Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Zapatillas caladas, orgullo henchido

Zapatillas caladas, orgullo henchido

PROVINCIA
Actualizado 31/03/2019 21:55
Sergio García

“Por Soria yo me mojo” gritaban orgullosos los 20.000 sorianos que se sumaron en Madrid a la Revuelta de la España vaciada. Rotundo éxito de visibilidad de la plataforma Soria Ya y de las reivindicaciones de la provincia.Por Sergio García.

Con la garganta rasgada, lágrimas en los ojos, un nudo en estómago y la ropa calada comienzo a escribir estas líneas en el autobús de vuelta a Soria desde la Revuelta de la España Vaciada. Lo hago con la certeza de haber participado junto a miles de personas en la reivindicación de una causa justa. Tal vez la más justa de todas, la de aquellos que no piden ser más que nadie, solo no ser menos que ninguno.

Mi primer pensamiento es para la treintena de voluntarios de la Soria Ya que con su ímprobo trabajo han logrado un éxito rotundo. De participación, pero sobre todo un éxito de visibilidad. En una manifestación con más de veinte provincias y 100 colectivos implicados era imprescindible que se nos viera a los sorianos. ¡Y vaya si se nos vio! Entre 100.000 participantes (50.000 según la Policía) los cerca de 20.000 sorianos tuvieron un papel primordial. Madrid era un mar de banderas blancas de la Soria Ya y las imágenes de la televisión y la prensa nacional así lo reflejan. Un éxito de imagen de esos que pocos analizan pero que es profundamente importante.

Como los sorianos estamos acostumbrados a luchar contra los elementos, la lluvia hizo presencia en el momento justo en que la marcha se iniciaba y acompañó durante todo el recorrido a unos hombres y mujeres que decidieron mojarse por su provincia. No fueron 4 gotas, por momentos cayó con ganas y todos los que allí aguantamos acabamos empapados. El agua del compromiso. Si evitamos ahogarnos en el océano del olvido institucional ¿Cómo íbamos a dejar que la lluvia nos fastidiase una jornada histórica?

¿Y ahora qué?

Esa es la pregunta del millón. Soria amanece hoy igual que ayer y mañana lo hará igual que hoy. Evidentemente nadie piensa que la solución sea ni fácil ni rápida. Yo me quedo con dos ideas, una etérea y otra propiamente práctica. En el campo de las ideas tengo para mí que, entre todos, estamos creando un sentimiento de pertenencia y un orgullo soriano muy interesante. Ningún pueblo puede reivindicarse como tal y alcanzar sus objetivos si no toma conciencia de su propia existencia. Conciencia que viene acompañada de un cambio de discurso que sin perder mordiente abandona el pesimismo para mirar con esperanza al futuro. Estas son dos cosas que le debemos a esta nueva Soria Ya. Una Soria ya a la que se le queda corto cualquier piropo por el trabajo realizado en los últimos meses. Una Soria Ya que entra en mi pódium particular de motivos por los que sentirme orgulloso de mi tierra junto al torrezno y a las fiestas de San Juan.

Pero dejando a un lado las musas y volviendo al teatro, debemos aprovechar la ola para lograr algo que puede parecer un mero trámite burocrático pero es vital para no sufrir los agravios del pasado. Necesitamos un mapa nacional de la despoblación que reconozca la situación particular de Soria, que la declare zona 0 de la despoblación y objetivo prioritario de las medidas que se establezcan.

El autobús avanza por una parcheada A15 lleno de personas con el corazón caliente, el alma comprometida y las zapatillas caladas.

Comentarios...