Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Vente a Madrid o vete a la mierda

Vente a Madrid o vete a la mierda

OPINIóN
Actualizado 26/03/2019 10:54
Sergio García

La carta del director de Soria Noticias, Sergio García.

En Soria hemos sido educados en la abnegación como "cristianas viejas". Una provincia, la nuestra, que ha sido atropellada por el tiempo y está en serio riesgo de cierre y desaparición en el XXI.

Los problemas que nos han traído hasta aquí son muchos, complejos y sobradamente conocidos, pero yo los resumiría en 3. Primero el caciquismo de esa media docena de apellidos que todos tenemos en mente que prefirieron evitar que Soria creciera no vaya a ser que ellos perdiesen su poder. Segundo, unos políticos que en momentos claves no han estado a la altura y no han sabido poner encima de la mesa los 'argumentos' de esta tierra permitiendo que infraestructuras como la A1 o el ave bordeen la provincia. Y tercero un cierto chovinismo mal entendido de la sociedad soriana en general que se ha creído, y se sigue creyendo, en posición de oponerse a proyectos que no eran lo suficientemente buenos para Soria.

Y lo hemos aguantado durante décadas por una razón muy sencilla, muy real y muy entendible; porque en Soria se vive de puta madre. Y nos pensamos que nunca pasaría nada por ser cada vez menos. Hasta que pasó. Y pasó que tu hijo se fue a estudiar fuera y tuviste que resignarte a que nunca más volvería a vivir a Soria. Y pasó que a tu madre no la pudieron operar porque los médicos especialistas no querían venir a Soria. Y pasó que tu mejor amigo se lo llevó un camión bajando el Temeroso.

Y así estamos a día de hoy, condenados como sociedad y como territorio por nuestros propios errores. Porque cada sociedad, como cada persona, acaba teniendo aquello que se merece y aquello por lo que lucha. Y así estamos, dándonos de bruces con una realidad que es tozuda, fea y con mucho riesgo de ir a peor.

Por eso ha llegado el momento de alzar la voz, de pedir a los de fuera pero también a los de dentro. De apretar los dientes y de tirar del carro cada uno desde su posición y sus posibilidades. De tener claro que aquí o nos salvamos todos o no nos salvamos ninguno. Que o hay sorianos o no habrá ni San Juan, ni Numancia ni torreznos ni una provincia de la que presumir. Ha llegado el momento de jurarnos a nosotros mismos que no vamos a permitir que Soria se muera. O al menos, no sin luchar.

Comentarios...