Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
24 protagonistas para unas fiestas

24 protagonistas para unas fiestas

SAN JUAN
Actualizado 24/06/2016 20:22

Con los novillos ya en el monte Valonsadero conocemos a los 12 jurados y juradas de las fiestas de San Juan 2016

1. La Cruz y San Pedro: Anselmo y Mónica

Vicente ya tenía planificado que este año sería jurado con su hija Mónica, y de La Cruz y San Pedro, porque es el barrio donde vive, y es "lo lógico". Apunta que a los jóvenes les cuesta mucho entrar en fiestas, quizás porque viven las fiestas de otra manera. Confía en que con los años se integren más en las cuadrillas, pero sí se echa de menos esa participación de los jóvenes.

Unos cuadros de Ferrus sobre los diferentes días de fiestas es la aportación de los nuevos jurados a la decoración del local; y el logo de la Cuadrilla lo ha elaborado el propio jurado, que también tiene experiencia ya en colaborar con alguna cuadrilla y con peñas. Es consciente de que el cargo exige unas obligaciones, que quizás quiten algo de libertad, pero que las llevará con mucho orgullo.

2. Santa Catalina: Anselmo y Mónica

Anselmo y Mónica fueron los primeros de los tres últimos valientes en apuntarse para ser Jurados. "Veíamos que el barrio se iba a quedar sin toro, sin música? fue un calentón" reconoce Anselmo. Mónica llegó a Soria hace 17 años de su Polonia natal y confiesa que en los primeros sanjuanes pensó "¿De dónde sale toda esta gente?" Enseguida sucumbió al embrujo de las fiestas y recuerda las vaquillas del sábado por la noche, "daban mucho juego".

Entre las cosas que se va a perder este año destaca la feria taurina a la que es muy aficionada. El primer día marcado en rojo es el Miércoles el Pregón, "seguro que en el recibimiento en la Plaza Mayor estamos un poco nerviosos". El jurado, caballista, vivirá una Saca "diferente, será raro verla desde arriba, desde el balconcillo". Cuatro y colaborador otros años Anselmo cumplirá estos Sanjuanes su sueño de ser jurado.

3. La Mayor: Luis y Marisa

Estaban esperando a que los exámenes de la universidad de los hijos no interfiriesen para ser jurados, y como este año San Juan cae más tarde... no han desaprovechado la oportunidad.

Cada año baja el número de vecino que entran en fiestas en La Mayor, y "es duro comprobar que haya tantos pisos vacíos. Aunque la gente ayuda a contactar con vecinos que no están.

Como el local de La Mayor está ya "tan bonito", el toque personal de este año es la colocación de rosas sanjuaneras en papel pinocho, y de una caricatura de los jurados que ha hecho Ferrus, "algo simpático". Los jurados de la Mayor ya saben ya han colaborado en una cuadrilla. En 2003 el hermano de Marisa García fue jurado. "

4. El Rosel y San Blas: Carmelo y Josefina

Que los jóvenes acudan a la cuadrilla, "que traten de enterarse del porqué de las fiestas de San Juan, de por qué las cosas son así", es lo que cree la jurada que tienen que hacer los jóvenes para "implicarse de manera completa en las fiestas, y tratar de entenderlas. Que los jóvenes pongan pegas para entrar en fiestas es muy triste". La jurada considera que no llegarán a 800 vecinos los que entren. "El barrio está envejecido y vacío, pero estamos muy agradecidos, porque la gente mayor entra. Los extranjeros no participan, aunque los chinos sí; y los jóvenes les cuesta mucho", indica la jurada, que piensa que ha llegado el momento de "reestructurar las cuadrillas".

Ser jurado ha sido el regalo-sorpresa de cumpleaños de Carmelo Calonge Barrio, algo que había deseado siempre y que ha llegado con la jubilación. La caldera la hace el propio jurado, que por algo lleva 25 años haciendo calderas; y Antonio Soria se ha encargado de decorar el local con pinturas "coloristas, muy modernas, de Picasso o Miró".

5. Santiago: Eduardio y Maria Cristina

Quieren recuperar el acto de bajar el Sábado Agés al Árbol de la Música, que se dejó de hacer hace una quincena de años. Lo están hablando con otros jurados para intentar hacerlo. "No es bueno que se pierdan este tipo de tradiciones", indica Eduardo Rodrigo Hernández. Los jurados también quieren agradecer públicamente la participación a los vecinos que han entrado en fiestas, para lo que están estudiando la fórmula, a través de un listado en el libro de la cuadrilla, de una nota pública... Lo están valorando.

En la decoración del local se ha colocado un rincón del jurado con los pañuelos de la cuadrilla desde 1983. Les falta el de 1984, por lo que el jurado pide que si alguien lo conserva, agradecería su cesión. Rodrigo ya ha colaborado en varias cuadrillas, y ahora tocaba ser jurado.

6. San Miguel: Jorge y Belen

Los de San Miguel fueron los últimos jurados en salir voluntarios. Faltaban horas para el Nombramiento. "Fue Belén la culpable de todo esto" asegura Jorge. Ambos tenían claro que un barrio vacío supondría abrir un escenario bastante peligroso para las fiestas. "La primera llamada que hice fue a mi madre" recuerda el jurado, "nunca me había echado una bronca tan grande en los últimos 10 años" bromea. Afortunadamente "le duró 5 minutos, ahora mírala; ahí está" dice Jorge mientras señala un grupo de colaboradores que comienza a preparar la cocina del local mientras debaten sobre los vestidos que llevará la jurada.

"Nos vamos marcando pequeños retos y objetivos" señalan, lo primero fue organizar el Catapán, luego apuntar a los vecinos y el siguiente paso será redecorar el local con varios collages de fotos y dos dibujos de los jurados catando la bota.

7. San Juan: Nacho y Leticia

"Los dos teníamos muchas ganas de ser jurados" confiesan a la primera Nacho y Leticia. La jurada reconoce que "la respuesta de nuestro entorno ha superado las expectativas". El jurado espera con ganas el Viernes de Toros. Su novillo es el primero de la tarde, "toda la parafernalia de salir de la cuadrilla, llegar a la Plaza Mayor, subir, hacer el paseíllo, poner el cachirulo? estará muy chulo".


Leticia va asumiendo que este año no podrá bajar a Las Bailas "es mi día favorito, pero tenemos un barrio muy grande? va a ser prácticamente imposible". Miembros de la Peña el Desbarajuste ambos han mamado las fiesta desde pequeños, "todo lo que sé de las fiestas es gracias a mis padres" confiesa Nacho y Leticia apunta orgullosa "nosotros no éramos de los que se iban de vacaciones en San Juan".

8. Santo Tomé, San Clemente y San Martín. Cristian y Jennifer

Lo primero que llama la atención al entrar al local de Santo Tomé, San Clemente y San Martín es la juventud de los jurados. Él tiene 23 años y Jenifer 19. "Era la ilusión de Cristian" reconoce la jurada. "Nos costó decidirnos" reconocen, pero al final apostaron por afrontar el reto.

Para el local, frente a la Plaza de Toros, han aprovechado parte de la decoración del año pasado y recuperado dos imágenes antiguas del Jueves la Saca, "es el día que más nos gustan". Una de ellas muestra a varios caballistas por el Collado, ellos aún no habían nacido. Cristian espera que "todos los días sean especiales". De momento, viven la cuadrilla "día a día" y disfrutando de cada instante. Aseguran que será una experiencia inolvidable pues "vamos a vivir las fiestas de otra manera". "En el barrio están muy contentos" y no es para menos "pensaban que se iban a quedar sin San Juan" dice la jurada.

9. San Esteban. Jesús y Begoña

Jesús y Begoña nunca han estado dentro de una cuadrilla, tal vez por eso decidieron rodearse entre sus colaboradores de gente con experiencia; "3 han sido jurados" presumen. Por trabajo no ha podido disfrutar las fiestas como le hubiera gustado, pero siempre ha entrado al menos en dos cuadrillas "la de casa (San Esteban) y la del negocio (Santiago) mínimo". Ahora, jubilado, podrá cumplir su sueño. Guarda más de 50 botellas de vino de las tajadas de los Domingos de Calderas, "tienen que ser ya vinagre" bromea.

El jurado reconoce que el año pasado "iba echando el ojo" pues ya tenía idea de apuntarse. "Bajé el mismo Martes a Escuela pero ya se me habían adelantado" y pese a la existencia de más candidatos ese mismo día "ya teníamos cerrada la música" recuerda sorprendido.

10. El Salvador. Roberto y Carmen

En La Barriada las fiestas se viven de una forma especial. Hace 20 años el mismo grupo de amigos ya se hizo cargo de esta misma cuadrilla. Un collage recuerda aquellos años mozos junto a otro que homenajea los 50 años de su peña; Los que faltaban. Casi todo el que aparece por el local viste o vestido el chaleco morado, entre ellos el orgulloso jurado.

Roberto avisa "todo el grupo de amigos somos muy sanjuaneros", y eso debe ser hereditario. "A los críos les hemos enseñado desde pequeñitos que las fiestas se viven de día, no solo de noche" sentencia con la certeza de quien sabe que cuenta una verdad universal.

Roberto recuerda una anécdota que les ocurrió paseando el Santo hace 20 años. "Una señora nos llamó para que lo llevásemos por un callejón hasta la puerta de su casa", cumplieron y una vez allí la buena mujer pidió que lo metiesen al salón de su casa. Tras mucho insistir "entre el aburrimiento y el cachondeo" entramos. Allí les esperaba una gran mesa con tortillas, torrenillos, embutido, champagne frío?

11. Santa Bárbara. Juan José y Nuria

Juanjo y Nuria celebran este año el décimo aniversario de su boda y para festejarlo han decidido dar el paso. "Es como tirarte a la piscina, lo mejor es hacerlo de golpe" aconseja Juanjo. Si hay algo por lo que destaca el local de Santa Bárbara es por los niños, sus hijos tienen 5 y 8 años y junto a los de los amigos suman más de una quincena de pequeños sanjuaneros.

La cuadrilla la preside un toro pintado por Laura Carrera que te persigue con la mirada por todo el local. A sus lados los montajes de Roberto Mateos quien también se ha encargado del logotipo. "Los engranajes del logotipo son un homenaje a su taller mecánico" explican. Roberto ha mezclado en las paredes fotos recientes con imágenes en blanco y negro. Para sacar adelante la cuadrilla se están apoyando en sus amigos "son todos de este barrio y amigos de toda la vida".

12. La Blanca. José Luis y Tania

Tania y José Luis son de los que bajaron a apuntarse el mismo martes a escuela. La jurada tenía claro "desde muy pequeña" que La Blanca sería la cuadrilla elegida. ¿Por qué? En 1945 fueron jurados sus abuelos y en 1984 sus padres. La cuadrilla se dirige desde Tudela, donde viven los jurados. Por ello, a más de 100 km de distancia, se agradece aún más el trabajo de sus cerca de 80 colaboradores.

La jurada viene a Soria todos los fines de semana y José Luis cada día que tiene libre en el trabajo, entre tanto el teléfono no para de sonar. Tratándose de La Blanca es lógico que uno de los momentos más esperados sea el Lunes de Bailas.

Comentarios...