Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Numancia: ¿Conformismo, realismo o exceso de ambición?

Numancia: ¿Conformismo, realismo o exceso de ambición?

DEPORTES
Actualizado 12/06/2017 22:55
Sergio García

Termina la temporada 2016/2017 y el Club Deportivo Numancia de Soria finaliza en la decimoséptima posición, con 50 puntos fruto de 11 victorias, 17 derrotas y 14 derrotas.

Este resultado deja a algunos, aficionados principalmente, desilusionados con la temporada y la imagen que ha dado el equipo este año, a otros, jugadores y cuerpo técnico, medianamente satisfechos por el deber cumplido y a otros, principalmente los que se juegan su dinero y sus puestos de trabajo en esto, aliviados.

Y no es para menos, el Club Deportivo Numancia seguirá en el fútbol profesional por vigesimoprimera vez consecutiva la próxima temporada. Mantenerse en segunda permite sostener el club tal y como lo conocemos ahora, con sus puestos de trabajo, el fútbol base y la fundación. La Segunda b supone un abismo al que es muy peligroso asomarse, un descenso notable en la notoriedad y, sobre todo, en los ingresos al no tener la inyección que supone la televisión. Subir de Segunda B no es nada sencillo y por eso la permanencia es objetivo declarado del Numancia año tras año.

Este año han bajado a segunda b equipos con una gran inversión detrás y representativos de ciudades mucho más grandes como el Mallorca o el Elche. Con el ascenso del Girona de Machín son 12 las provincias que no ha tenido nunca un equipo en primera; todas las “pequeñas” como Cuenca, Teruel o Palencia. Todo ello hace que desde el club se recuerde aquello de “quiénes somos y de dónde venimos”. La postura (personificada en el presidente y alma mater del Numancia que hoy conocemos, Paco Rubio) ha vuelto a quedar clara hoy en la rueda de prensa de balance de temporada donde se ha anunciado la continuidad de Jagoba Arrasate.

La afición desilusionada

Pero siendo todo lo anterior cierto, es innegable que en los últimos años se ha producido un ‘desenganche’ de parte de la masa social con el proyecto. Pese a los constantes esfuerzos del club cada campaña son menos los aficionados que bajan regularmente a Los Pajaritos, las peñas ya no tienen el brío de antaño y la ciudad parece pasar un poco de su equipo. La ilusión que antes “nos hacía grandes” parece haberse esfumado y una palabra resuena en las opiniones de los aficionados “ambición”.

Pasan las temporadas y los entrenadores (los dos anteriores, Machín y Anquela han logrado en Girona y Nastic lo que no pudieron hacer aquí) y el aficionado ve impotente como los rojillos cada año bajan un escalón en la clasificación hacia la intrascendencia. Los rojillos no terminaban tan abajo en la clasificación desde la temporada 2001-2002. Dos son las cosas que piden muchos de los aficionados, que el club cambie su discurso (que consideran conformista y poco ilusionante) y que los jugadores lo den todo en el campo (creen que hay plantillas peores que quedan por delante del Numancia en la clasificación). No se trata de ascender, aseguran, pero sí de que la gente tenga una motivación para bajar a Los Pajaritos.

Así las cosas, la pregunta es ¿peca el club de exceso de conformismo o peca la afición de exceso de ambición?

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información