Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Compartir:

PROVINCIA

Arrancan los trabajos de conservación en 5 yacimientos arqueológicos de la provincia

Actualizado 14/07/2017 17:03:44

La Junta, a través de la Consejería de Cultura y Turismo ampara estas labores que tienen un presupuesto de 7.500 euros.

La Consejería de Cultura y Turismo, consciente de la importancia que tienen los yacimientos en el patrimonio cultural de Castilla y León, y que uno de sus mayores problemas, al encontrarse expuestos a la intemperie, es su conservación y adecentamiento periódico para la presentación a los ciudadanos de la manera más adecuada posible, realiza cada año campañas de mantenimiento en las zonas arqueológicas.

La Dirección General de Patrimonio Cultural, a través del Servicio Territorial de Cultura, ha adjudicado, con un presupuesto total de 7.502 euros, trabajos de limpieza y mantenimiento en los yacimientos de Uxama (El Burgo de Osma), Tiermes, La Cueva de la Zorra (Ucero), La Torre de la Mora (Vildé), el Horno de la Virgen de la Vega (Serón de Nágima) y el Dolmen del Alto de la Tejera (Carrascosa de la Sierra), a la empresa soriana de arqueología Areco.

Los tratamientos, que ya se han iniciado, se efectuarán en dos actuaciones a lo largo del año y consisten, sustancialmente, en la aplicación de herbicida, recogida de plantas, adecuación y limpieza.

Yacimiento de Uxama

El yacimiento celtibérico-romano de Uxama se ubica en el cerro de Castro y fue declarado Bien de interés Cultural, con categoría de Zona Arqueológica, en 1997. Las excavaciones arqueológicas comenzaron a principios del siglo XX, pero fue durante las décadas de los años setenta y ochenta cuando el equipo de Carmen García Merino exhumó algunos elementos singulares del yacimiento. Entre ellos se encuentran varias viviendas, algunas de las cuales, como la Casa de los Plintos, permanecen descubiertas al haber sido consolidadas y preparadas para la visita; parte de dos calles porticadas; un gran depósito público de agua y una cisterna privada; una gran terraza artificial, sobre la que posiblemente se instaló un templo de culto imperial; y la cimentación de un edificio en rotonda.

Para facilitar el acceso al público y una mejor interpretación de estos vestigios se han efectuado a lo largo de los últimos años diversas actuaciones, como la consolidación y vallado de la Casa de los Plintos y la terraza artificial porticada, la reconstrucción de la atalaya islámica y la adecuación y cerramiento de las cisternas. Todos estos elementos forman parte de un recorrido preparado para la visita pública, que se complementa con el apoyo de un aula arqueológica y atriles explicativos.

Desde el año 2001 se vienen realizando labores de mantenimiento y acondicionamiento del enclave, lo que contribuye a su conservación y su mejor presentación en la visita pública. Las actuaciones previstas para este año son la limpieza de las cisternas, atalaya y cartelería, así como la aplicación de herbicidas y retirada de maleza de los puntos visitables del itinerario. Además, se repondrán mampuestos caídos de la Casa de los Plintos.

Yacimiento de Tiermes

Tiermes o Termes fue una importante ciudad celtibérica que aparece en las fuentes escritas en relación con la resistencia frente a Roma. Tras la conquista romana se inicia la fase de mayor esplendor urbanístico de la ciudad, destacando construcciones de carácter público, como el Acueducto, las Termas, el Foro o la Muralla, y privado, entre los que destaca la denominada Casa del acueducto o el conjunto de edificaciones rupestres de la zona meridional.

La ciudad pierde importancia a partir del Bajo Imperio y de la ocupación altomedieval se ha documentado la necrópolis visigoda. A partir del siglo XII se conocen por la documentación dos monasterios, de los que se conserva una ermita bajo la advocación de Nuestra Señora de Tiermes. En su entorno se ha documentado una extensa necrópolis.

El yacimiento está declarado Bien de Interés Cultural y su entorno de protección fue declarado el año 1999. El yacimiento cuenta con un itinerario acondicionado para la visita y en la actualidad es objeto de un proyecto experimental promovido por la Junta de Castilla y León denominado ‘Tiermes, laboratorio cultural’.

Las actuaciones a realizar en este año consisten en la aplicación de herbicida y retirada de plantas en las zonas e itinerarios adaptados a la visita, así como la reparación y fijación del vallado existente en el acceso al acueducto por la cara sur y en la zona alta, sobre la casa del acueducto, mediante taco químico a roca arenisca.

Canalización romana de la Cueva de la Zorra, en Ucero

Se trata de una canalización de 133 metros excavada en la roca, que forma parte del acueducto que llevaba el agua a la ciudad celtibero-romana de Uxama y que tenía una longitud total de 18 kilómetros, con parte de su trazado a cielo abierto.

El tramo de Ucero atraviesa un cerro de lado a lado y se encuentra dividido en tres tramos por dos lucernas o pozos de ataque, que servían para su mantenimiento e iluminación. En la roca se aprecia las rectificaciones que tuvieron que realizar sus autores en el transcurso en la obra, así como las oquedades para las lucernas.

En el año 1993 este tramo fue limpiado, señalizado y adecuado para la visita. Las actuaciones que ahora van a ejecutarse consisten en la limpieza del canal, accesos y claraboyas.

Monumento romano turriforme de Vildé

También conocido como Torre de la Mora, constituye una singularidad dentro de la arquitectura funeraria romana, ya que es el único edificio con forma de torre que se conoce en la zona norte de la península, fuera del área mediterránea.

Conserva restos de la escalera y pinturas geométricas y está relacionado con la villa romana ‘Tras las Huertas’, que se encuentra junto al mismo. El conjunto cuenta con declaración de Bien de Interés Cultural desde el año 1993 y ha sido restaurado, señalizado y vallado para su visita.

Los trabajos a realizar consisten en la aplicación de herbicida, recogida de plantas y limpieza del entorno de yacimiento, fundamentalmente en la zona vallada y el acceso. Además, se reparará el cartel explicativo.

Horno de la Virgen de la Vega

Dentro de esta campaña, se va a actuar en los restos de dos hornos fechados en el siglo XVII, que fueron empleados para la cocción de tejas y ladrillos para las obras de construcción de la Ermita de Nuestra Señora de la Vega (Serón de Nágima), junto a la que se encuentran.

Este yacimiento fue excavado en el año 1990 y restaurado en 1993, colocándose una cubierta y cartelería para su visita. Esta nueva intervención va a servir para limpiar y adecuar el espacio musealizado.

Dolmen del Alto de la Tejera

Ubicado en el término de Carrascosa de la Sierra, se trata del primer dolmen (o monumento funerario colectivo) de corredor excavado en la zona del Alto Duero. Fue exhumado en los años 1986 y 1987 por un equipo del Colegio Universitario de Soria, dirigido por Alfredo Jimeno y José Javier Fernández, comprobándose que la cámara, de unos nueve metros cuadrados y formada por seis ortostatos (paredes del monumento), había sido expoliada de antiguo.

A través de los materiales líticos y cerámicos documentados se le ha atribuido una cronología neolítica/calcolítica con materiales campaniformes. Los restos fueron consolidados, vallados y señalizados para su visita. Se puede acceder por las localidades de Carrascosa de la Sierra o Castilfrío de la Sierra, a través de caminos de concentración parcelaria, y cuenta con un pequeño aparcamiento.

El tratamiento, que como en el resto de las zonas arqueológicas se realizará en dos ocasiones, consistirá en la aplicación de herbicida, recogida de plantas, adecuación y limpieza del espacio.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información