la Comunidad. La repoblación ha superado las 400.000 hectáreas en todo Castilla y León, con datos registrados entre 1990 y 2013.

León es la provincia de Castilla y León más beneficiada con las repoblaciones forestales llevadas a cabo desde la década de los noventa del pasado siglo. Una de cada tres hectáreas de plantaciones de árboles corresponde a esta provincia hasta sumar más de 129.000. Le siguen Burgos (54.386 hectáreas) y Zamora (50.621 hectáreas).

Soria , pese a ser una de las más forestales es la cuarta en el ranking, con 39.157 hectáreas, y Salamanca y Ávila (con unas 29.000 hectáreas en cada caso). En términos similares se encuentran el resto de territorios como Palencia (24.754), Valladolid (21.934) y Segovia (21.559 hectáreas).

La repoblación forestal en la Comunidad Autónoma superó las 400.000 hectáreas entre los años 1990 y 2013, lo que supone una superficie mayor que la comarca leonesa de El Bierzo, y convierte a Castilla y León en la región de España con más extensión de monte (casi 5 millones de hectáreas). No en vano, la masa forestal ocupa más de la mitad de su territorio.

Las plantaciones de árboles en montes de la Comunidad -tanto los gestionados por la administración como los privados y los consorciados- durante las dos últimas décadas registradas por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente son inferiores a las 454.000 hectáreas contabilizadas por el Ministerio entre 1940 y 1982 a través del Instituto para la Conservación de la Naturaleza (Icona), aunque se trata de un periodo mucho más amplio.

Las repoblaciones han sido posibles, sobre todo, gracias a las iniciativas de las administraciones públicas (Unión Europea a través de los fondos Feader, Ministerio y Junta) que financian alrededor del 80 por ciento de cada actuación. Constituyen uno de los objetivos prioritarios de la política forestal de la Junta de Castilla y León. No en vano, es un trabajo que mejora la cubierta vegetal con un aprovechamiento y sostenible de los recursos, la erosión del suelo y las catástrofes naturales (avenidas en las lluvias torrenciales) y atenúa el cambio climático. En definitiva, se busca proteger el medio ambiente y contribuir a la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.

Las líneas de actuación, que impulsa la administración regional, pasan por repoblar terrenos gestionados por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y en régimen privado pero también para la protección de zonas áridas, de fuerte pendiente y para la conservación de la fauna y la flora. De esta manera, se combinan dos aspectos con independencia de la propiedad.

Además, se llevan a cabo actuaciones para la producción de madera y frutos. En la actualidad, la mayor cantidad de madera obtenida en los montes de utilidad pública procede de repoblaciones pilotadas por el Icona en los años 40 y 50 del siglo pasado.

Pero el grueso de las repoblaciones realizadas en la Comunidad en las dos últimas décadas corresponde a las tierras agrícolas de particulares, a los que se les concede subvenciones para repoblar y posteriormente para compensar el abandono del cultivo tradicional para convertirlo en un uso forestal. En concreto, del total de las 400.319 hectáreas registradas por la Consejería entre 1990 y 2013, el 58,7 por ciento corresponde a repoblaciones de terrenos que antes estaban destinados a cultivo.

El resto se completa con las 150.621 hectáreas repobladas por la Junta en los montes de utilidad pública y en los terrenos procedentes de consorcios y convenios suscritos con sus propietarios públicos y privados. La práctica totalidad de las plantas destinadas a este tipo de repoblaciones en todo este tiempo ha salido de los viveros gestionados por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, sobre todo del central existente en Valladolid.

Según los datos facilitados por la Consejería, la labor de repoblación forestal en el periodo analizado afecta a una media de 16.679 hectáreas anuales. Un ritmo que ha variado en el tiempo puesto que entre los años 1993 y 1999, la repoblación llegó a superar las 20.000 hectáreas cada ejercicio, llegando incluso a alcanzar las 28.000.

Comentarios...