Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
De estaciones y mercados

De estaciones y mercados

OPINIóN
Actualizado 03/10/2018 10:02
Sergio García

La carta del director de Soria Noticias, Sergio García.

La celebración de las fiestas patronales de San Saturio supone para muchos sorianos el final -si no efectivo sí psicológico- del verano, y el verdadero inicio de un nuevo curso (ya sea escolar o no). La llegada de la oscuridad y el frío, nuestro cariñoso tiempo atmosférico ya se ha ocupado de que nos demos cuenta de que algo está cambiando, nos acompañarán durante los meses de otoño y primavera como quien dice hasta el Catapán, cuando la ciudad volverá a cambiar el chip. Tiempo pues para la rutina, tan necesaria en ocasiones, aderezada con algunas setas si hay suerte. Bienvenida sea.

Atrás queda un verano en el que, quien más quien menos, todos hemos intentado alguna que otra escapadita. Alguien me dijo una vez que los dos elementos que más definen una ciudad son su mercado y su estación. Desde entonces no me voy de ninguna ciudad sin conocer ambos, pues he visto cuanta verdad había en aquella frase aparentemente ocurrente. El mercado te habla del día a día de la ciudad, de la forma de organizarse de sus vecinos y de los productos que ofrece la tierra. Las estaciones nos cuentan la importancia geográfica de la ciudad, de su pujanza económica y de las relaciones que guarda con el resto del mundo.

Y paseando por la estación de tren de la última ciudad que he visitado este verano me pregunté: ¿Qué dicen el mercado y la estación de Soria? Intentando ponerme en ojos ajenos traté de darle respuesta a esa pregunta. El mercado nos habla de una ciudad que lucha pero parece condenada a no alcanzar nunca sus objetivos. La explosión de sabores de los productos que allí se venden dan buena cuenta de las posibilidades y calidad de los productos de esta tierra, aunque los espacios vacíos nos devuelven a la cruda realidad.

Y las estaciones, con su decadente encanto la de tren y su lamentable estado la de autobuses, son el paradigma de una ciudad, y una provincia, tristemente abandonada a su suerte.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información