Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

“Estamos en una provincia segura”

El teniente coronel Andrés M. Velarde, en su alocución en Soria. / SN
El teniente coronel Andrés M. Velarde, en su alocución en Soria. / SN
Actualizado 12/10/2015 18:15:51

El teniente coronel Velarde incide en que los vecinos “sientan” la presencia de la Guardia Civil en los pueblos. La Guardia Civil prestó su auxilio a 280 requerimientos el pasado año.

“Los datos globales dicen que estamos en una provincia segura”. Así lo ha afirmado este lunes, en la festividad de la Virgen del Pilar y Patrona de la Guardia Civil, el teniente coronel de la Comandancia de Soria Andrés Manuel Velarde.

Unas declaraciones que hacía al término del desfile que todos los años miembros de la Benemérita llevan a cabo en la ciudad de Soria. Ante los medios de comunicación, se refería a la provincia registra la mitad de delitos respecto a la media nacional, y por debajo de la media de la región. Estas cifras, lo que es llamado índice de criminalidad, dan a Soria 20 delitos por cada mil habitantes y algo más de treinta en Castilla y León.

Velarde, que ha confesado sentirse satisfecho por la labor que desarrollan los más de 500 efectivos desplegados en la provincia, ha abundado que el desempeño de la labor que ejercen se hace bien y ha pedido que los vecinos “sientan cerca a la Guardia Civil en el día a día”. Unas tareas que tampoco ha ocultado son dificultosas por la despoblación que sufren la mayoría de las localidades, lo que hace que sean muchos grupos de fuera de la provincia los que se operan para efectuar sus fechorías, ya que la delincuencia autóctona es escasa.

También ha desgranado que en este momento el servicio “está dimensionado”, en cuanto al número de agentes, aunque siempre será “bienvenido más personal” ya que la plantilla está cubierta entre el 80 y el 90%. Un hecho que hace que muchos de los agentes busquen otros destinos que ofrecen si no una mayor proyección profesional, una mejora personal en sus vidas. Con todo ha señalado que la presencia de la Guardia Civil también sirve para fijar población, ya que muchos agentes se asientan de manera definitiva con sus familias en los destinos asignados.

En cuanto a las infraestructuras, el teniente coronel ha convenido en aceptar que hay cuarteles de reciente construcción que ofrecen buenas condiciones, si bien otros, con más años, no están del todo adecuados a una institución “que lleva 170 años en la provincia”.

En lo que es el balance de este año, ha resaltado dos operaciones de importancia. La primera de ellas consistía en la desarticulación de una banda y la detención de sus responsables que se dedicaba a facilitar el estatus europeo de países fuera de este ámbito. La otra fue la incautación de 200 kilos de hachís, “algo significativo en una provincia como ésta”. En dicha operación también fueron detenidos los responsables. Además, ha significado que miembros de la Guardia Civil atendieron a 280 requerimientos o llamadas de los vecinos en un año.

Por último se ha referido a la situación de violencia que han vivido algunas poblaciones burgalesas con recolectores de setas extranjeros. Según ha indicado, en la provincia no se han dado estos casos, si bien se ha aumentado la presencia de los agentes del orden en zonas de mayor afluencia de estas personas, con el fin de evitar posibles enfrenamientos.

comments powered by Disqus
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información