Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

RUTAS

Ruta por Ágreda, el cardo rojo y las tres culturas

Actualizado 30/09/2016 14:13:02

Comer en el restaurante La Sinagoga de Ágreda es saborear, de entrada, una porción de la riquísima historia de la villa de las Tres Culturas. Porque este establecimiento está en lo que pudo ser una sinagoga, o al menos un templo en el que los judíos de Ágreda parece que realizaron sus ritos religiosos. Desde luego, La Sinagoga es un buen punto para iniciar esta ?Ruta en plato?.

Ágreda ofrece uno de los centros urbanos históricos más interesantes de la provincia. Por su peso cultural y el artístico -convivieron cristianos, judíos y musulmanes-, esta villa fronteriza entre Aragón, La Rioja y Castilla bien merece un paseo, antes de disfrutar de la cocina tradicional de la comarca que ofrece el restaurante La Sinagoga.

Precisamente partimos de este simbólico establecimiento, que fue sinagoga o un templo que utilizaron los judíos agredeños. Salimos y bajamos por la a calle Vicente Tutor, hasta llegar al arco de Felipe II, junto al palacio de Los Castejones. Es el barrio judeo-cristiano, con la iglesia de la Peña detrás. Se cruza el arco y nos adentramos en lo que fue el barrio moro. Llegamos por la derecha hacia los restos de muralla árabe y el arco conocido como Puerta del Cementerio, que ofrece una vista preciosa de los huertos árabes que aún se conservan y del Moncayo (la cumbre más alta del Sistema Ibérico) al fondo.

Recorriendo las callejuelas estrechas y enrevesadas, propias de una medina árabe, hay que ir a la Puerta del Agua y al Torreón medieval de la Muela (visitable), de origen árabe.

En un recorrido circular por la antigua medina se sale, de nuevo, por el arco de Felipe II y volvemos la Palacio de los Castejones, que ahora es la Casa de Cultura. Se puede visitar y ofrece unos interesantes jardines renacentistas.

Más arriba está la iglesia románica de San Miguel y el convento de las Madres Concepcionistas, que ofrece un curioso museo en memoria de Sor María de Jesús.

Luego, vamos en dirección a la plaza Mayor, y pasamos por el Torreón del Tirador, puerta a los diferentes barrios. En la Iglesia de la Peña se ubica el museo de arte sacro de la localidad. En la plaza Mayor, corazón social de la villa, está la Basílica de la Virgen de los Milagros y el Ayuntamiento.

La dehesa

Para hacer un poco más de hambre, antes de regresar al restaurante La Sinagoga, inicio de esta ruta, también se puede disfrutar de un paseo agradable por la Dehesa, un enorme y sorprendente parque, que los agredeños han sabido mantener.

Puntos claves

  • Para el propietario y responsable de la cocina de La Sinagoga, Víctor, los huertos árabes son un lugar que hay que visitar. Son los mismos huertos, con el mismo sistema de riego, que utilizaron los musulmanes de Ágreda, hace siglos, y donde se cultiva la joya de la huerta agredeña: el cardo rojo. Posiblemente, el mejor de España.
  • Con estos productos de huerta tan singulares que ofrece Ágreda, gracias a su especial microclima y a las características de su tierra, es normal que la cocina de temporada sea uno de los fuertes del Restaurante La Sinagaga , donde se pueden degustar los platos de la comarca con unos productos de primera calidad.
  • El edificio donde se asienta el Restaurante La Sinagoga conserva un ábside románico, quizás del siglo XII, que parece la traza de un templo románico. Se cree que sirvió de sinagoga para los judíos de Ágreda, localidad donde convivieron con normalidad cristianos, judíos y musulmanes.

comments powered by Disqus
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información