Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
‘Charle y la fábrica de goles’

‘Charle y la fábrica de goles’

DEPORTES
Actualizado 05/04/2019 20:35
Bernat Díez

Pese a su juventud, Marta Charle, la primera soriana que jugará en una división profesional con el Parquesol, ya está rodada en el fútbol femenino. Tras cuatro temporadas en Segunda, la mediapunta formada en el Calasanz asciende a la Primera B, la nueva categoría de plata, justo debajo de la Liga Iberdrola.

Una soriana de Primera. Gracias al ascenso del vallisoletano Parquesol desde el Grupo V de la actual Segunda división femenina, Marta Charle (27/02/2000, Soria) se convierte en la primera soriana pura que jugará a nivel profesional en la categoría que activará la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) el siguiente ejercicio. Compartirá honores con la defensora del Madrid Club de Fútbol Femenino, Lucía Rodríguez. Esa muchacha de la Liga Iberdrola, internacional con España, tiene ascendencia en Covaleda, pese a que ha nacido y ha hecho vida en Madrid.

La nueva Primera B, donde Charle intentará meter goles la temporada que viene, pasará a ser la nueva división de plata (dos grupos con 16 equipos cada uno) de un fútbol femenino que no pará de repuntar. Los goles de esta mediapunta –primera soriana en ser convocada por la selección de Castilla y León– serán de Segunda el curso que viene; en Soria, ella es la ‘Primera’ en casi todo. Esta milennial, eternamente agradecida a la formación que recibió en el Calasanz, devolverá con goles el cariño que se le profesa. Natural, parlanchina y sincera, así es Marta Charle.

Soria Noticias: A falta de dos encuentros, usted ya es matemáticamente una soriana de Primera B. En la actualidad, y a falta de dos encuentros, su equipo marcha segundo con 55 puntos. Un gran año.

Marta Charle: Ha sido una temporada trabajada y seria. Contamos con una buena plantilla: a nivel individual, somos todas muy buenas. El año pasado se nos hizo complicado. Tuvimos cuatro entrenadores diferentes. Rubén Jiménez (el entrenador del actual Parquesol) llegó y nos prometió que la situación cambiaría.

SN: Y vaya si ha cambiado…

M.C: Hace un trabajo espectacular. Es de los mejores entrenadores que he tenido. Nos motiva. Los entrenamientos son todos con balón, que al final es lo que vas a poner en práctica en un partido.

SN: ¿Está a gusto en Valladolid?

M.C: Trabajan mucho y lo hacen con calidad (Parquesol). Estoy súper contenta. Cada día tengo más ganas de jugar al fútbol. Soy una chica que se centra en cumplir objetivos. Quiero ir subiendo categorías. Estoy súper motivada: han creado la Primera B y ha sido la solución para nuestras cabezas. Todo el trabajo que hemos hecho servirá para algo. Este Parquesol, sabiendo que está en Castilla y León, una Comunidad infravalorada, ha quedad por encima del Salamanca FF, León FF y Nuestra Señora de Belén (Burgos). Tengo muchísimas ganas de jugar en Primera B.

SN: Detengámonos en el instante del ascenso, cuando el colegiado pita el final de ese Parquesol-Dinamo de Guadalajara (3-1). ¿Fue la chica más feliz del mundo?

M.C: (Ríe) Me vi con mucha presión. No era un partido cualquiera, pues te juegas un ascenso. Nos vienen rivales complicados (Rayo y Atlético de Madrid) y había que zanjar el ascenso cuanto antes. Me vinieron a ver mi familia, mis amigos, gente de mi pueblo, etc. Estaba nerviosa. Me notaba cansada y cargada de la semana en sí. No fue uno de mis mejores partidos. No soy de llorar ni de emocionarme mucho; no soy así. Pero cuando pitó el final, nos abrazamos todas. No veías a nadie sin su sonrisa. Lo celebramos con agua, calándonos enteras. Nos pusimos la camiseta que habíamos preparado: ‘Somos de Primera B’.

"Castilla y León está infravalorada"

SN: Vocación ofensiva. ¿Qué virtudes posee como delantera?

M.C: Intento mirar más hacia portería porque el objetivo que hay en el fútbol es meter gol. Cuando voy a buscar el balón, lo intento dar de cara. Intento no complicarme la vida. Lo único que debo corregir es no abusar del balón, que algunas veces me ocurre. Tanto si juego de mediapunta, donde estoy más cómoda, como si lo hago de mediocentro, intento tirar al equipo hacia adelante: es la única manera de meter gol. Me veo muy aislada cuando juego de punta.

SN: Con sólo 19 años, usted ya lleva cuatro campañas en Segunda.

M.C: Cuando me fui del Calasanz fiché por el Nuestra Señora de Belén, donde también recibí una buena formación. Al ser un equipo más flojito, siempre me tuve que esforzar más para destacar. Por cierto, esta temporada les metí un gol con el Parquesol. No lo celebré.

SN: ¿Se ve en la Liga Iberdrola el día de mañana?

M.C: Ese es el objetivo. Siempre he querido jugar en Primera división. Mi padre, cuando vimos un partido jugado en el Wanda, me preguntó si me veía jugando ahí. Dentro de unos años, por supuesto que sí. No estaría perdiendo el tiempo, entre comillas, para no llegar a nada. Quiero llegar a la Liga Iberdrola, ¡de cabeza!

SN: Y si en sus manos estuviese escoger un equipo para fichar por él, ¿cuál escogería?

M.C: (Ríe) El Atlético de Madrid, sin duda. Es un equipazo. El ‘Atleti’ femenino es el actual Barça masculino. En mi mente siempre está el Atlético de Madrid.

SN: De momento, Marta Charle ya ha sido una asidua en la selección de Castilla y León. Por algo se empieza…

M.C: He estado cuatro años con la selección de Castilla y León (Sub-16 y Sub-18). Me lo tuve que currar muchísimo. He llegado a ser la capitana del combinado castellano y leonés. Fui la primera soriana en ir con la selección. Claro, ¡en Soria no había chicas!

"En mi mente siempre está el Atlético de Madrid"

SN: Estará al corriente del nuevo San José femenino. ¿Cómo las ve?

M.C: A ver si hay suerte y suben. Tienen una plantilla muy grande. Me llevo bien con Beatriz Villar. Pregunto por ellas y veo muchas fotos suyas por las Redes Sociales. Espero que vayan a más. Me alegró un montón de que el fútbol femenino en Soria esté creciendo. Yo preguntaba todos los años cuándo harían un equipo femenino en Soria.

SN: ¿Fichará algún día por el CD San José?

M.C: No me hubiera ido de Soria si en mi etapa formativa hubiese existido un equipo femenino. Desde luego que me hubiese quedado. Si acabo la carrera (INEF) y el San José está en Primera B, ¡voy de cabeza a Soria! ¿Cómo no voy a estar en Primera B con el equipo de mi ciudad?

SN: ¿Qué consejos les daría a las pequeñas futbolistas?

M.C: Animo a las chicas que están jugando en las categorías inferiores del Parquesol. Yo me he fijado siempre en Lucía Rodríguez. Si entrenase a un grupo de niñas, les pediría que mantuviesen los pies en el suelo. Hay que fomentar el compañerismo. Les diría que el fútbol femenino está creciendo gracias a ellas y que todas las chicas nos merecemos jugar al fútbol. Han de competir contra chicos para que salgan reforzadas. Quizá, el año que viene me replantearé la idea de sacarme el título de entrenadora. En el frontón del pueblo (Villálvaro, El Burgo de Osma), los niños me piden que les entrene.

"¿Cómo no voy a estar en Primera B con el equipo de mi ciudad? Si el CD San José sube a Primera B, ¡voy de cabeza!"

SN: Usted ya jugó con chicos y compitió contra muchachos en su etapa del CD Calasanz.

M.C: A los 8-9 años entré en el Calasanz. Era la única chica. Allí he vivido los mejores años de mi vida. Siempre me he sentido acogida; no me he sentido discriminada en ningún momento. Roberto Madruga o Freddy Vera, quien ocupa un lugar muy importante en mi corazón, me enseñaron muy bien allí. A veces notaba que Freddy sólo me echaba la bronca a mí, y eso me gustaba. Siempre fui de las titulares. La selección de CyL me llamó gracias al Calasanz.

“Para saber dónde vas, primero tienes que saber de dónde vienes”

SN: Una chica pionera en Soria que siempre ha estado rodeada de varones…

M.C: Mi padre y mi hermano siempre me picaban mucho. “Qué mala eres. No metes goles”, me decían. Los amigos del pueblo me enseñaron a tirar, pues yo sólo chutaba con la puntera. En Villálvaro, empecé a lanzar con la zurda.

¡Cuántos viajes hizo mi padre de Soria a Burgos! Él me veía feliz y me ha ayudado a crecer como futbolista. Durante dos años consecutivos, mi padre me llevó a Burgos cuatro días a la semana: 140 kilómetros en la ida y 140Km en la vuelta. ¡Imaginaros las ruedas y el kilometraje del coche!

SN: Usó una frase muy significativa cuando le agradeció al Calasanz que este la felicitase por su ascenso. “Para saber dónde vas, primero tienes que saber de dónde vienes”.

M.C: Fue una pena salir de ahí. En la categoría Cadete se acabó todo. Ya no pude jugar más. Me fui de Soria para estudiar y seguir jugando al fútbol. El segundo de Bachillerato en Valladolid fue muy turbio: no conocía a nadie. Respecto a la frase, va dedicada al Calasanz. Soy lo que soy hoy como futbolista gracias a la formación que he recibido en Soria.

Comentarios...