Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Duruelo, Carnaval con música de Ronda

Duruelo, Carnaval con música de Ronda

REPORTAJES
Actualizado 04/03/2019 10:18
Encarna Muñoz

Las celebraciones en honor a don Carnal tienen señas de identidad con siglos de historia. Se hace protagonista del Martes, junto a mayorales y motriles, varas y cintos. Pone acordes a una fiesta que surgió de los mozos del municipio. Ni la Guerra Civil ni Franco pudieron con esta tradición que ha evolucionado, pero no ha perdido la esencia que la hace única.

Tres fiestas hay en Duruelo que yo no puedo olvidar, 'Los Cristos, Santa Marina y el Martes de Carnaval'. Así reza una de las coplas más reconocidas en Duruelo de la Sierra, que volverá a resonar el 5 de marzo, día señalado en rojo en la localidad pinariega. La Ronda saldrá una vez más más a la calle “alegrando corazones”, y reviviendo una tradición que persigue desde hace unos años la declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional, ya que el carnaval en este pueblo tiene mucha historia y la mayoría de sus párrafos se escribe en cuartetos.

Tadición única en Soria

El Martes de Carnaval, Duruelo de la Sierra volverá a presumir de señas de identidad. Historia, cultura, tradición y gastronomía volverán a darse la mano en una fiesta cuya protagonista es, sin duda, la Ronda Popular de mozos, todo un emblema local.

Sus orígenes se pierden en el tiempo, pero los componentes de la formación explican que “todo surgió en las fiestas de Santa Marina, cuando unos mozos robaron la cuba de vino que se colocaba en el Prado de la Penilla, y se fueron al pueblo cantando coplas a las mozas. La fiesta de los mozos acabó descontrolándose por la mala cabeza de algunos, y los mayordomos de la cofradía de dicha Santa tuvieron que corregir su actitud con cintos y varas”. Con el paso de los años las cofradías comenzaron a perder fuerza, pero los mozos conservaron la tradición y, de esta forma, nació la Ronda Popular de Duruelo, que vio transformados los mayordomos en mayorales, e incorporando otros protagonistas como son los motriles.

Así, la Ronda ha pervivido y se ha celebrado de forma ininterrumpida pues, según explica Fidel de Pedro, “durante la Guerra Civil y la dictadura se prohibieron los carnavales en toda España, pero en Duruelo jamás dejamos de celebrar nuestra fiesta”.

Jornada completa

En la mañana del Martes de Carnaval, una vez reunidos todos los mozos en torno a los músicos, los dos mayorales (este año José Miguel Vicente y Juan Carlos Hernando, ambos de 29 años de edad y elegidos por sus antecesores en el cargo) toman posiciones ‘armados’ con las varas de avellano. Ellos son los encargados de controlar la Ronda. No están solos, cuentan con la ayuda de los motriles (quintos que cumplen los 18 años) que, ‘armados’ con cinturones de cuero, vigilan que ningún mozo salga del recorrido. Mientras tanto, numerosos vecinos y visitantes acompañan a la Ronda disfrutando de las coplas y tonadillas.

Acabado el recorrido, los mozos son guiados hasta el salón del Ayuntamiento para disfrutar de una comida de hermandad, que consta del plato por excelencia de este lugar de la provincia, el ajo carretero. Desde hace años, respondiendo a una evolución de una tradición que “comenzó siendo machista”, según recuerdan los más veteranos, las mozas se reúnen en un restaurante de la localidad para comer también en compañía.

La sobremesa suele alargarse, pero durante la tarde continúan los actos. Las casas del municipio se preparan para recibir la visita de los más pequeños, que llegarán a pedir la ‘Vaca flaca’, un pequeño aguinaldo o algo de comida para preparar una merienda ese día y el sábado siguiente conocido como Piñata.

Ya por la noche llega el turno de los disfraces y el baile.

Coplas con historia

Las coplas de la Ronda tienen como origen las jotas aragonesas. Las letras van cargadas de humor y sarcasmo sobre los hechos y las personas de la localidad. Es difícil cifrarlas pero se calcula que la historia cantada de Duruelo de la Sierra está formada por más de 300 coplas. Además, cada año la rondalla suele crear tres o cuatro cánticos nuevos. “Se sacan tonadillas de lo que ha acontecido en el pueblo. Se cuentan historias graciosas, que han llamado la atención, y también se utilizan para recordar a quienes ya no están en forma de pequeño homenaje”, narra Ernesto Pascual, uno de los integrantes.

Futuro en la evolución

La Ronda Popular se ha ido adaptando a los tiempos. Por ejemplo, la tradición manda que solo acudan al recorrido y posterior comida los mozos solteros, pero actualmente se conceden ciertas excepciones a modo de “invitación”. También las mozas, que antes tenían vetada la participación, ahora acuden e incluso intervienen como tocadoras. Es el caso de Laura Lafuente. “Fuila primera mujer en tocar en la Ronda”, recuerda, “fíjate que la primera vez que entramos, los hombres nos compraron una caja de mosto para que no pasásemos sed (ríe)”.

La despoblación ha influido y ha obligado a que, en los últimos años, los motriles tengan que repetir ante la escasez de jóvenes. Pero los hay que se resisten e insisten en que “pase lo que pase, el Martes de Carnaval será fiesta en Duruelo de la Sierra”.

Comentarios...