Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Sobrevolando el nada que perder

Sobrevolando el nada que perder

DEPORTES
Actualizado 11/05/2018 00:28
Bernat Díez

La hora de Ágreda en Lanzarote. Desde los tres palos, Paula Cacho, guardameta del Sénior Femenino, apuesta por mantener el estilo del Balonmano Ágreda en la pista canaria. La cancerbera también despeja los posibles tembleques de piernas en una ocasión histórica: la fase de ascenso a la Segunda del balonmano nacional.

Ágreda, en vilo. La fase de ascenso a la División de Honor Plata que disputarán las 12 Guerreras del Moncayo, discípulas de Juan Carlos Vera, resta horas de sueño a una pequeña localidad de 3.000 habitantes. Nervios e ilusión, a la par. El Sénior femenino del Balonmano Ágreda, referente de la entidad balonmanística soriana, da forma al mayor hito, a nivel deportivo, logrado por el club. San José Obrero, iKasa Madrid y Sant Boi –los integrantes, junto a las sorianas, en el cuadrangular cuyo primer clasificado asciende a la Segunda del balonmano- en ningún caso privarán de “lo que se ha ganado” el Sénior agredeño. Lanzarote (escenario donde tendrá lugar dicha fase), allá que va una minoría silenciosa con el ‘nada que perder’ en las maletas que embarcan.

Las de Vera están en la cúspide de sus respectivas trayectorias deportivas. ¿Quién las bajará de ahí? Rompen nuevamente el techo de cristal y sitúan al club en un peldaño todavía más alto al reforzar, con la fase de ascenso, la Copa de Aragón que auparon en 2017. Un nuevo desafío llama a la puerta de la villa de las tres culturas. ¡Toc-toc! La oportunidad de las oportunidades. “Afrontamos este reto con ilusión, sobre todo, con mucha ilusión. Estamos en el tope de lo que podemos conseguir”, desvela Paula Cacho, portera del BM Ágreda, a Soria Noticias. La arquera apunta que “a día de hoy, el objetivo real no es ascender”. No ansían ser pretenciosas y saborean “ese gran premio”. A pesar de esa prudencia, vuelan hacia el Pabellón Municipal Titerroy (Arrecife, Lanzarote) con una idea certera: “¡Claro que vamos a ir a por todas! Tenemos nuestra pequeña parte de responsabilidad. Hay mucha gente detrás que espera que lo hagamos bien”, narra una de las Guerreras agredeñas.

“No nos vamos de fiesta. Este equipo nunca juega un partido solo por jugarlo”, manifiesta la arquera del BM Ágreda. “Siempre vamos a dar el máximo. Vamos a defender lo que nos hemos ganado”, aporta. Ascender resultará “muy complicado porque, por suerte o por desgracia, vivimos donde vivimos”. Si se da el caso, “a seguir haciendo historia y a defenderlo cómo se pueda”, conmina Cacho sobre un hipotético ascenso. “Me atrevería a decir que las jugadoras de los otros equipos (iKasa Madrid, San José Obrero y Sant Boi) están elegidas”, califica. “Nosotras somos las que somos y estamos porque nos gusta jugar”, valora sobre el compromiso grupal en base al proyecto del BM Ágreda. “En la pista, debemos centrarnos en jugar y en disfrutar”, apostilla.

Mantener el estilo

Archivan cierta “información” de sus adversarias –San José Obrero, iKasa Madrid y Sant Boi–, sin embargo, “principalmente debemos saber cómo jugar nosotras”. La guardiana de los tres palos considera que “adaptarnos a las rivales ya supondría modificar nuestro juego”. Apuesta por “hacer las cosas cómo sabemos” para tener “nuestras oportunidades”. Aboga por mantener el estilo agredeño en la cancha y por “depender de nosotras mismas”.

Dadas las circunstancias, el BM Ágreda femenino le echa un pulso a la adversidad. Se le presenta una brecha en un cuadrangular con plantillas cuyo potencial, variedad y estructura es mayor que la del bloque de Vera. “Ágreda tiene unos 3.000 habitantes, tenemos un equipo con 12 jugadoras, la mayoría de jugadoras estudia fuera, combinamos estudios y trabajos… Entrenar, todas juntas, entrenamos un día a la semana”, resume la guardameta, que escarba sobre las diferencias respecto a otros equipos que sí pueden marcar las diferencias. “Vas sumando esas cosas y todo lo que conseguimos le damos mayor importancia por la dificultades que tenemos”, insiste en plural. No quieren ponerse “límites” ya que “desvirtuaría” todos sus éxitos recientes.

Se tragan el miedo a volar, “alguna cuando vio Lanzarote dijo uy…”, porque “el destino es más que ilusionante. Especial”, apunta Cacho. “Puede que no se repita” lo que empezarán a disfrutar próximamente, 11 de mayo, a partir de las 20:30h, una hora menos en Ágreda, las féminas sorianas. La portera del Sénior se frota los ojos y entona el sentir de una pequeña villa. “Conseguir lo que hemos conseguido en una localidad como ésta es algo impensable”, se asombra. “Prácticamente todo el pueblo (Ágreda) sabe lo que vamos a hacer este fin de semana", destaca Cacho sobre un ambiente previo a la fase de ascenso en el que prima “la ilusión". “Notamos los ánimos de Ágreda. Sentimos la responsabilidad de hacerlo bien”, valora la jugadora soriana.

La normalidad de antaño alcanza su madurez con la fase de ascenso

Feliz normalidad a la que acostumbraba antaño el BM Ágreda femenino a su entorno, pues fue coleccionando Ligas antes de llegar a la categoría Sénior: “Ganar Ligas era algo normal”, señala Cacho. En este preciso instante, a las 12 de Guerreras les alcanza la madurez. “Llegamos a Sénior y conseguimos algo que se escapa de lo concebido como normal”, alega la portera, quien explica que también en Sénior han refrendado “una cosa importante (velar por el ascenso a la división de plata)”. Evolución.

“Yo estoy nerviosa. Estoy aquí desde el nacimiento del club. Como jugadora no he vivido nada parecido. Es un sueño, y en Lanzarote”, sonríe la guardameta agredeña. El nerviosismo ronda por los cuerpos de aquellas que son la punta del iceberg de su club. “Año tras año hemos ido mejorando un puesto. El año pasado no logramos ser subcampeonas por tan solo un gol. En los entrenamientos de este curso nos preguntábamos ¿por qué no? Nos decíamos que este año íbamos a conseguirlo”, desvela Cacho.

“En ciertos momentos”, el Sénior femenino siente que es el reflejo de todo el BM Ágreda. “A las niñas Alevines del club les digo que nosotras empezamos como ellas. También perdíamos partidos. No siempre es ganar. Deben ver que con trabajo se llega. Debemos trasmitírselo con ilusión y responsabilidad”, valora Cacho al hablar de cantera.

Pocas promesas, más que las de “honrar a la Virgen de los Milagros”, sujetas a un supuesto ascenso. “El trabajo ya está hecho”, claudica Cacho. ¡Qué empiece la función en Arrecife!

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información