Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Marina Lorenzo, la Pocahontas soriana que lleva su estilo de vida “hasta el extremo”

Marina Lorenzo, la Pocahontas soriana que lleva su estilo de vida “hasta el extremo”

DEPORTES
Actualizado 15/12/2018 08:40
Bernat Díez

La polivalente deportista soriana, que se ha tatuado a la princesa Disney en el muslo, vive por y para el deporte (entonándose muscularmente en el Fitness) mientras se prepara para ser Guardia Civil.

La de Marina Lorenzo Martínez es un alma libre y “guerrera”, como la de quien canta ‘Colores en el viento’. La Pocahontas soriana de 27 años lleva tatuado en su muslo a la princesa indígena de Disney, la cual muestra “una forma atlética” y “rompe con los estereotipos de Cenicienta o Blancanieves”. Pocahontas siguió a su corazón y a su brújula; a Marina su brújula personal siempre le señala el deporte, “mi estilo de vida, y me encanta que lo sea”. Igual que Pocahontas, la soriana es fiel a sus principios, a sí misma.

A nivel de competición, practica un deporte poco explotado en Soria. El Fitness “más que nada es un estilo de vida: hacer deporte o cuidar la alimentación”. Otra manera que tiene Marina de entender su paso por este mundo. “Lo que pasa es que hay algunas locas como yo que lo llevamos al extremo hasta llegar a competir”, reseña. Ha competido cuatro veces en Madrid y en una de esas pruebas se colgó una medalla de bronce. En el Fitness “analizan hasta el mínimo detalle”, desde “el bikini que lleves, hasta la postura, pasando por el tinte que te hayas dado, la belleza facial o los músculos. Siempre digo que el Fitness es como un pase de modelos”, define la soriana. Ha de cumplir con esos requisitos: “Demostrar a la gente lo que has trabajado en el gimnasio”, explica.

En el apartado personal, Marina, quien está realizando prácticas en la Guardia Civil de Ágreda, se considera “alegre, tranquila, cabezota, entusiasta, competitiva y optimista”. Desarrolla sus músculos y trabaja su cuerpo hasta dejarlo exhausto. La cultivación de su organismo no está reñida con su feminidad: “Puedes exhibir músculos sin perder ni una gota de feminidad. Me pongo habitualmente mi chándal, pero los días de fiesta luzco mis ‘taconazos’, la minifalda o lo que haga falta”, defiende.

No le cuesta vivir por y para el deporte extremo porque “cuando algo te apasiona no cuesta, lo disfrutas”, desvela la futura Guardia Civil. Convierte su alimentación saludable, su dieta, “en un hábito de vida”. El logro de “resultados” personales y deportivos la empujan a seguir y a no desviarse del camino que ella misma se ha pautado. “Yo como así, pero si me tengo que tomar una cerveza, me la tomo”, subraya la soriana.

Es “un culo inquieto”. No se cansa de tocar distintos palos en el deporte y se nutre de algunos de ellos: rugby, atletismo, voleibol, artes marciales, etc. Siempre se mantiene “activa”. Ya cuando estuvo en el Ejército, en una Unidad de Infantería, “descansar era lo último”, dicta.

Comentarios...