Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Castilla-La Mancha se interesa por la Red de Calor de Soria

Castilla-La Mancha se interesa por la Red de Calor de Soria

CAPITAL
Actualizado 13/09/2018 22:04

El vicepresidente del Ejecutivo de la comunidad vecina visita la planta de Rebi, que construye en Guadalajara una red similar para 6.000 viviendas.

osé Luis Martínez Guijarro, vicepresiente de Castilla-La Mancha ha visitado las instalaciones que la empresa Rebi tiene en la capital. El mandatario ha estado acompañado por el director general de Coordinación y Planificación, Eusebio Robles de la región vecina. Una visita que se ha completado con un saludo al alcalde de la capital Carlos Martínez Mínguez.

Rebi construye en la actualidad la su cuarta red de calor, y lo hace en la ciudad de Guadalajara, cuyo evento de presentación a los vecinos tuvo lugar en el mes de mayo y al que acudió también Martínez Guijarro, como muestra de la apoyo al proyecto que dará servicio de energía térmica para agua caliente y calefacción a 6.000 viviendas, además de edificios públicos y no residenciales.

La representación castellano-manchega ha tenido la oportunidad de conocer la central térmica de biomasa de la capital soriana, el funcionamiento de los equipos, así como la sala de calderas transformada del hospital Virgen del Mirón que se encuentra conectada a la Red, con la presencia también delegado de la Junta de Castilla y León en Soria, Manuel López Represa quien actuó de anfitrión.

José Luis Martínez Guijarro, ha incidido en Soria en la apuesta del Ejecutivo autonómico al que pertenece por devolver a los montes la rentabilidad que tuvieron hace decenas de años a través de la Estrategia de Biomasa de Castilla-La Mancha, que tiene como uno de sus puntos de anclaje la valorización energética de la biomasa, fundamentalmente para la generación de calor y agua caliente.

El castellano-manchego ha explicado que buscan “impulsar todo un plan de aprovechamiento energético de la biomasa forestal y para ello estamos viendo distintas alterativas y una de ellas es este proyecto interesante que se ha desarrollado en la ciudad de Soria y que también estamos desarrollando en la ciudad de Guadalajara a través de la misma empresa”.

El vicepresidente ha apuntado también que en su región apuestan igualmente por las energías renovables, más allá de las opciones del sol y del viento y por ello pretenden “dar un paso más” en la explotación de los recursos forestales endógenos como es la biomasa, “puesto que tenemos mucha superficie forestal que además coincide con los territorios que tienen un grave problema de despoblamiento”.

Las redes de calor “generan actividad económica, empleo como una herramienta para estabilizar la población e ir recuperándola. Somos conscientes que desde las administraciones tenemos que hacer de motor tractor de este sector y queremos ver actuaciones para que todos los edificios públicos del gobierno regional, en la medida de lo posible, se puedan suministrar de calefacción y agua caliente sanitaria con energías renovables, y sobre todo con biomasa de proximidad”, ha añadido.

Martínez Guijarro se reunía también con la delegada del Gobierno en Castilla y León encuentro, Virginia Barcones, a quien ha trasladado la necesidad de implantar medidas fiscales beneficiosas para las zonas con baja demografía, “y no solo con ayudas a las empresas, sino a la actividad que generan los recursos endógenos que pueden ser una solución para las zonas deprimidas; otra solución es obligar a los operadores de telefonía a que extienda la cobertura de Internet y telefonía al mundo rural pero en la lucha contra la despoblación aún no se ha tocado la fiscalidad, porque no es fácil, pero es necesario iniciar el debate ya”.

Por su parte, el consejero delegado de Rebi, Alberto Gómez, ha conducido la visita junto a los técnicos de la empresa y donde destacaba “las ventajas de nuestras instalaciones para las comunidades de vecinos que quieran adherirse a ella, como el ahorro económico, la ausencia de inversión inicial, la estabilidad en el precio y la gestión integral de la instalación, no solo en vivienda ya construida sino también de obra nueva”.

Gómez ha expreado su deseo de “seguir contando con el apoyo de la Junta de Castilla-La Mancha de cara a próximas redes de calor que podemos construir en otros puntos de su Comunidad que cuenta a la vez con los mismos problemas de despoblación que la nuestra y donde el recurso endógeno de la biomasa supone un revulsivo económico y una forma de dinamizar la economía y el medio rural”.

Además, Rebi está construyendo una planta de astillado en Alcolea del Pinar, a mitad de camino entre la Sierra Norte de Guadalajara y el Señorío de Molina de Aragón.

Guadalajara

El consumo previsto del conjunto de la red de Guadalajara es de 100.000.000 kWh anuales y 25.000 toneladas de astillas al año. Con su puesta en marcha está previsto que Guadalajara reduzca en 15.000 toneladas las emisiones de CO2 a la atmósfera anualmente. El mantenimiento y suministro de la infraestructura supondrá la creación de 60 empleados directos e indirectos y entre 18 y 20 millones de euros de proyecto consolidado.

La Red de Calor de Soria es un “revulsivo económico, social y cultural” que mejora la calidad de vida. El número de puestos de trabajo creados en Soria asciende a 150 entre empleos directos, indirectos de obra civil y limpieza de montes. Soria genera 15 millones de toneladas de biomasa al año, que equivale a 300.000 toneladas de petróleo, es el 20% del potencial de Castilla y León, que son 75 millones de toneladas anuales, “mientras que el consumo de astilla de la central asciende a 16.000 toneladas al año”.

osé Luis Martínez Guijarro, vicepresiente de Castilla-La Mancha ha visitado las instalaciones que la empresa Rebi tiene en la capital. El mandatario ha estado acompañado por el director general de Coordinación y Planificación, Eusebio Robles de la región vecina. Una visita que se ha completado con un saludo al alcalde de la capital Carlos Martínez Mínguez.

Rebi construye en la actualidad la su cuarta red de calor, y lo hace en la ciudad de Guadalajara, cuyo evento de presentación a los vecinos tuvo lugar en el mes de mayo y al que acudió también Martínez Guijarro, como muestra de la apoyo al proyecto que dará servicio de energía térmica para agua caliente y calefacción a 6.000 viviendas, además de edificios públicos y no residenciales.

La representación castellano-manchega ha tenido la oportunidad de conocer la central térmica de biomasa de la capital soriana, el funcionamiento de los equipos, así como la sala de calderas transformada del hospital Virgen del Mirón que se encuentra conectada a la Red, con la presencia también delegado de la Junta de Castilla y León en Soria, Manuel López Represa quien actuó de anfitrión.

José Luis Martínez Guijarro, ha incidido en Soria en la apuesta del Ejecutivo autonómico al que pertenece por devolver a los montes la rentabilidad que tuvieron hace decenas de años a través de la Estrategia de Biomasa de Castilla-La Mancha, que tiene como uno de sus puntos de anclaje la valorización energética de la biomasa, fundamentalmente para la generación de calor y agua caliente.

El castellano-manchego ha explicado que buscan “impulsar todo un plan de aprovechamiento energético de la biomasa forestal y para ello estamos viendo distintas alterativas y una de ellas es este proyecto interesante que se ha desarrollado en la ciudad de Soria y que también estamos desarrollando en la ciudad de Guadalajara a través de la misma empresa”.

El vicepresidente ha apuntado también que en su región apuestan igualmente por las energías renovables, más allá de las opciones del sol y del viento y por ello pretenden “dar un paso más” en la explotación de los recursos forestales endógenos como es la biomasa, “puesto que tenemos mucha superficie forestal que además coincide con los territorios que tienen un grave problema de despoblamiento”.

Las redes de calor “generan actividad económica, empleo como una herramienta para estabilizar la población e ir recuperándola. Somos conscientes que desde las administraciones tenemos que hacer de motor tractor de este sector y queremos ver actuaciones para que todos los edificios públicos del gobierno regional, en la medida de lo posible, se puedan suministrar de calefacción y agua caliente sanitaria con energías renovables, y sobre todo con biomasa de proximidad”, ha añadido.

Martínez Guijarro se reunía también con la delegada del Gobierno en Castilla y León encuentro, Virginia Barcones, a quien ha trasladado la necesidad de implantar medidas fiscales beneficiosas para las zonas con baja demografía, “y no solo con ayudas a las empresas, sino a la actividad que generan los recursos endógenos que pueden ser una solución para las zonas deprimidas; otra solución es obligar a los operadores de telefonía a que extienda la cobertura de Internet y telefonía al mundo rural pero en la lucha contra la despoblación aún no se ha tocado la fiscalidad, porque no es fácil, pero es necesario iniciar el debate ya”.

Por su parte, el consejero delegado de Rebi, Alberto Gómez, ha conducido la visita junto a los técnicos de la empresa y donde destacaba “las ventajas de nuestras instalaciones para las comunidades de vecinos que quieran adherirse a ella, como el ahorro económico, la ausencia de inversión inicial, la estabilidad en el precio y la gestión integral de la instalación, no solo en vivienda ya construida sino también de obra nueva”.

Gómez ha expreado su deseo de “seguir contando con el apoyo de la Junta de Castilla-La Mancha de cara a próximas redes de calor que podemos construir en otros puntos de su Comunidad que cuenta a la vez con los mismos problemas de despoblación que la nuestra y donde el recurso endógeno de la biomasa supone un revulsivo económico y una forma de dinamizar la economía y el medio rural”.

Además, Rebi está construyendo una planta de astillado en Alcolea del Pinar, a mitad de camino entre la Sierra Norte de Guadalajara y el Señorío de Molina de Aragón.

Guadalajara

El consumo previsto del conjunto de la red de Guadalajara es de 100.000.000 kWh anuales y 25.000 toneladas de astillas al año. Con su puesta en marcha está previsto que Guadalajara reduzca en 15.000 toneladas las emisiones de CO2 a la atmósfera anualmente. El mantenimiento y suministro de la infraestructura supondrá la creación de 60 empleados directos e indirectos y entre 18 y 20 millones de euros de proyecto consolidado.

La Red de Calor de Soria es un “revulsivo económico, social y cultural” que mejora la calidad de vida. El número de puestos de trabajo creados en Soria asciende a 150 entre empleos directos, indirectos de obra civil y limpieza de montes. Soria genera 15 millones de toneladas de biomasa al año, que equivale a 300.000 toneladas de petróleo, es el 20% del potencial de Castilla y León, que son 75 millones de toneladas anuales, “mientras que el consumo de astilla de la central asciende a 16.000 toneladas al año”.

osé Luis Martínez Guijarro, vicepresiente de Castilla-La Mancha ha visitado las instalaciones que la empresa Rebi tiene en la capital. El mandatario ha estado acompañado por el director general de Coordinación y Planificación, Eusebio Robles de la región vecina. Una visita que se ha completado con un saludo al alcalde de la capital Carlos Martínez Mínguez.

Rebi construye en la actualidad la su cuarta red de calor, y lo hace en la ciudad de Guadalajara, cuyo evento de presentación a los vecinos tuvo lugar en el mes de mayo y al que acudió también Martínez Guijarro, como muestra de la apoyo al proyecto que dará servicio de energía térmica para agua caliente y calefacción a 6.000 viviendas, además de edificios públicos y no residenciales.

La representación castellano-manchega ha tenido la oportunidad de conocer la central térmica de biomasa de la capital soriana, el funcionamiento de los equipos, así como la sala de calderas transformada del hospital Virgen del Mirón que se encuentra conectada a la Red, con la presencia también delegado de la Junta de Castilla y León en Soria, Manuel López Represa quien actuó de anfitrión.

José Luis Martínez Guijarro, ha incidido en Soria en la apuesta del Ejecutivo autonómico al que pertenece por devolver a los montes la rentabilidad que tuvieron hace decenas de años a través de la Estrategia de Biomasa de Castilla-La Mancha, que tiene como uno de sus puntos de anclaje la valorización energética de la biomasa, fundamentalmente para la generación de calor y agua caliente.

El castellano-manchego ha explicado que buscan “impulsar todo un plan de aprovechamiento energético de la biomasa forestal y para ello estamos viendo distintas alterativas y una de ellas es este proyecto interesante que se ha desarrollado en la ciudad de Soria y que también estamos desarrollando en la ciudad de Guadalajara a través de la misma empresa”.

El vicepresidente ha apuntado también que en su región apuestan igualmente por las energías renovables, más allá de las opciones del sol y del viento y por ello pretenden “dar un paso más” en la explotación de los recursos forestales endógenos como es la biomasa, “puesto que tenemos mucha superficie forestal que además coincide con los territorios que tienen un grave problema de despoblamiento”.

Las redes de calor “generan actividad económica, empleo como una herramienta para estabilizar la población e ir recuperándola. Somos conscientes que desde las administraciones tenemos que hacer de motor tractor de este sector y queremos ver actuaciones para que todos los edificios públicos del gobierno regional, en la medida de lo posible, se puedan suministrar de calefacción y agua caliente sanitaria con energías renovables, y sobre todo con biomasa de proximidad”, ha añadido.

Martínez Guijarro se reunía también con la delegada del Gobierno en Castilla y León encuentro, Virginia Barcones, a quien ha trasladado la necesidad de implantar medidas fiscales beneficiosas para las zonas con baja demografía, “y no solo con ayudas a las empresas, sino a la actividad que generan los recursos endógenos que pueden ser una solución para las zonas deprimidas; otra solución es obligar a los operadores de telefonía a que extienda la cobertura de Internet y telefonía al mundo rural pero en la lucha contra la despoblación aún no se ha tocado la fiscalidad, porque no es fácil, pero es necesario iniciar el debate ya”.

Por su parte, el consejero delegado de Rebi, Alberto Gómez, ha conducido la visita junto a los técnicos de la empresa y donde destacaba “las ventajas de nuestras instalaciones para las comunidades de vecinos que quieran adherirse a ella, como el ahorro económico, la ausencia de inversión inicial, la estabilidad en el precio y la gestión integral de la instalación, no solo en vivienda ya construida sino también de obra nueva”.

Gómez ha expreado su deseo de “seguir contando con el apoyo de la Junta de Castilla-La Mancha de cara a próximas redes de calor que podemos construir en otros puntos de su Comunidad que cuenta a la vez con los mismos problemas de despoblación que la nuestra y donde el recurso endógeno de la biomasa supone un revulsivo económico y una forma de dinamizar la economía y el medio rural”.

Además, Rebi está construyendo una planta de astillado en Alcolea del Pinar, a mitad de camino entre la Sierra Norte de Guadalajara y el Señorío de Molina de Aragón.

Guadalajara

El consumo previsto del conjunto de la red de Guadalajara es de 100.000.000 kWh anuales y 25.000 toneladas de astillas al año. Con su puesta en marcha está previsto que Guadalajara reduzca en 15.000 toneladas las emisiones de CO2 a la atmósfera anualmente. El mantenimiento y suministro de la infraestructura supondrá la creación de 60 empleados directos e indirectos y entre 18 y 20 millones de euros de proyecto consolidado.

La Red de Calor de Soria es un “revulsivo económico, social y cultural” que mejora la calidad de vida. El número de puestos de trabajo creados en Soria asciende a 150 entre empleos directos, indirectos de obra civil y limpieza de montes. Soria genera 15 millones de toneladas de biomasa al año, que equivale a 300.000 toneladas de petróleo, es el 20% del potencial de Castilla y León, que son 75 millones de toneladas anuales, “mientras que el consumo de astilla de la central asciende a 16.000 toneladas al año”.

José Luis Martínez Guijarro, vicepresiente de Castilla-La Mancha ha visitado las instalaciones que la empresa Rebi tiene en la capital. El mandatario ha estado acompañado por el director general de Coordinación y Planificación, Eusebio Robles de la región vecina. Una visita que se ha completado con un saludo al alcalde de la capital Carlos Martínez Mínguez.

Rebi construye en la actualidad la su cuarta red de calor, y lo hace en la ciudad de Guadalajara, cuyo evento de presentación a los vecinos tuvo lugar en el mes de mayo y al que acudió también Martínez Guijarro, como muestra de la apoyo al proyecto que dará servicio de energía térmica para agua caliente y calefacción a 6.000 viviendas, además de edificios públicos y no residenciales.

La representación castellano-manchega ha tenido la oportunidad de conocer la central térmica de biomasa de la capital soriana, el funcionamiento de los equipos, así como la sala de calderas transformada del hospital Virgen del Mirón que se encuentra conectada a la Red, con la presencia también delegado de la Junta de Castilla y León en Soria, Manuel López Represa quien actuó de anfitrión.

José Luis Martínez Guijarro, ha incidido en Soria en la apuesta del Ejecutivo autonómico al que pertenece por devolver a los montes la rentabilidad que tuvieron hace decenas de años a través de la Estrategia de Biomasa de Castilla-La Mancha, que tiene como uno de sus puntos de anclaje la valorización energética de la biomasa, fundamentalmente para la generación de calor y agua caliente.

El castellano-manchego ha explicado que buscan “impulsar todo un plan de aprovechamiento energético de la biomasa forestal y para ello estamos viendo distintas alterativas y una de ellas es este proyecto interesante que se ha desarrollado en la ciudad de Soria y que también estamos desarrollando en la ciudad de Guadalajara a través de la misma empresa”.

El vicepresidente ha apuntado también que en su región apuestan igualmente por las energías renovables, más allá de las opciones del sol y del viento y por ello pretenden “dar un paso más” en la explotación de los recursos forestales endógenos como es la biomasa, “puesto que tenemos mucha superficie forestal que además coincide con los territorios que tienen un grave problema de despoblamiento”.

Las redes de calor “generan actividad económica, empleo como una herramienta para estabilizar la población e ir recuperándola. Somos conscientes que desde las administraciones tenemos que hacer de motor tractor de este sector y queremos ver actuaciones para que todos los edificios públicos del gobierno regional, en la medida de lo posible, se puedan suministrar de calefacción y agua caliente sanitaria con energías renovables, y sobre todo con biomasa de proximidad”, ha añadido.

Martínez Guijarro se reunía también con la delegada del Gobierno en Castilla y León encuentro, Virginia Barcones, a quien ha trasladado la necesidad de implantar medidas fiscales beneficiosas para las zonas con baja demografía, “y no solo con ayudas a las empresas, sino a la actividad que generan los recursos endógenos que pueden ser una solución para las zonas deprimidas; otra solución es obligar a los operadores de telefonía a que extienda la cobertura de Internet y telefonía al mundo rural pero en la lucha contra la despoblación aún no se ha tocado la fiscalidad, porque no es fácil, pero es necesario iniciar el debate ya”.

Por su parte, el consejero delegado de Rebi, Alberto Gómez, ha conducido la visita junto a los técnicos de la empresa y donde destacaba “las ventajas de nuestras instalaciones para las comunidades de vecinos que quieran adherirse a ella, como el ahorro económico, la ausencia de inversión inicial, la estabilidad en el precio y la gestión integral de la instalación, no solo en vivienda ya construida sino también de obra nueva”.

Gómez ha expreado su deseo de “seguir contando con el apoyo de la Junta de Castilla-La Mancha de cara a próximas redes de calor que podemos construir en otros puntos de su Comunidad que cuenta a la vez con los mismos problemas de despoblación que la nuestra y donde el recurso endógeno de la biomasa supone un revulsivo económico y una forma de dinamizar la economía y el medio rural”.

Además, Rebi está construyendo una planta de astillado en Alcolea del Pinar, a mitad de camino entre la Sierra Norte de Guadalajara y el Señorío de Molina de Aragón.

Guadalajara

El consumo previsto del conjunto de la red de Guadalajara es de 100.000.000 kWh anuales y 25.000 toneladas de astillas al año. Con su puesta en marcha está previsto que Guadalajara reduzca en 15.000 toneladas las emisiones de CO2 a la atmósfera anualmente. El mantenimiento y suministro de la infraestructura supondrá la creación de 60 empleados directos e indirectos y entre 18 y 20 millones de euros de proyecto consolidado.

La Red de Calor de Soria es un “revulsivo económico, social y cultural” que mejora la calidad de vida. El número de puestos de trabajo creados en Soria asciende a 150 entre empleos directos, indirectos de obra civil y limpieza de montes. Soria genera 15 millones de toneladas de biomasa al año, que equivale a 300.000 toneladas de petróleo, es el 20% del potencial de Castilla y León, que son 75 millones de toneladas anuales, “mientras que el consumo de astilla de la central asciende a 16.000 toneladas al año”.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información