Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

RUTAS

Ruta por los pueblos de la comarca de Pinares

Actualizado 01/02/2017 12:16:01

La etapa número 11 del GR-86, el Sendero Ibérico Soriano, transcurre entre vinuesa y covaleda, dos localidades de la comarca de pinares. El recorrido, que cuenta con una longitud total de 8 kilómetros, encuentra su fin en molinos de duero, el primer tramo del trayecto. El puente romano visontino, la ermita de la soledad y la Iglesia de San Martín de Tours forman parte de la riqueza arquitectónica de la zona.

Al noroeste de la provincia de Soria, se sitúa la comarca de Pinares, la madre de uno de los ríos más importantes del país, el Duero, que tras recorrer gran parte de Castilla y León, acaba muriendo en Oporto.

La ruta que Soria Noticias propone para terminar el año transcurre entre las localidades de Vinuesa y Molinos de Duero, dos de los pueblos más bonitos de Soria. La etapa 11 del GR-86, denominado Sendero Ibérico Soriano, recorre los parajes comprendidos entre los términos municipales de Vinuesa y Covaleda, aunque en esta ocasión, el trayecto encontrará su fin una vez recorridos los 4 primeros kilómetros del camino.

Los senderistas deberán aparcar el coche en Vinuesa y coger la calle donde está situada la ermita de la Soledad, construida durante la segunda mitad del siglo XVI. Al final de la calle, se puede ver el puente que cruza el embalse de La Cuerda del Pozo junto al antiguo paso romano, actualmente muy deteriorado y y prácticamente hundido.

Una vez atravesada la pasarela, los caminantes cogerán el camino de la derecha, que lleva directamente a la ermita de San Mateo. El santuario propone a sus visitantes un reto, que se expone en el cartel colgado en su entrada: "Esta ermita está, casi siempre, cerrada. ¡Solo los viajeros de corazón bueno encontrarán la llave que abre las puertas".

Transcurrido el primer kilómetro y medio, y pasada la ermita visontina, los paseantes deberán seguir las señales rojas y blancas, colocadas en los troncos de los árboles.

La segunda parte del sendero transcurre paralela a las aguas del embalse que regula el Duero. El primer tramo de los últimos kilómetros concluirá con la llegada a un arroyo, que proviene de la Fuente de los Huevos Podridos, como la conocen los vecinos de la comarca. Para finalizar y hasta llegar a Molinos de Duero, los senderistas atravesarán los restos de una antigua vía romana.

FLORA Y FAUNA

Durante la ruta, los caminantes podrán disfrutar de la fauna y flora de la zona de Pinares. El pino albar, el haya y el roble son algunas de las epecies más comunes, aunque también se podrán divisar algunos ejemplares de acebo y serbal de los cazadores. Respecto a la fauna, algunas de las especies que se podrán avistar son: el ciervo, el corzo y el jabalí.

MOLINOS DE DUERO

El sendero concluye en la localidad de Molinos de Duero. El pueblo soriano es uno de los más bellos y turísticos de la provincia tanto por la zona donde está ubicado como por sus edificios y casas realizados con piedra de sillería. Entre las construcciones más destacadas se encuentra la Iglesia Parroquial de San Martín de Tours.

LA CUERDA DEL POZO

El embalse de La Cuerda del Pozo fue construido en el año 1941. Desde aquel momento, uno de los pueblos de la comarca, La Muedra, quedaba cubierto por las aguas del Duero, pudiéndose divisar en la actualidad la torre de su iglesia.

comments powered by Disqus
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información