Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Lucía Rodríguez: “Se trata de una huelga justa. Pedimos cosas básicas. Nos dedicamos a esto 24 horas al día”

Lucía Rodríguez: “Se trata de una huelga justa. Pedimos cosas básicas. Nos dedicamos a esto 24 horas al día”

DEPORTES
Actualizado 14/11/2019 21:50
Bernat Díez

La futbolista covaledense, por parte de madre, se moja en todo sobre lo que se le pregunta. “No se nos reconoce todo el trabajo que hacemos, todas las horas que echamos”, apunta. No es “agradable” parar, pero necesitan ser escuchadas y atendidas. La Real Sociedad de Gonzalo Arconada ha asentado a esta soriana en una élite que para radicalmente este fin de semana.

Es su niñez, bajo la madurez de unas cortezas arbóreas que se levantaban ante ella, ni los mismísimos pinos de su Covaleda –por parte de madre– se podían imaginar que estaban dando cobijo a una futbolista que ya manda, con mucha autoridad, en Primera, desde su carril diestro. Lucía Rodríguez (Madrid, 24/05/1999) es dueña y señora del lateral diestro de la Real Sociedad, la que dirige un ex numantino, Gonzalo Arconada. Este fin de semana, la princesa covaledense, la cual milita en la actual reina de la Copa, frena en seco sus sprints por la banda; tanto ella como las otras futbolistas de la élite, quienes hacen huelga por el bien común. A partir de los días 16 y 17 de noviembre no habrá más Liga. Paran.

No se han visto en otra igual. Es la gran oportunidad del fútbol femenino, el cual no impone, sino que exige y pide mejoras y concesiones “básicas” para cualquier trabajadora que se dedique a una labor “24 horas al día”. El fútbol femenino pide ser escuchado… y atendido. Las féminas españolas no retrocederán. Lo tienen claro: ¡ni un paso atrás!

Soria Noticias: Este verano, su situación dio un giro de 360 grados. Abandona el Madrid CFF, entidad con la que debuta en Primera, y ficha por la Real Sociedad. ¿Por qué decide cambiar de aires?

Lucía Rodríguez: Para mí, es un paso muy importante en mi carrera. Que la Real se fijará en mí, después de la consecución de la Copa de la Reina, y poder fichar por este equipo… El cambio de aires viene dado por probar que tal fuera de casa, lejos de la zona de confort; también por seguir creciendo, porque la Real tiene un proyecto deportivo muy importante.

SN: ¿Qué va a ser de usted lejos de casa? ¿Cómo la trata San Sebastián?

L.R: Estoy muy contenta. Donosti es una ciudad espectacular, muy bonita y muy cómoda para vivir. Tanto el club como mis compañeras han hecho que mi adaptación fuera muy fácil. Estoy agradecida, por lo bien que me han aceptado.

SN: ¿Pidió expresamente Gonzalo Arconada su fichaje?

L.R: Te contestaría, pero no lo sé, la verdad (ríe). Se puso en contacto conmigo para abordar el fichaje y contarme de que iba el proyecto este año. Estoy súper contenta, tanto con él como con la directiva de la Real.

SN: Del Madrid CFF a la Real. No se anda con chiquitas. ¿Percibe ese repunte de calidad?

L.R: Ya no solo por las jugadoras que tiene la Real… El proyecto de club fue muy llamativo para mí. Evidentemente, la decisión no fue fácil. Implica salir de casa, del Madrid CFF, que también es mi hogar dentro del fútbol. Al final, poderme rodear de jugadoras con talento –el Madrid también las tiene–, es muy importante para mí, para seguir creciendo y mejorando.

SN: Más diferencias. ¿Las féminas norteñas viven el fútbol de una forma distinta?, ¿más pasional, quizá?

L.R: Lo he notado mucho. Al final, no tanto por nosotras, quienes vivimos por y para el fútbol, nuestra vida, sino más por la afición, la gente y los medios… Los vascos sí que han apostado por el fútbol y las chicas. Es de agradecer. Tenemos a gente muy pendiente de nosotras en Zubieta.

SN: Debutó en Primera con el Madrid CFF y se ha asentado en la élite con la Real, que le ha dado todos los galones del mundo a la hora de poder defender y correr por el carril diestro.

L.R: Estoy súper agradecida de contar con minutos, de poder disfrutar de mis compañeras en el campo y, finalmente, de jugar al fútbol.

SN: Al tanto a sus números como futbolista txuri-urdin: siete titularidades, de ocho partidos posibles, ha estado presente en todos los encuentros y acumula 644 minutos.

L.R: No me imaginaba poder contar con tantos minutos.

SN: Valga la redundancia, sea ‘realista’…

L.R: No queda otra que seguir trabajando para seguir contando con esos minutos. Fui a un sitio diferente. La competencia es muy grande, y más en la Real. Está claro que no fui sabiendo que iba a jugar. Al final, me lo he tenido que currar. Gonzalo (Arconada) no regala nada.

SN: ¿A qué intenta jugar esta Real Sociedad?

L.R: Somos verticales. La Real siempre se ha reflejado en eso, en un equipo vertical que busca la portería rival, con jugadoras muy potentes arriba.

SN: Y hablando de jugadoras “potentes”. Nahikari, lesionada desde el pasado Real Sociedad-Betis Féminas. ¿Duele esa ausencia tan destacada?

L.R: Sí, se la echa de menos. Es nuestra capitana y una de las jugadoras más importantes de la plantilla. Evidentemente, el equipo la echa en falta porque es un pilar, pero al final, nosotras también tenemos a jugadoras que lo están haciendo bien arriba, aprovechando la oportunidad que ha dejado Nahikari.

SN: A la Real Sociedad, ¿le está faltando estabilidad y regularidad en esta Liga? Seguidos por dos derrotas, dos empates iniciales. Además, dos derrotas y un empate en los últimos cuatro encuentros.

L.R: No hemos tenido mucha continuidad, ni a la hora de conseguir victorias ni en el juego. Hemos pasado por partidos muy buenos y por partidos muy malos. Debemos intentar conseguir esa regularidad, en el juego, sobre todo; eso nos ayudará a volver a las victorias. Hemos de quedarnos con la victoria ante el Sevilla (1-2) para seguir en esa línea.

SN: ¿Qué objetivos le ‘vendió’ la Real Sociedad?, ¿los ‘compró’?

L.R: No me gusta poner objetivos… El año pasado, el equipo realizó una segunda vuelta muy y muy buena. La primera fue más irregular. Hay que buscar esa regularidad en Liga, competir todos los partidos y sumar los máximos puntos posibles. Tenemos equipo para quedar un poco más arriba en la clasificación. En definitiva, luchar por puestos altos de la tabla.

SN: A la carta de las Reinas Magas, ¿se le pide revertir la Copa de la pasada edición?

L.R: Por su puesto. Si es por pedir… ¡Ojalá! Fue algo muy ilusionante para el club y ojalá poder repetirlo.

SN: En el derbi vasco, ante el Athletic, las leonas les pasaron por encima. ¿Duele especialmente esa derrota?

L.R: Te iba a decir que es un partido más…

SN: Sabe bien que no es así.

L.R: No, no es un partido más. Perder en el Reale Arena contra el Athletic, pues fue un punto de inflexión porque fue nuestra primera derrota en Liga. Efectivamente, sí que dolió más que cualquier otro partido. Hay que coger esos fallos y saber cómo corregirlos, para que no vuelvan a pasar.

SN: Auge del nivel en Primera división femenina. De menos a más, a mucho más. ¿Cómo lo ve usted?

L.R: El auge es muy bueno. Con el apoyo de los medios, el de la gente y la mayor retransmisión que ahora tenemos, creo que nosotras lo vemos reflejado día a día. Cada temporada va a más. Estamos súper contentas de que cada vez se nos dé una mayor visibilidad, de tener mejores condiciones.

SN: ¿Considera que el fútbol femenino se ha ganado esa visibilidad de la que habla?

L.R: No se nos daba esa visibilidad porque la sociedad no aceptaba que una mujer pudiera jugar al fútbol. Nos merecemos esa oportunidad desde siempre. Se han empezado a dar esos pasos, los cuales se tendrían que haber dado mucho antes. Sabemos que merecemos esas oportunidades. Mejor tarde que nunca…

SN: En el sector femenino, ¿’Atleti’ y Barça están en un escalón superior?

L.R: Sí, están un pelín por encima del resto de los equipos. En los resultados se ve. Lo bonito de la Liga de este año es que está muy competida. Eso hace que los equipos apretemos más, mejoremos y que la diferencia cada vez sea menor.

SN: Volviendo a un tema más personal, ¿con ganas de volver a recibir la llamada de la selección española Absoluta?

L.R: Sí, ojalá. Estos días he estado súper contenta con la Absoluta Promesas. Volver a la selección (Absoluta) sería muy importante, pero estoy súper contenta con los pasos que estoy dando. Cuando se me brinde otra vez la oportunidad, pues habrá que aprovecharla al máximo. Lo importante para una futbolista es no estancarse y mejorar día a día: doy pasos hacia esa mejora personal. Ojalá esto no pare.

Huelga

SN: Este fin de semana, el fútbol femenino se detiene. Mójese: ¿es justa esa huelga femenina, camino a un fútbol feminista?

L.R: Sí, es una huelga justa. Llevábamos mucho tiempo detrás de ese convenio, para que se realizara. Ese convenio no llega. Al final, son cosas básicas, que merecemos como trabajadoras. Ahora no las tenemos. Si no se ponían de acuerdo, nosotras teníamos que hacer algo…

SN: Y vaya si lo han hecho. Paralizan la máxima división del fútbol femenino.

L.R: Nosotras no estábamos muy informadas de las cosas. Se reúne la Asociación de Futbolistas Españolas (AFE) y el sindicato nos va avisando, pero no es lo mismo: nosotras tenemos que tomar parte, decisiones sobre eso. Se trata de una huelga necesaria, la cual comparto. Tampoco pedimos cosas desorbitadas, sino cosas básicas para unas trabajadoras, quienes nos dedicamos a estos (fútbol) todos los días.

SN: Remuneraciones postmaternidad, vacaciones, un salario digno, etc.

L.R: Cosas muy básicas. Las merecemos. Se tienen que dar por el hecho de ser trabajadoras. Nosotras nos dedicamos a esto 24 horas al día y todos los días de la semana. Aunque no entrenemos, estamos haciendo cosas relacionadas con el fútbol, dando entrevistas, yendo a actos, etc.). No se nos reconoce todo el trabajo que hacemos, todas las horas que echamos. Ya no es solo el salario –no pedimos nada del otro mundo – sino otros aspectos, como la maternidad o la parcialidad, que cualquier trabajador merece.

SN: ¿Confía en que quién tenga que tomar cartas en el asunto lo haga?

L.R: Se hace la huelga para eso, para la que la sociedad vea que pasa, lo que pedimos. Que la gente que tenga que dar un paso al frente, lo dé. Todos hemos de sumar. Ojalá se llegue a un convenio: para nosotras no es agradable estar en huelga. Nos encanta jugar.

SN: ¿Y si no llega el convenio? ¿Y si la huelga se prolonga en demasía, le hará bien al fútbol femenino?

L.R: No nos lo hemos llegado a plantear porque confiamos en que se alcance un acuerdo lo antes posible. Entendemos que todas las partes quieren que ese convenio salga adelante. Si nos vemos en esa situación, pues decidiremos. Si hemos dado el paso de hacer huelga indefinida es porque va a ser así. Repito: pedimos cosas básicas. Entendemos a todas las partes, pero estas también nos han de entender a nosotras.

SN: ¿Sigue habiendo machismo en el fútbol español?

L.R: No creo que haya machismo solo en el fútbol español. La sociedad avanza y cada vez intenta ser menos desigualitaria, pero hay que seguir dando pasos. Queda mucho por avanzar. No nos podemos conformar con nada.

SN: Entonces, ¿qué le dice usted a José María García? ¿A balón parado, las mujeres llegan a poder ponerla en el corazón del área?

L.R: (Ríe) Me hace bastante gracia esa afirmación. Sinceramente, no ha visto ningún partido de fútbol femenino. Y si lo ha visto, lo habrá hecho en el siglo pasado, a principios. No es así. Es mentira. En definitiva, la sociedad ha de avanzar. No por ser mujer, no juego peor que un hombre. Esto va de personas que amamos un deporte, el fútbol. Si no le gustamos, que se abstenga de vernos; que nos deje seguir construyendo esto, algo muy potente y bonito.

SN: ¿Qué le falta al fútbol femenino español para avanzar, verbo que ha utilizado usted en muchas de sus afirmaciones?

L.R: Lo que más nos diferencia de las grandes ligas, que ya estamos dentro de ellas, es el nivel de medios y el nivel de visibilidad que tienen, por ejemplo, en Francia, donde solo se dedican a ello. Viven por y para ello. Aquí en España, solo unos pocos clubes pueden permitírselo. Muchas de nosotras (en España) nos estamos labrando el futuro para cuando el fútbol se nos acabe.

Comentarios...