Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Enjambrazón o el fenómeno de las abejas okupas

Enjambrazón o el fenómeno de las abejas okupas

REPORTAJES
Actualizado 12/08/2018 13:45
Encarna Muñoz

Los expertos aseguran que se trata de un fenómeno normal. Aún así, los equipos de Emergencias no paran de intervenir para deshacerse de molestos enjambres de abejas que deciden ubicarse en lugares de lo más llamativos.

El pasado 19 de junio centenares de abejas decidían hacer suyo el retrovisor de un coche en la calle Rota de Calatañazor. El 2 de julio otros cientos se apoderaban de un árbol en el entorno de la concatedral de San Pedro. Dos días después, el 4 de julio, hacían lo propio en la plaza Ramón y Cajal. A mediados del séptimo mes de este 2018, se colocaban en un tercer piso de una vivienda en la calle Juan Antonio Simón, del barrio de El Calaverón. Por último, el día 25, la Policía Local recibía un nuevo aviso por un enjambre en la calle Medinaceli, donde se volvió tres días después.

Los datos oficiales señalan que actualmente en Soria existen 163 apicultores inscritos que explotan un total de 11.635 colmenas. Las estimaciones apuntan a que cada colmena sirve de hogar a 60.000 abejas, por lo que se podría rondar la cifra de 700 millones de ejemplares.

Este fenómeno no sólo se ha visto en la capital, en Ólvega vigilantes municipales y bomberos se veían obligados a intervenir en las inmediaciones del cementerio para reducir otro grupo de abejas que se había encaramado a uno de los árboles del recinto funerario.

Llegan en masa y aunque las consecuencias estén lejos de sus intenciones, por su elevado número y el temor a sufrir una dolorosa picadura, provocan decenas de llamadas a los servicios de Emergencias. Según explican los expertos, este es un fenómeno que los apicultores llaman desenjambre o enjambrazón, y se produce cuando una colonia de abejas se divide de forma natural, porque la reina abandona la colmena acompañada de un buen número de obreras, en busca de más espacio. Suele producirse principalmente a principios del verano, cuando las colonias de abejas están fuertes y los individuos se apelotonan en su interior. Existen diversas teorías sobre el mecanismo que hace que una colonia de abejas enjambre: falta de espacio, escasez de feromona real (olor a reina) en la colmena por envejecimiento de la abeja reina…, pero el resultado es siempre el mismo: una parte de las abejas de la colonia, acompañada por su reina vieja, abandona la colmena para buscar un nuevo alojamiento. Un fenómeno normal pero más intenso este año por las abundantes precipitaciones, que han provocado una floración más intensa.

Un enjambre de abejas es, por naturaleza, sumamente pacífico. No obstante, podría darse el caso de que las abejas hubiesen sido excitadas por diversos factores, por ejemplo ruidos en las proximidades. Es importante evitar cualquier manipulación inapropiada del enjambre que podría enfurecer a las abejas. Lo mejor es ponerse en contacto con Emergencias para que envíen a expertos en la materia.

En cifras

  • 6 intervenciones de los servicios de Emergencias sólo en la capital, cuando todavía no se ha superado el ecuador del verano.
  • 1 abeja. La nueva reina es la que provoca que cientos de obreras la sigan en su búsqueda de un nuevo hogar.
  • 60.000 abejas obreras. Abandonan aproximadamente la colmena (que ronda las 80.000 abejas) para acompañar a su reina.
Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información