Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Crónica: Un Numancia muy digno solo cede ante el Real Madrid de penalti (0-3)

Crónica: Un Numancia muy digno solo cede ante el Real Madrid de penalti (0-3)

DEPORTES
Actualizado 05/01/2018 03:01
Bernat Díez

De tú a tú. Así trato el Nuamancia al actual Campeón de Europa. Los de Arrasate con un hombre menos durante toda la segunda mitad no le perdieron nunca la cara al partido. El resultado, engañoso y excesivo, muy condicionado por las decisiones del colegiado.

La vida da muchas vueltas y el fútbol las da con ella, pero el asunto pinta mal para un Numancia que tiene que remontar un (0-3) en el Santiago Bernabéu. Casi nada. Se le enturbió la contienda al bloque numantino con acciones de jardín de infancia. No tanto por las penas máximas cometidas por Carlos Gutiérrez y Unai Medina sobre Lucas Vázquez. Dos ligeros errores. Más por una severa entrada de Diamanka a Nacho que le costó la segunda amarilla (roja) al jugador senegalés. El medio numantino dejaba al Numancia con uno menos durante casi toda la segunda parte. Fe tiene a chorros el equipo soriano –se lo recordaba el público con el “a por ellos” y el “sí se puede”-, pero no le dio para voltear un 0-1 en contra. Si Arrasate quería que el Numancia le jugase de tú a tú al Real Madrid: misión conseguida. En ningún momento, los de Zidane lograron bailar a los de Arrasate, quienes hicieron una ida de los octavos de final de la Copa del Rey súper digna. Acorazados con el contragolpe, cuando le robaban balones al Real Madrid, los sorianos pudieron hacer mucho daño. ¿Qué hubiese pasado si se hubiese señalado la pena máxima cometida sobre Dani Nieto en la primera mitad? O, ¿y si el balón de un tranquilizador Íñigo Pérez hubiese superado a Casilla sin rebotar en el larguero? Sin ninguna duda, y con un hombre menos, el Numancia dio la talla. Por su parte, el Real Madrid sentenció desde los once metros.

Con el aliento del público, de la grada al césped, el CD Numancia salió disfrazado de valiente a Los Pajaritos. Una caldera a presión presionaba y silbaba cuando los blancos tenían el balón. Se emocionaba el feudo al ver como el Numancia combatía la rapidez del Madrid dándole de su propia medicina, un ritmo parecido en ataque. Con un minuto ocho ya para la historia –las linternas inundaron todos los asientos bajo el grito de ¡Soria, YA!-, la mordiente del Numancia desde el principio no se hizo de rogar. Se replegaba en cuanto el Madrid salía como un diablo a por el área rojilla, tocaba con calidad para sacudirse la presión del rival y mostraba destreza a la hora de osar a poner una marcha más. ‘Taconzito’ de Pere Milla, que regresaba al once sin máscara tras superar la lesión de pómulo, y primer susto local. En un saque de esquina, cómo no. Dani Nieto la ponía en el primer palo y ahí aparecía Diamanka para poner la pierna con inteligencia en el minuto 11. Uno más tarde, el segundo aviso del Numancia. El más claro. Higinio recibía un balón desde la derecha y remataba muy escorado. Por poco se la comió Kiko Casilla, pues el remate del ‘9’ lamió la cepa izquierda. Férreo y tenaz en defensa, el verdadero gran mago del Numancia era Milla. La cogía el catalán por la izquierda y algo pasaba casi siempre… Diamanka, el sagaz de la clase, le daba sentido al juego del Numancia desde la medular. Robar, pensar poco y soltarla con mucha astucia para romper los espacios tras las espaldas de la zaga blanca.

Se envalentonaba el Numancia a medida que transcurrían los minutos. Un Expreso de Gales, haciendo parada en Soria, mostraba su frenética actividad en la zona de ataque merengue. Gareth Bale dispuso de una muy clara en el minuto 19. El delantero blanco probó a Munir, sin que este tuviese que aparecer, en la primera ocasión clara para los blancos. El lanzamiento de Bale, al lateral de la red. Otra del Madrid, que generaba con muy poco. La servía Asensio y remataba Mayoral en el área pequeña en el minuto 30. El balón, se marchó cerca del larguero. Respiraba Munir y el Numancia. A los sorianos les atraía eso del contraataque. Pasaban a él con soltura cuando le robaban el esférico al Real Madrid. Milla y Nieto exponían sus verdades por los carriles. Mientras tanto, Los Pajaritos sacaba a pasear su fina ironía, solicitándole a Zidane que sacase a Karim Benezema, lesionado. Cuando más animado estaba Los Pajaritos, Carlos Gutiérrez cometía penalti sobre Lucas Vázquez en el minuto 35. El feudo soriana estallaba en cólera con el “así, así, así gana el Madrid”. Poco antes, la grada pedía a gritos otra pena máxima cuando derribaron a Dani Nieto justo delante de Casilla. Gareth Bale no se puso nervioso y engañó a Munir lanzando un balón pausado por el medio. El primer estacazo lo daba el Real Madrid.

Se lesionaban Ripa y Luis Valcarce, el sustituto de Ripa en los primeros 45 minutos, lo malo junto a la pena máxima señalada en contra del Numancia, y el Numancia empezaba la segunda parte con la sensación de haberle jugado de tú a tú al Real Madrid en la primera. Con la mosca detrás de la oreja también porque el colegiado no dio lo que quitó: se cometieron dos penas máximas en las respectivas áreas. Una se señaló, otra, no. Así fue. Tímidos los primeros minutos de la segunda parte: nadie daba un paso al frente. Estaba muy caliente Los Pajaritos, ya que volvió a reclamar una caída de Higinio, que se dejaba ver cayendo a la banda, al borde del área blanca en el minuto 50. Pasaba a perdonar una de muy clara Lucas Vázquez pocos instantes después. Su lanzamiento en el área pequeña, a las nubes. Lo tenía todo a favor el canterano. Las piernas le empezaban a flaquear a un Numancia que se servía de corazón para no perderle la cara al partido.

La contienda se le fue al traste al Numancia con una acción pueril de Pape Diamanka, que volvió a las andadas y mostró sus malas artes. En un balón dividido, el senegalés fue sin conocimiento a por el tobillo de Nacho. Segunda amarilla y a la calle. Entraba Íñigo Pérez para entregar calma y conocimiento a los suyos. Pasaba a la ofensiva Los Pajaritos que levantaba las manos al son de “esto es un atraco” (para mostrar su enfado), el “sí se puede” y el “a por ellos” para hacer creer a los suyos. Y se lo creyeron, pues el Numancia no daba la sensación de jugar con uno menos. Dani Nieto caracoleaba por la derecha y centraba para que Higinio rematase con la cabeza en el minuto 62. Íñigo Pérez, un recambio de lujo, a punto estuvo de marcar el tanto del siglo en Soria. El navarro, en una contra, vio a Kiko Casilla adelantado y le tiró una vaselina. Retumbó el boom del larguero en el minuto 75. Otro que dio clase a la Casa Blanca: Isco Alarcón. El de Arroyo de la Miel es diferente y el Real Madrid, con él, llegaba de forma más lúcida.

Isco se sacó una jugada de la chistera y se la dio a Lucas Vázquez. Éste fue derribado por Unai Medina en el área y el colegiado decretó otro penalti. Dudoso. Parece que Lucas Vázquez se dejó caer. No fallaba Isco en el 88 con severo latigazo a la escuadra de Munir. Sentenciaba Borja Mayoral (0-3) con la cabeza en la prolongación. A pesar del resultado, la parroquia local se levantó para despedir a gritos de "¡Numancia, Numancia!" a los suyos.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información