Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

PROVINCIA

3,4 M€ ayudarán a preservar a la alondra ricotí en su hábitat de Soria

Representantes de las entidades participantes en el proyecto. /Jta.
Representantes de las entidades participantes en el proyecto. /Jta.
Actualizado 16/02/2017 17:09:55

Ocho socios paticipan en este proyecto: la Universidad Autónoma de Madrid (socio coordinador), la Junta de Castilla y León, la Diputación Provincial de Soria, la Mancomunidad de Obras y Servicios de Corpes, la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, y las empresas Artesa Estudios Ambientales, S.L., Actividades, Estudios y Proyectos en el Medio Ambiente, S.L. e Innomaker Innovación y Desarrollo, S.L.

Este jueves, en el Palacio Ducal de Medinaceli, tenía lugar la presentación pública del Proyecto Life ‘Conservación de la alondra ricotí y su hábitat en Soria’, en la que se han dado a conocer los aspectos más relevantes del mismo a los principales agentes sociales implicados: alcaldes de la zona, ONGs e instituciones científicas, entre otros.

En el acto han participado el delegado territorial de la Junta, Manuel López, el alcalde de Medinaceli y presidente de la Mancomunidad de Corpes, Felipe Utrilla, el presidente de la Diputación Provincial de Soria, Luis Rey, y Juan Traba, del Grupo de Investigación en Ecología y Conservación de Ecosistemas Terrestres (TEG-UAM), quien, como director del equipo coordinador, ha explicado las consideraciones científicas del proyecto.

Esta es la primera ocasión en que el programa Life, que destina fondos europeos a la gestión y conservación de especies amenazadas, ayuda a la conservación de la alondra ricotí, especie clasificada como ‘en peligro’ en el Libro Rojo de las Aves de España, y lo ha hecho con una financiación cercana a los 3,4 millones de euros, de los que la Unión Europea aporta un 75 %.

Una parte muy relevante del presupuesto va dirigida a las acciones de restauración de hábitat, a través de compensaciones a los propietarios por permitir actuar en sus terrenos, tanto privados como públicos, y las acciones indirectas como la instalación de vallados, abrevaderos, etc. Otra partida importante se va a dedicar a desarrollar la promoción de un programa de turismo ornitológico, “dado que ésta es una especie bandera para muchos de los ornitólogos del mundo. Aunque pueda parecernos extraño, hay mucha gente que está dispuesta a viajar muchos kilómetros y pagar mucho dinero por tener la oportunidad de ver, o si acaso escuchar, a esta especie tan singular”, ha declarado Juan Traba.

Según el director del equipo coordinador, “la alondra ha recibido muy poca financiación y muy poca atención, a pesar de que para muchas de las poblaciones locales, en Soria y en otras zonas de la península ibérica, resulta un elemento interesante que debería estar integrado dentro del acervo cultural y del conocimiento de las poblaciones y, lamentablemente, esto no existe”.

El objetivo principal de este evento ha sido el de hacer partícipes a los diferentes representantes públicos de las oportunidades de desarrollo que brinda el Proyecto en las áreas afectadas, incidiendo particularmente en los beneficios derivados de la aplicación del Programa de Custodia del Territorio y las Acciones de Conservación.

El proyecto LIFE Ricotí comenzó de forma oficial el 15 de septiembre de 2016, estando prevista su finalización en febrero de 2021. La Universidad Autónoma de Madrid actúa como coordinador del proyecto, y como socios participan la Junta de Castilla y León, la Diputación Provincial de Soria, la Mancomunidad de Obras y Servicios de Corpes, la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, y las empresas Artesa Estudios Ambientales S.L., Actividades, Estudios y Proyectos en el Medio Ambiente, S.L. e Innomaker Innovación y Desarrollo, S.L.

La finalidad del proyecto es revertir las tendencias negativas de la alondra ricotí (Chersophilus duponti), un ave gravemente amenazada, mediante la gestión de sus hábitats, la promoción de los usos ganaderos tradicionales y el trabajo con entidades locales.

La alondra ricotí, también conocida como alondra de Dupont, es uno de los paseriformes más amenazados de Europa: la península ibérica acoge a sus únicos representantes continentales. Es un ave de pequeño tamaño, de colores ocres y crípticos, lo que unido a su comportamiento esquivo y huidizo ha hecho que se la conozca como el ‘fantasma del páramo’.

Las principales amenazas que se ciernen sobre la especie están relacionadas con la pérdida de hábitat, tanto en extensión como en calidad, consecuencia de la intensificación agrícola, la construcción de infraestructuras, las reforestaciones y el abandono de la ganadería extensiva, causas de las tendencias generales regresivas descritas en toda su área de distribución.

Territorio y población. Emblema de conservación

Este proyecto Life supone una gran oportunidad para emprender acciones de manejo del hábitat basadas en el conocimiento científico. El área de actuación, íntegramente en la provincia de Soria, es uno de los núcleos más importantes para la especie, ya que constituye el 15 % de la población europea, y afectará a dos Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPAS): Altos de Barahona (43.000 hectáreas) y Páramo de Layna (7.500 hectáreas), que suman 50.500 hectáreas de superficie. Los trabajos podrán repercutir positivamente no sólo en la alondra ricotí, sino también en otras aves esteparias amenazadas, como la alondra común, los aguiluchos pálido y cenizo, el alcaraván común o la avutarda común, entre otros.

En cuanto a la población de esta especie, según Juan Traba “no se sabe muy bien porque los censos más actualizados datan de hace más de diez años, debe haber no más de 2.800 o 3.000 parejas en toda la península. Para hacernos una idea, y por establecer un punto de comparación, hay más de 45.000 avutardas en España. Hay muy pocas, y aproximadamente el 15 % de la población española, es decir, de la población europea, está en Soria, en las ZEPAS de los Altos de Barahona y el Páramo de Layna”. Para Traba, “los habitantes de estos pueblos son los auténticos protagonistas de este proyecto. La alondra ricotí podría convertirse en el emblema de la conservación en esta tierras”.

Una de las acciones contempladas en el proyecto Life es la elaboración de un Programa de Custodia del Territorio. Este Programa persigue la firma de acuerdos con propietarios que permitan realizar una gestión de los terrenos, compatible con la conservación del hábitat de la alondra ricotí.

A cambio de este compromiso, el Programa de Custodia tiene la capacidad de acometer acciones relacionadas con la mejora de la gestión ganadera y el mantenimiento de los usos del suelo tradicionales: arreglo y mejora de las infraestructuras ganaderas, equipos e infraestructura de apoyo a la gestión ganadera, y planes de gestión de fincas, así como emprender nuevas formas de aprovechamiento económico sostenible: Programa de fomento de turismo ornitológico, a través de acuerdos con propietarios locales para la adecuación de fincas a la observación comercial de aves, formación de guías ornitológicos locales, programas de educación ambiental, etc.

La mayor parte de las actuaciones previstas en los acuerdos de custodia son obras de adecuación e infraestructura, que se realizarán a través de asistencias externas contratadas con empresas locales.

Según se ha puesto de manifiesto el doctor Traba, “la idea es intentar mejorar aproximadamente unas 325 hectáreas, que no supone una gran superficie, pero que puede resultar crítica para favorecer el incremento de la población y el aumento del área de ocupación de la especie. De esta superficie, unas 50 hectáreas estarían dedicadas a restaurar reforestaciones fallidas y el resto a restauración de matorrales que se han densificado, eliminación de arbolado disperso y también recuperación de terrenos degradados como vertederos”.

Manuel López ha destacado la participación conjunta de instituciones y empresas privadas en el desarrollo de este proyecto, en el que la Junta participa a través de la Dirección General del Medio Natural y la Fundación Patrimonio Natural. Ha apostado “por aprovechar esta oportunidad, para lo que es muy importante contar con la participación activa de los habitantes de estos pueblos; entre todos tenemos que hacer posible la convivencia y el desarrollo de este proyecto de conservación en el territorio”.

Por su parte, el presidente de la Diputación, Luis Rey, ha resaltado la importancia estratégica del proyecto, desde el punto de vista turístico, para la provincia y especialmente para la zona de actuación. Ha insistido en potenciar un proyecto de turismo ornitológico, a través del cual se desarrollarán programas de educación ambiental, se formarán a guías especializados y se establecerán lugares y rutas para la observación de esta especie.

comments powered by Disqus
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información