Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Elecciones 26M: la Diputación, el deseo de todos

Elecciones 26M: la Diputación, el deseo de todos

PROVINCIA
Actualizado 24/05/2019 22:02
Encarna Muñoz

Ser concejal o alcalde de uno de los 183 municipios de la provincia de Soria resulta más o menos sencillo dependiendo del pueblo. Más complicado es ser elegido diputado provincial. Solo hay 25 puestos y están de lo más disputados. En juego está el poder de decisión y la nada desdeñable retribución por las labores del cargo.

Después de unas elecciones municipales, además del sillón de alcalde hay otro cargo deseado por todos los ediles electos, el de diputado provincial. Como órgano de elección indirecta, los sorianos no deciden a sus representantes en la institución provincial, sino que son los partidos los que lo hacen.

El Pleno de la Diputación Provincial de Soria está formado por 25 diputados. Este número depende de la población de cada provincia y se fija por la Ley Electoral General. El sistema es sencillo, se otorga un diputado por cada partido judicial (en Soria hay tres: Almazán, El Burgo y Soria) y se distribuyen los restantes en función de la población de cada partido judicial. El resultado es que las circunscripciones de El Burgo y de Almazán eligen cada una a 5 diputados y Soria, a 15. En 2015 el Pleno de la Diputación de Soria quedó compuesto por 12 diputados del Partido Socialista, 11 del Partido Popular y 2 de Ciudadanos. Fueron estos dos últimos, José Antonio de Miguel y Raúl Lozano, los que con su apoyo propiciaron la elección de Luis Rey como presidente de la institución provincial y relegaron, después de 28 años de mandatos, al PP a la oposición.

En la actualidad la composición de la Diputación ha dado un giro importante después de la marcha de de Miguel y Lozano de la formación de Rivera y el abandono de 6 diputados tras las luchas intestinas en el seno del PP. Así pues, el partido que tenido históricamente mayor representación (y por lo tanto mayor poder de decisión) en el órgano que gobierna la provincia está ahora relegado a la posición de tercer grupo.

Pactos, negociaciones, batallas internas y mentideros políticos han protagonizado esta legislatura porque nadie está dispuesto a retroceder en su puesto dentro de la institución. Estar o no en Diputación tiene repercusiones directas en el devenir del municipio de procedencia de los diputados.

Además, estar o no en Diputación significa granjearse un sueldo más o menos significativo dependiendo de si se dispone de dedicación exclusiva (46.000 euros anuales), parcial (23.000). Al margen de estos, el diputado que menos dinero percibe ronda los 6.000 euros anuales.

Comentarios...