Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Crónica Elche-Numancia (1-1): Pape Diamanka lanza otro salvavidas

Crónica Elche-Numancia (1-1): Pape Diamanka lanza otro salvavidas

DEPORTES
Actualizado 26/01/2019 20:02
Bernat Díez

Justo reparto de puntos entre dos conjuntos que le siguen temiendo al descenso. El cuadro soriano acabó sosegando a un irreverente equipo ilicitano que pudo hacer mucho daño en la primera media hora. El ‘24’ de los rojillos tendió de nuevo un puente. El Numancia se encomienda a Pape.

Pues le saldrá cara la renovación de Pape Diamanka al Numancia. El senegalés, quien acumula tres tantos en dos correspondientes encuentros, fue de nuevo el héroe inesperado para el cuadro soriano, que salió vivo y coleando del Martínez Valero (1-1). El ‘24’ le lanzó otro salvavidas a la estructura liderada por Aritz López Garai. En una primera mitad marcada por la tempestad ilicitana, Diamanka, el cual acabó siendo relegado por sus dolencias en el tobillo, evitó el naufragio en la costa alicantina.

Supo reponerse el Numancia a tiempo del sufrimiento que padeció a manos de un fulgurante Elche en los primeros lances de la partida. Finalmente, acabó por templar el juego y sosegar al cuadro ilicitano. Esperando todavía a que llegue la primera victoria a domicilio (y ya van 12), el bloque soriano le sigue encendiendo velas a un revitalizador Pape Diamanka que empujó con la testa el 1-1 final. Justo reparto de puntos entre dos conjuntos que siguen jugando con el fuego, con el descenso.

Salió endiablado el Elche; a por faena. Ritmo frenético el impartido por los ilicitanos en los primeros 10 minutos. Llevó al Numancia por el camino de la amargura en ese proceso temporal. Fernández-Ortega le anuló un gol a Sory Kaba después de que el punta ajusticiase a Juan Carlos. Estaba escorado y en fuera de juego. El guineano la volvería a tener a continuación. Su testarazo peinó el larguero. Sin darle ninguna tregua a los sorianos, la ocasión más clara de los de Pacheta llegó en el minuto 8. Nino, un batallador curtido en mil batallas, envió al palo un pase de la muerte. La carambola salvó a un cuadro rojillo a remolque del Elche.

Mediado el cuarto de hora y tras el frenetismo inicial de los locales, el CD Numancia pareció encontrarle el pulso a ese choque directo por huir de la zona baja de la tabla. Tras la primera semiocasión de los rojillos, en un remate de ‘Pichu’ Atienza que se estrelló contra la zaga alicantina, Pape Diamanka voló sobre el minuto 14 para cabecear alto un centro medido de Unai Medina. Se dejaba ver el Numancia en ataque. Siempre hay una primera vez…

Se serenó la estructura numantina en el Martínez Valero tras la tempestad ilicitana. Ensancharon el césped los de López Garai y empezaron a ver la luz con las incursiones ofensivas de Unai Medina, Alain Oyarzun, desapercibido en los primeros compases, y Cristian Ganea. Pero, su gozo en un pozo. Tras un feo codazo de Xavi Torres a Higinio, el Elche de Pacheta acuchilló al Numancia desde el vértice diestro: Nino recibió otro pase de la muerte y esta vez no perdonó a Juan Carlos (1-0). Corría el minuto 33 y el Elche, el cual había vuelta a embestir después de apaciguarse unos minutos, golpeó primero.

Al Numancia le pasó de largo el 1-1 en dos claras ocasiones que desaprovecharon Unai Medina, después de mandar por detrás de la red el esférico en la prolongación de un saque de esquina, y ‘Pichu’ Atienza, quien peinó blandito un balón que le cayó del cielo. El que se volvió a enfundar la capa de héroe fue Pape Diamanka. En una jugada muy suya, y cuando el Numancia ya estaba destinado a marcharse a los vestuarios con el 1-0 en la mochila, el senegalés empaló un centro de Escassi. Con la cabeza, como en sus dos anteriores tantos, el ‘24’ salía al rescate. Más de una vida le debe López Garai al senegalés, que se está convirtiendo en una de las principales bazas del Numancia.

Aposentado y cómodo en el Martínez Valero, el CD Numancia salió con la batuta en la mano durante el inicio del segundo periodo. A las primeras de cambio, López Garai sentó a Pape, quien pudo resentirse de sus dolencias en el tobillo. Músculo por músculo; entraba Kako Sanz. Mientras tanto, en el minuto 55, Unai Medina le filtraba un pase de ensueño a Higinio que acabaría en nada, pues el de Calasparra le entregó a las nuebes esa delicia.

Un Elche somnoliento despertó a continuación. Sory Kaba se incrustó en el corazón del área para pasar por alto tres acometidas ilicitanas. Se le fue el 2-1 al guineano. Osede le rebañó un balón cuando estaba con la caña a punto, no atrapó, lanzándose en plancha con los pies por delante, un centro desde la diestra y se encontró, después de saltar como un resorte, con un bloqueo de Juan Carlos en la línea de gol.

El Numancia veía reducida su migraña cuando Nino abandonaba el terreno de juego. Sobre el minuto 70, el choque estaba en orilla de nadie. Las espadas en alto y López Garai no se la jugaba demasiado: pieza por pieza; punta por punta. Guillermo relegaba a Higinio en la parcela ofensiva.

Juan Carlos amarró el empate con un par de vuelos y Guillemo tuvo en sus botas el 1-2 en el Martínez Valero. El ariete vasco, que acabó escorándose en demasía, no vio por el retrovisor cómo Mateu estaba solísimo y con las luces dadas en el segundo palo.

Comentarios...