Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El castillo de Gormaz y el museo de la Resina

El castillo de Gormaz y el museo de la Resina

RUTAS
Actualizado 19/12/2017 11:49

Desde El Burgo de Osma y por la carretera provincial SO-160 se llega a las localidades de Gormaz y Quintanas. La primera acoge la singular fortaleza califal que fue clave en la Reconquista por su cercanía al Duero. La segunda, un destacado edificio que eran las antiguas escuelas y que ahora es el museo de la Resina. Un recorrido perfecto para ver en un día y conocer además los pueblos de la zona.

El castillo de Gormaz es una fortaleza islámica califal mandada edificar por Al-Haquem II a finales del siglo X sobre restos anteriores, en un intento de reforzar la frontera al norte del Duero. Ayudó a mantener a los cristianos lejos de Medinaceli. El recinto amurallado de aproximadamente 1.200 metros de forma longitudinal y eje este-oeste le hacen ser el mayor castillo de la Europa Occidental. Se accede a través del pueblo de Gormaz, pasando por la ermita de San Miguel.

Las vistas desde la fortaleza de Gormaz son espectaculares se mire desde donde se mire, pudiendo pasear por sus zonas claramente diferenciadas: al este, el alcázar, protegido por muros y torreones, que conserva restos bastante visibles y donde se encuentra un gran aljibe abovedado. En la parte oeste se encuentra una alberca para dar de beber a los animales y una gran explanada donde acampaban las tropas. Es, sin duda, un paraje digno de ver por su buena conservación y su importancia histórica.

Si la tarde se nos hace corta con esta visita, a unos kilómetros, siguiendo la carretera que nos llevaba hasta Gormaz, encontramos la localidad de Quintanas, un pequeño pueblo que posee un edificio especial: las antiguas escuelas. Se encuentran en un estado increíble de conservación y destaca por su fachada, con balcones, columnas y un escudo.

El edificio, de principios del siglo XX, acoge un espacio museístico en torno a la abandonada industria resinera de la comarca. En su interior se pueden encontrar réplicas de las distintas técnicas de resinación, así como los instrumentos y herramientas que se utilizaban . También se explica para qué se utiliza la resina en nuestros días.

Ser resinero era una actividad que ocupaba a la mayor parte de hombres de las localidades colindantes, siendo pocas ahora las personas que se dedican a esta actividad, habiendo provocado que muchos de estos pueblos queden más despoblados.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información