Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
"Una mascota no es un capricho"

"Una mascota no es un capricho"

REPORTAJES
Actualizado 11/10/2017 11:58

La atención veterinaria es otro de los aspectos importantes que tiene que prever la persona que está valorando la decisión de adquirir una mascota, para que luego no haya sorpresas. La ley exige cumplir una serie de medidas preventivas sanitarias, como la vacunación y desparasitación, entre otras actuaciones relacionadas con el bienestar animal.

La atención adecuada de la mascota y su bienestar es una obligación y una responsabilidad para el propietario del animal, que podría suponer incurrir en algún delito, en caso de no cumplirse la normativa que existe sobre el cuidado de mascotas y la prevención higiénica y sanitaria.

Por ello, la veterinaria Alejandra Alonso Herrero, responsable de mascotas en la Clínica Veterinaria La Dehesa, de Soria, reitera que la decisión de tener un animal “no es un capricho de un día, sino que requiere una serie de obligaciones y de atenciones durante toda la vida del animal, que hay que tener muy presentes, antes de decidir adquirir una mascota”.

Recuerda que lo primero que hay que valorar y considerar -a la hora de plantear tener un animal- es tener tiempo suficiente para cuidarlo, una capacidad económica para afrontar los gastos que genere, o disponer del alojamiento y el espacio adecuado.

Luego, el siguiente paso es acudir al veterinario para llevar a cabo el plan sanitario adecuado que exige la ley, conforme al bienestar animal y otras medidas preventivas de vacunación o desparasitación. Si no se realiza ese plan sanitario, que requiere la intervención de un profesional veterinario legalmente autorizado, el propietario se encontrará con un problema legal que no había previsto y que le puede ocasiones prejuicios.

La irresponsabilidad de algunas personas lleva al abandono de las mascotas, especialmente perros y gatos, cuando se dan cuenta de que no pueden continuar atendiéndolas, y prefieren no complicarse acudiendo a centros de protectoras o a otros servicios municipales de recogida de animales.

Recomendado

Pero, ¿qué hacer cuando alguien se encuentre un perro, aparentemente perdido o abandonado? El primer paso es identificar al propietario, puesto que la propiedad jurídica del animal es del propietario.

Lo más probable es que el perro tenga un chip, ya que es obligatorio colocarlo a los tres meses de vida. El chip aporta los datos del propietario, y permite saber si existe una notificación o una denuncia de desaparición del animal, tareas que hace un veterinario.

Si el animal que se ha encontrado figura en la base de datos como “perdido” es una buena noticia, explica la doctora, ya que se devuelve a su propietario que ha acudido a comunicar la pérdida a un veterinario y, por lo tanto, tiene interés en recuperarlo. Si no consta como desaparecido, puede ser que se trate de un abandono, y puede ocurrir que la persona que figura como propietario no quiera hacerse cargo de él. En este caso, se llama a los servicios oportunos (Seprona o policías locales), que se hacen cargo del animal -habitualmente a través de perreras- y localizan al propietario, “que tiene una responsabilidad legal que asumir”.

Cuando el perro encontrado no tiene chip de identificación, la administración se hace cargo de él. Si tiene suerte y acaba en una protectora, ésta puede asumir la propiedad temporalmente a la espera de una adopción. Si no es así, el animal podría terminar sacrificado.

Recomendado

Resolver la propiedad del animal es una tramitación compleja, y es lo primero que hay que hacer. “Al igual que no se debe abandonar ningún animal, tampoco se puede encontrar un perro y quedártelo. La propiedad tiene sus cauces legales”, recalca Alonso.

Una vez se haya tomado la decisión “responsable y meditada” de tener un perro o un gato, “que hay que atender durante toda la vida del animal”, la veterinaria apuesta por adoptar la mascota, de particulares (ya sea por no poder atender o por haber tenido una camada “inesperada”), de perreras de instituciones o de protectoras, haciéndose así una buena labor, ya que se salva al animal de un futuro incierto, y se colabora con unos centros que se encuentran colapsados.

Cuidados

La responsable de La Dehesa también advierte que a la hora de escoger la mascota, sobre todo cuando se trata de perros, es muy importante elegir una raza adecuada a los hábitos y a la manera de vivir del propietario, porque si no existe esa complementariedad, la convivencia entre el animal y el propietario será problemática. Cada raza exige una atención diferente.

Cuando ya se tiene la mascota en casa, hay que hacer un reconocimiento y una exploración exhaustiva del animal en un centro veterinario legalmente reconocido. Hay que acreditar la propiedad, y hacer un seguimiento personalizado de los procesos de vacunación, desparasitación o los problemas de salud que puedan aparecen en el animal, a lo largo de su vida. Se trata de mucho más que cumplir la normativa.

Castración

La comunidad veterinaria recomienda de manera general la castración de las mascotas, ya que va a redundar en una mejor salud y calidad de vida, además de evitar la superpoblación y procreación indeseada, que aumentan el ya grave problema del abandono. La esterilización reporta muchas ventajas a cambio de afrontar los cuidados y el coste de una operación quirúrgica, y unas sencillas pautas (sobre todo relacionadas con la alimentación debido al posible aumento de peso).

Estas cirugías, puestas en manos de un buen equipo profesional, pueden considerarse operaciones rutinarias, de un riesgo mínimo y controlado. “En nuestro centro todas las semanas programamos varias de ellas, por lo que tenemos protocolos muy fiables”, comenta la veterinaria. “Además, tenemos ofertas que rebajan el coste de estas cirugías para incentivar su realización a nuestros clientes”. Como en todo, siempre hay excepciones. Lógicamente, si se desea que la mascota tenga descendencia (de una manera responsable), o en casos muy concretos como perros de alto rendimiento deportivo, de guarda o defensa, es posible que la esterilización no esté indicada.

Además, es conveniente atender otras recomendaciones sobre vacunaciones adicionales, alimentación y otras cuestiones sobre bienestar animal, que se dan en función de la raza de la mascota.

Éstos y otros servicios, como los de peluquería canina, son los que ofrece la Clínica Veterinaria La Dehesa, con profesionales que cuentan con 15 años de experiencia, y un servicio integral durante las 24 horas. Este equipo veterinario también atiende las necesidades de las explotaciones ganaderas.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información